Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/7/2015 7:45:00 PM

Senado definirá si Vargas Lleras puede ser candidato presidencial

Armando Benedetti y Alexander López sorprenden con la propuesta de que el vicepresidente de la República no pueda presentarse a la siguiente elección presidencial.

Germán Vargas Lleras parece tener una agenda paralela a la de la realidad nacional. No lo trasnocha el proceso de paz con las FARC. No se pronuncia sobre la crisis de la justicia. No responde a los señalamientos del uribismo en su contra. Sólo le preocupa el asunto de las grandes obras de infraestructura del país.

A diferencia de su antecesor, que opinaba de cuanto tema estaba en la agenda, Vargas Lleras sólo se deja ver a diario inaugurando obras, firmando contratos o entregando casas. Quizás obedezca a una estrategia política que, sin duda, le viene dando réditos. Las encuestas y los sondeos de opinión lo disparan como uno de los funcionarios del Gobierno con mayor favorabilidad, incluso, superior a la del presidente Juan Manuel Santos.

Por eso, Vargas Lleras hace mucho tiempo está ajeno a lo que sucede en el Congreso, que fue su escenario natural durante casi 16 años como senador y los dos en los que ocupó la cartera del Interior. Pero en la noche de este martes, el vicepresidente probablemente tenga que trasnocharse por algo que sucede en el capitolio.

Este martes, sin quererlo, Vargas Lleras fue protagonista del quinto debate de la reforma al equilibrio de poderes. Primero, porque se cuestionó la decisión unilateral del Gobierno de cobijar a quien ocupe la Vicepresidencia de la república con el mismo fuero presidencial.

Para algunos congresistas, como Claudia López, eso es un exabrupto. Pues significaría que la conducta del vicepresidente slo podría ser investigada por el Congreso y tendría el privilegio de tener un juicio político, el cual ha sido exclusivo del presidente de la República.

Pero lo más inquietante para Vargas Lleras es que la Comisión Primera del Senado abrió la posibilidad de inhabilitar al vicepresidente para participar en la siguiente elección presidencial.

El senador de La U Armando Benedetti, quien precisamente no tiene a Vargas Lleras como su santo de devoción, aprovechó el debate sobre la eliminación de la reelección para intentar poner palos en la rueda a la eventual candidatura del actual vicepresidente.

De hecho, dijo que Vargas Lleras era “un pollo al que estaban engordando, perfumando, vistiendo bien, para las próximas elecciones”, refiriéndose a las funciones del actual vicepresidente, que tiene en sus manos la locomotora de infraestructura y de vivienda.

Para Benedetti, si el Gobierno está eliminando la reelección por considerarla un desequilibrio en los poderes del Estado, lo lógico es que el vicepresidente tampoco pueda participar en la elección presidencial. “Lo que quiero es que todos seamos iguales ante la ley, que todos tengan las mismas posibilidades, pero cuando se le entregan dos ministerios al vicepresidente, pues lo están poniendo en superioridad ante cualquier candidato”.

Alexánder López, del Polo Democrático, consideró que habilitar al vicepresidente de la República a participar en una elección, es lo mismo que mantener la reelección.

“Vargas Lleras está haciendo campaña abiertamente, inaugura obras, acompaña a los ministros a firmar contratos, está haciendo politiquería barata a lo largo y ancho del país y eso no es justo cuando los demás precandidatos presidenciales no tienen este tipo de gabelas. Aquí no se va a reelegir al presidente, pero lo que si se va a reelegir como presidente es al vicepresidente”.

Benedetti y López se unieron y presentaron una proposición que pretende establecer que “el vicepresidente de la República no podrá ser elegido presidente de la república, ni vicepresidente para el período inmediatamente siguiente”.

La propuesta, lógicamente, fue acogida casi que con júbilo por el Centro Democrático. Sus cuatro senadores la votarán favorablemente.

Esta discusión comenzó por el artículo que le impone la inhabilidad al vicepresidente de renunciar a su cargo un año antes de las elecciones. La misma inhabilidad que hoy cobija al procurador general, al fiscal, y a los magistrados de las altas cortes. Hernán Andrade, senador conservador, explica que hoy el vicepresidente no tiene ningún tipo de inhabilidad.

Ante la andanada contra el vicepresidente, los senadores de Cambio Radical hicieron una férrea defensa de la gestión de Vargas Lleras. El senador Carlos Fernando Motoa, además, dijo que el vicepresidente fue elegido con unas reglas de juego diferentes a las que ahora se pretenden imponer. Germán Varón, por su parte, calificó de ataques personales el intento de inhabilitar al funcionario.

Para el Gobierno, la propuesta de Benedetti y López es poco seria. Sin embargo, la animadversión que algunos dirigentes tienen contra el actual vicepresidente podrá ponerlo en aprietos.

Esta propuesta parte con 6 votos, el de Benedetti, el de López y los cuatro del Centro Democrático. Para ser aprobada necesita de la mayoría de diez votos. Las cuentas, en teoría, pueden favorecer a Vargas Lleras, si es que lo apoyan todos los de la Unidad Nacional. Lo cierto es que en la reforma al equilibrio de poderes empezó a prestarse para los más diversos intereses políticos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.