Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/05/04 17:43

Vuelve el glifosato, pero no para asperjarse desde avionetas

El Consejo Estupefacientes está de acuerdo con que los cultivos ilícitos vuelvan a ser fumigados con este herbicida, pero solo de forma terrestre.

Las siembras ilegales crecieron en el 2014 en al menos 10.000 hectáreas. Foto: Archivo particular

Un año después de que el Gobierno suspendió la aspersión aérea con glifosato en las zonas de cultivos ilícitos, luego de que la Organización Mundial de la Salud advirtió que este herbicida podría ser causa de cáncer, el Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE) dio su visto bueno para que los cultivos de coca y amapola vuelvan a ser fumigados con este químico.

Esa fue la principal conclusión de la sesión del CNE de este miércoles en Bogotá. La decisión, en la práctica, habilitaría a la Policía Antinarcóticos a utilizar el glifosato siempre que se aplique de forma terrestre, es decir, directamente sobre la hoja. La fumigación aérea seguirá suspendida.

La decisión de volver a fumigar con glifosato se plantea luego de la controversia generada por la suspensión de la aspersión aérea con glifosato, decisión muy criticada, sobre todo, por el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, que ha advertido que por decisiones “equivocadas” hoy  “Colombia está nadando en coca”, según ha repetido en numerosas ocasiones.

Más allá del debate, las cifras de Naciones Unidas, el propio Gobierno y Estados Unidos coinciden en señalar que el crecimiento de las áreas de cultivos ilícitos en el país. 

En el más reciente informe del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci), se señala que las siembras ilegales crecieron en el 2014 en al menos 10.000 hectáreas y que en promedio ese aumento estaría entre el 15 % y el 20 %, en comparación con el 2013, con lo que las plantaciones ilícitas pasaron de 48.000 a 58.000 hectáreas.

El CNE tiene asiento el Gobierno, representado en los ministerios de Justicia, Defensa, Salud, Educación y de Relaciones Exteriores, y autoridades como la Fiscalía, la Policía y la Procuraduría. El representante del Ministerio Público fue el único que se opuso a esta determinación. El año pasado, el entonces director de la Policía, Rodolfo Palomino, reclamó habilitar el uso de glifosato.

La fumigación terrestre comenzará, a manera de prueba, en Chocó y Nariño, y se estableció diseñar un plan de manejo ambiental. La propuesta deberá ser socializada en las comunidades, las directas afectadas por el posible uso de este químico. Se prevé que las nuevas fumigaciones terrestres se adelanten el próximo semestre y se sumen a la estrategia de erradicación manual de cultivos ilícitos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.