Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/19/1990 12:00:00 AM

GAVIRIA ES GAVIRIA

El precandidato pierde su virginidad en materia de galanismo por asegurar el apoyo de Carlos Holmes Trujillo.

Gran parte de la inmensa popularidad de la que goza Cesar Gaviria obedece a su imagen como heredero de los principios de Luis Carlos Galan. Y si tocara resumir en una expresión la bandera con la que la opinion publica asocia el nombre del asesinado caudillo, sería "la moralización de las costumbres políticas" .

Con el episodio de la alcaldia de Cali la semana pasada, una cosa quedo muy clara para todos los electores. Como afirma Ernesto Samper, "Gaviria es Gaviria y Galán es Galán". Lo que en plata blanca quiere decir que Cesar Gaviria podrá tener muchos atributos pero no necesariamente los mismos del fundador del Nuevo Liberalismo.

Esa, por lo menos, es la percepción que quedó a raiz de la carta enviada por Gaviria apoyando la candidatura de Jose Renan Trujillo a la alcaldia de Cali. La adhesión de Carlos Holmes Trujillo a las precandidaturas de Gaviria o Samper estaba supeditada a la posicion de estos frente a la aspiración de su hijo. Gaviria y Samper necesitaban desesperadamente los 100 mil votos de Holmes. El primero para neutralizar la imagen de estar perdiendo terreno que estaba produciendo el repunte de Duran. El segundo para demostrar que, contrario a lo que dicen todos los pronósticos, la elección no había quedado limitada a Duran y Gaviria.

Holmes, quien originalmente se habia alineado con Gaviria, comenzó a expresar su disgusto por la forma como el Nuevo Liberalismo del Valle estaba tratando la candidatura de su hijo. Como el actual candidato es hermano del actual alcalde y ambos son hijos del gran cacique, se presentaba la aspiración como un acto de pretensiones dinásticas inaceptable. En otras palabras, le echaban agua sucia no solo por clientelismo ordinario, si no por clientelismo familiar. Por esto entró en conversaciones con Ernesto Samper, para explorar las posibilidades de un cambio de bando.
Ante esta conjetura, Gaviria y Samper aspiraban a obtener el apoyo de Holmes sin tener que pagarlo en forma concreta y publica, metiendole el hombro a su hijo. Con terminología ambigua y diplomatica ambos lo sugerian, pero ninguno le ponia la firma.

Y las cosas no hicieron sino complicarse. Ante la presencia de dos candidaturas irreconciliables, la de Federico Rengifo con el respaldo de Gustavo Balcazar Monzon, y la de Jose Renan Trujillo con el apoyo de su padre Carlos Holmes, el Tribunal de Garantias del liberalismo declaró nulas ambas aspiraciones y para dirigir el conflicto de alguna forma presentable convocó a una asamblea municipal con delegados de las dos corrientes.
Trujillo, que evidentemente es el más popular y que desde el 12 de julio de 1989 habia pedido que la escogencia de candidato se hiciera por consulta popular, se margino de la asamblea y siguió adelante con su candidatura.
En estas condiciones, el Tribunal de Garantias declaro candidato oficial a Rengifo y con esa decisión se protocolizó la división liberal del Valle.

En estas circunstancias se volvio cada vez mas urgente para Holmes lograr el respaldo de algún precandidato presidencial para darle algun viso de legitimidad a la candidatura disidente de su hijo. Ni siquiera Ernesto Samper, para quien era un asunto de vida o muerte, se le midió a este reto.
Apoyar a Jose Renan implicaría no solo dejar atras la neutralidad sina desconocer las directrices del partido.
Por esto se limito a enviar al banquete de homenaje a Trujillo una carta llena de elogios pero sin cuestionar la legitimidad de la candidatura de Rengifo. Como el asunto era una subasta, la unica forma como Gaviria podia garantizar el respaldo de Holmes era mejorando la oferta. Y lo hizo dos días despues del homenaje con una carta a Trujillo en la que dice que es neutral ante las candidaturas a la alcaldía de Cali, pero desconoce la legitimidad de Rengifo criticando el fallo del Tribunal Nacional de Garantías.
Con esto se neutralizaron los rumores de deslizamientos de Holmes a Samper.

La decisión de Gaviria no está exenta de costos políticos. No solo significó una pelea con los galanistas del Valle que decidieron apoyar a Rengifo aunque lo siguen acompañando a el en la consulta popular, si no que le costó su virginidad en materia de galanismo. La impresion para la opinión publica es que para Gaviria si lo que esta en juego es la Presidencia de la Republica, el fín justifica los medios.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.