Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/2015 12:00:00 AM

“No soy un corrupto”: general Palomino

El director de la Policía se defendió de los señalamientos en su contra por probable enriquecimiento ilícito y su supuesta participación en la ‘Comunidad del anillo’.

“El país me conoce desde hace muchos años y sabe que no soy un corrupto”, sentenció el director Nacional de la Policía, general Rodolfo Palomino, como respuesta a las denuncias sobre el supuesto incremento injustificado de su patrimonio. Aseguró que todo lo que ha adquirido ha sido producto de su trabajo y no el resultado de ninguna componenda fuera de legalidad.
 
El oficial trata de convencer a la opinión pública de que los predios que adquirió en Fusagasugá y Sopó (Cundinamarca) a bajos precios, no encierran nada de irregular. Lo hizo a raíz de la columna de Daniel Coronell en la revista SEMANA, en la que señaló que el oficial le compró esos terrenos a uno de los oficiales supuestamente responsables de una red de prostitución que habría estado funcionando en el interior de la Policía.
 
Se trata del coronel (r) Jerson Jaír Castellanos. Aparentemente, él hacía parte de ese grupo, denominado la 'Comunidad del anillo’ y fue precisamente él quien le vendió uno de los lotes, en Fusagasugá, al general Palomino. Lo llamativo del caso es que el director de la Policía pagó solo 40 millones de pesos por un bien que hoy cuesta cientos de millones de pesos. Pero lo que Coronell registra con sorpresa es para el oficial sólo una suspicacia. Dice Palomino que no tuvo con ese oficial relación distinta a la compra-venta de ese lote.
 
Dijo en Radio Caracol que todo hace parte de un plan para desprestigiar la institución bajo su mando. Afirmó que la delincuencia nunca recibió tantos golpes de parte de la fuerza pública. Para él, deben ser evidentes para la ciudadanía la transparencia, la honestidad y el grado de compromiso con el que ha trabajado para afrontar los fenómenos de criminalidad de los que padecen los ciudadanos.
 
Además, trató de demostrar el interés que tiene en que las autoridades penales clarifiquen el asunto relacionado con la supuesta red de prostitución que tiene en el ojo del huracán a la Policía. Dijo que lo más grave es que no solamente él, también otros oficiales están siendo indagados por la existencia de la supuesta ‘Comunidad del anillo’, cuya única perjudicada es la institucionalidad.
 
Para él, es demasiado sospechoso que el coronel Reinaldo Gómez –quien lo denunció por un presunto acoso sexual– se haya acordado del acoso que le imputa sólo después de 17 años. Insistió en que se trata de una estrategia para ‘desgastar’ ese organismo, ante la forma como se han elevado los índices de seguridad.
 
Frente a los lotes adquiridos por él y el coronel Flavio Mesa –otro de los involucrados en el escándalo y que terminó pidiéndole al coronel Gómez que retirara la denuncia contra Palomino–, afirmó que simplemente fue una buena oportunidad de negocio que aprovecharon ellos y sus familias. Además, dice, otros oficiales hicieron esa misma inversión. Explicó que el tener estas propiedades no prueba en modo alguno un enriquecimiento ilícito.

Palomino dijo que los bienes que adquirió fue producto del dinero de sus cesantías, comisiones de servicio al exterior, sueldos y vacaciones. Lo dijo, al explicar de dónde había sacado los recursos para integrar una empresa de tractomula de la que es pequeño propietario.

Finalmente, negó estar detrás de los seguimientos de los que viene siendo objeto la periodista Vicky Dávila. Dijo que celebra que hechos como ese se denuncien y que siempre será el más interesado en velar por la seguridad y la integridad física de estos y los demás comunicadores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.