Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/3/2016 8:26:00 PM

“Es difícil que la gente acompañe el plebiscito”

Germán Varón asegura que Cambio Radical ha estado y estará con el proceso de paz, pero está al margen de la coalición del Pacto por la Paz.

Germán Varón es considerado por muchos el heredero de la curul que por casi 16 años tuvo Germán Vargas Lleras en el Senado. Cuando interviene en los debates se afirma que sus palabras transmiten, de algún modo, las posiciones del vicepresidente de la República.

Esta semana, Varón y su partido, Cambio Radical, fueron protagonistas durante el primer debate de la reforma a la ley de orden público. Las explicaciones que reclamó en torno a las zonas de ubicación para concentrar a los miembros de la guerrilla provocaron una confrontación con el Gobierno, concretamente con el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.

Aunque Cambio Radical terminó votando a favor del proyecto, las declaraciones de uno y otro lado aún dejaron heridas. Varón, en entrevista con Semana.com califica como un error por parte de Cristo aprobar proyectos relacionados con la paz sin explicarles el contenido a los colombianos. Asegura que con esa forma de hacer pedagogía la gente no saldrá a las calles a refrendar los acuerdos.

Semana.com: ¿Por qué el ministro Cristo asegura que Cambio Radical le tiene pereza a la paz?

Germán Varón: La afirmación carece de fundamento. Cambio Radical ha demostrado siempre acompañamiento y respaldo. Eso se evidencia en la votación de los proyectos de ley y actos legislativos que ha presentado el Gobierno para poder sacar adelante este proceso de paz. Particularmente lo he defendido desde mi curul, en los espacios de opinión. Cuando el ministro hace esa aseveración se equivoca. No pueden considerar que el pertenecer a la unidad nacional es una condición que obliga a votar sin preguntar.

Semana.com: Dijeron que las observaciones de Cambio Radical parecían ser del Centro Democrático, partido que no está con el proceso de paz…

G. V.: Esas inquietudes tienen que ver con los cuestionamientos que todos los colombianos se hacen acerca de lo que está pasando con el proceso. Nosotros lo acompañamos, lo respaldamos, pero no podemos evadir la responsabilidad que nos corresponde cuando alguien nos hace preguntas del proceso.

Semana.com: Se dijo que la ‘rebeldía’ de ustedes era porque desde el Ministerio del Interior se modificó la elección del personero de Bogotá. Es decir, por cuestiones burocráticas. ¿Qué responde?

G. V.: Ese debate es irrelevante. En la reforma a la ley de orden público que se hizo en el 2010, el entonces ministro Germán Vargas Lleras presentó una propuesta para eliminar las zonas de distensión y dicha propuesta le fue aprobada. El propósito de ese entonces era evitar que se volvieran a presentar circunstancias desafortunadas como las que habían sucedido en el Caguán. Lo mínimo, por coherencia, era que Cambio Radical explicara por qué votaría en contra a como lo hizo hace seis años.

Semana.com: ¿Y qué los llevó a votar en contravía de aquella propuesta de Vargas Lleras?

G. V.: La explicación obedece a que hay unas circunstancias totalmente diferentes a las del Caguán. No es una circunstancia ni medianamente parecida, por eso Cambio Radical votó a las dos principales modificaciones que se le introducen, que el presidente pueda determinar las zonas de ubicación y solicitar la suspensión de las órdenes de captura en cabeza de quien está al margen de la ley.

Semana.com: Pero ¿cuáles eran esas inquietudes que ‘molestaron’ al Gobierno?

G. V.: Se refieren a cuántas van a ser las zonas de concentración, cuál va a ser su extensión, cuáles son las condiciones de su prórroga, qué pasa si en esas zonas se comete un delito, ¿puede entrar la Policía judicial, puede entrar alguien a tomar una determinación, o es una zona donde cometido el delito no tiene ninguna consecuencia? ¿Cómo es el proceso de desarme? Al final, con votos de liberales, de conservadores, de la U y los Verdes, se aprobaron los criterios que se deben establecer previamente a la instalación de la zona de concentración por el Gobierno.

Semana.com: ¿Cree que hubo explicaciones por parte del Gobierno?

G. V.: Me parece una torpeza no explicarlas porque esas inquietudes son las que pueden en un momento dado orientar a la ciudadanía, por desconocimiento, a no acompañar un plebiscito, que es lo que en últimas nos importa. Deben establecer esas condiciones para darles claridad a los colombianos y generarles la confianza que les permita votar de manera positiva la refrendación de los acuerdos. Sin las explicaciones suficientes, por lo menos en lo que ha manifestado mucha gente, es difícil que la gente acompañe el plebiscito.

Semana.com: ¿Es cierto que los alcaldes andan muy temerosos de las zonas de concentración?

G. V.: Muchos colombianos, empezando por los mandatarios regionales, han manifestado esas inquietudes. Por ejemplo, en un municipio de una población pequeña, tener un gran número de personas concentradas, no sabemos si armadas o no, qué consecuencia puede generar para la convivencia pacífica.

Semana.com: Desde el Gobierno insisten en que Cambio Radical está sumando precedentes para salir de la Unidad Nacional…

G. V.: Es falso. La condición de pertenecer a la unidad nacional no nos impone la obligación de votar sin observaciones. El mejor ejemplo es este caso. Cualquier persona nos habría tachado de incoherentes si en el 2010 el ministro eliminó las zonas de despeje y seis años después votamos en contravía de esa decisión.

Semana.com: ¿Cómo ve la nueva coalición del Pacto por la Paz?

G. V.: Pretender que sólo los partidos que ellos consideran deben estar del lado de la paz es un error porque las estructuras políticas si bien representan a la sociedad, eso no implica dejar por fuera estamentos de sociedad civil que es importante que estén ahí.

Semana.com: ¿Le ve futuro al Pacto por la Paz?

G. V: Esa coalición nació fracturada en la medida en que el doctor David Barguil, como presidente del Partido Conservador, ya afirmó que estaba con la paz pero no en esa especie de Pacto por la paz. Y lo mismo Cambio Radical. Quedan el partido de La U y el Partido Liberal, que tiene un propósito loable, que es alcanzar la paz, pero me parece que habiendo una Unidad Nacional, el hecho de haber conformado ese pacto deja por fuera otros sectores.

Semana.com: ¿Cree que esta polémica obedece a una competencia entre precandidatos presidenciales, casos del ministro Cristo y el vicepresidente Germán Vargas Lleras?

G. V.: El ministro tiene derecho a postularse a lo que considere conveniente. Ese es un derecho que le asiste a cualquier colombiano. Pero el proceso de paz no puede estar impregnado de ese tipo de competencias porque terminan perturbándolo.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.