Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1995/04/10 00:00

GATO POR LIEBRE?

Contradicciones e inconsistencias llevan a las autoridades a pensar que el hombre capturado por el asesinato en Andrés Carne de Res podria no ser el verdadero responsable.

GATO POR LIEBRE?

UN HOMBRE DE 26 AÑOS, vestido con una chaqueta de jean y camisa estampada, se encontraba sentado en la mesa 18. Eran las 11 de la noche del sábado 25 de marzo y 'La Tienda de Pedro', un exclusivo restaurante-bar de Bogotá, estaba lleno de gente. Dos personas, que se identificaron como integrantes del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía -CTI-, se acercaron a la mesa 18 y le dijeron al hombre que los acompañara porque no querían que se armara un escándalo. Cuando salieron del lugar, los investigadores le pidieron los documentos; él les contestó que no los tenía, pero de inmediato se identificó: "mi nombre es Robert Manuel Cadena Arenas y mi cédula -es la número 71.186.722". Los agentes del CTI confrontaron los datos y unos minutos después le notificaron que quedaba detenido bajo el cargo de ser el autor de la muerte del estudiante Carlos Caicedo Gutiérrez, ocurrida el 29 de enero en el restaurante Andrés Carne de Res. Cadena fue conducido a la Fiscalía 288 Delegada ante el CTI, donde reconoció su culpabilidad. En su declaración, de acuerdo con la Fiscalía, también dijo que había utilizado el nombre de Roberto Grajales -quien había sido señalado en un principio por las autoridades como el presunto asesino del estudiante- para que lo atendieran bien en los lugares que frecuentaba.
¿Pero cómo fue que el CTI decidió buscar a Cadena y no a Roberto Grajales, quien era el principal sospechoso del asesinato? Según fuentes oficiales, a mediados de febrero el DAS logró interceptar una llamada que Grajales hizo a esa entidad, en la que preguntó por los nombres de los detectives que iniciaron la investigación después del incidente ocurrido en Andrés Carne de Res. La comunicación se hizo desde un teléfono celular, que según los investigadores correspondía a el número 933332474. Este abonado es de propiedad de la mujer que acompañaba a Grajales la noche del crimen y quien también es propietaria de la pistola Pietro Beretta, calibre 6.35, utilizada por el homicida. SEMANA se abstiene de revelar el nombre de la mujer porque ella hace parte del Programa de Protección de Testigos de la Fiscalía.
Los investigadores establecieron, además, que desde esa línea habían salido 34 llamadas, una de las cuales resultó ser a una compañía de beeper de la que Grajales es usuario. El DAS y el CTI de la Fiscalía que por ese entonces trabajaban en llave en este caso -visitaron la empresa y encontraron que, en efecto, el código 7180 correspondía a Grajales. Este adquirió el servicio el pasado 27 de enero, es decir, un día antes del episodio en Andrés Carne de Res, se identificó con la cédula número 71.186.722 y dejó impresa su huella dactilar en la respectiva tarjeta. También dio como lugar de residencia la manzana 6 número 50-65 de Altos del Jardín en Cali.
Los detectives se llevaron los documentos y pocos días después vieron con sorpresa que las huellas dactilares no correspondían a Grajales sino a Robert Manuel Cadena Arenas, nacido el 18 de mayo de 1969 en Cisneros, Antioquia. Con esa información los agentes llegaron a la conclusión de que el caso del asesinato de Caicedo ahora sí estaba totalmente esclarecido y que en un tiempo récord habían logrado encontrar al responsable de un asesinato que conmovió a la sociedad bogotana. Sin embargo, dos semanas después, algunas autoridades y numerosas personas que presenciaron lo ocurrido en Andrés Carne de Res tienen serias dudas de que Cadena haya sido el verdadero asesino. SEMANA conoció que al menos seis de los testigos que presenciaron los hechos vieron la fotografía del detenido y coincidieron en afirmar que se trata de un impostor. Igualmente, algunos de los detectives que han participado en la investigación tienen serias dudas de que Cadena sea el homicida. Las razones son muchas y han surgido varias preguntas: Si el hombre que discutió con Caicedo y sus amigos tenía acento vallecaucano, ¿por qué ahora resultó ser un paisa? ¿Por qué razón el CTI hizo solo el operativo de la captura si existía plena coordinación con el DAS y las dos entidades estaban sobre la misma pista? ¿Es una fatal coincidencia que un día antes del crimen Grajales adquiriera el servicio de beeper y allí justamente se descubriera que el homicida era otra persona? Según los testigos, el hombre identificado como Roberto Grajales y quien supuestamente disparó desde el campero contra Caicedo, tenía el pelo largo y era robusto. Cadena, en cambio, tiene el pelo corto y es de mediana contextura.
Sin embargo estos interrogantes no son más que inquietudes porque hasta ahora Cadena, de acuerdo con las versiones de otros testigos, es el mismo hombre que discutió con Caicedo en el interior del restaurante y el que luego le disparó en el parqueadero. Para que las dudas se despejen totalmente en este caso, la Fiscalía tiene por delante la difícil tarea de lograr que los testigos que dicen que Cadena es un impostor continúen colaborando en el proceso, porque todos ellos han sido amenazados de muerte.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.