Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/14/2015 5:40:00 PM

¿Sacará el vicepresidente al ministro de Hacienda?

Germán Vargas Lleras se declaró “fatigado” con la indecisión del Ministerio de Hacienda. ¿Qué irá a pasar?

Cuando el vicepresidente de la República declara públicamente que está “fatigado” con uno de los ministros, ¿qué suerte le espera a ese funcionario? ¿Dará la pelea? ¿Pasará de agache? ¿Se irá del cargo?

Las preguntas vienen a cuento por la serie de trinos de Germán Vargas Lleras en contra de Mauricio Cárdenas, el hombre que maneja la plata del país y que, por ende, debe autorizar los desembolsos para hacer las obras.

Para el vicepresidente, las demoras en los giros son injustificadas y están afectado los avances del desarrollo de la infraestructura que se ha fijado el gobierno nacional: “¡Me cansé con el ministro!”, exclamó el vicepresidente, según informa el diario El Tiempo en su edición digital. Por eso, anunció que irá a resolver los problemas con el presidente Juan Manuel Santos.

En un acto público en Cúcuta, según recuenta el medio local La Opinión, "el vicepresidente Germán Vargas Lleras anunció que las cuatro mega-autopistas del plan de tercera ola que están aprobadas para Norte de Santander fueron radicadas ya en el Ministerio de Hacienda, para que allí se dé vía libre a la contratación de trabajadores. Vargas dijo que confía en que Ministerio de Hacienda diga si estas obras van o no, y así mismo le pidió al gobernador de Norte de Santander, Édgar Díaz Contreras, que se ponga al frente de la gestión de estas obras para que el ministerio emita el certificado de riesgo".

La situación genera una fractura en la cúpula del Gobierno porque Cárdenas argumenta que no gira la plata porque debe ser responsable. En días pasados, el ministro también tuvo que frenar en seco a los maestros que optaron por un paro nacional ante la imposibilidad de negociar con la ministra de Educación, Gina Parody.

Ella acudió a su colega de Trabajo, Lucho Garzón, y ambos buscaron a Cárdenas. Este fue enfático: “No podemos satisfacer a los maestros porque debemos ser responsables con las finanzas”.

Al final, educadores y Gobierno acordaron un aumento sensato y acorde con el dinero disponible. Pero, en este caso quien llega pidiendo plata no es la ministra de Educación, sino el vicepresidente en persona. De quien además se sabe que tiene aspiraciones para ser presidente. De hecho, en los círculos políticos se rumora que las diferencias entre Vargas Lleras (Cambio Radical) y Cárdenas (Conservador) van más allá del desembolso de los recursos, se cruzan con sus ambiciones políticas.

Por eso, la pregunta que queda gravitando en el ambiente político es de enorme trascendencia y sin respuesta por ahora: ¿Sacará el vicepresidente al ministro de Hacienda? En los trinos, el vicepresidente también se dirigió a Planeación Nacional. Estos son algunos de ellos:
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.