Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/12/31 08:49

El fenómeno de El Niño tiene el jaque al país

Las cifras evidencian que la situación es compleja y que el ahorro de agua es una necesidad urgente.

Gobierno ha despachado alrededor de 705.300.00 litros de agua. Foto: León Darío Peláez /SEMANA

Ahorrar agua y energía, es la consigna del Gobierno que está en alerta máxima por el incremento de la temporada de sequía que azota al país. Los pronósticos de las entidades encargadas del clima señalan que las lluvias sólo regresarán hasta marzo del 2016.

Y es que las cifras son el fiel reflejo de lo que está ocurriendo. Para el mes de diciembre, 300 municipios de los 1.102 que hay en el país reportaron desabastecimiento de agua. De estos, 139 ya superaron la emergencia y 111 siguen en monitoreo por problemas de escasez parcial.

Las estadísticas indican que en 26 departamentos existen problemas por la falta del vital líquido. Ante eso, el Ministerio de Vivienda estableció una serie de medidas para desincentivar el consumo excesivo de agua en los hogares. En 26 departamentos y sus municipios se están cobrando tarifas más altas en el servicio.

Esa medida no ha sido suficiente. En los reportes que tiene el Gobierno se estableció que, desde agosto del 2014 a la fecha, 1,2 millones de personas han sido sancionadas por excesos en el consumo.  

Otra de las preocupaciones tiene que ver con los bajos niveles de los ríos, entre ellos, los dos más importantes que atraviesan el país: el rio Magdalena y el Cauca.   

En el municipio de El Banco (Magdalena), los niveles del río tienden al descenso con valores mínimos históricos para el mes de diciembre. En la cuenca media y baja del río Cauca existe alerta naranja por los bajos niveles.

Para contrarrestar este fenómeno, el Gobierno cuenta con 656 planes de emergencia y contingencia que van desde la identificación de la acción inmediata hasta construcción de pozos.

El Gobierno ha destinado $824.369 millones para la ejecución de más de 176 proyectos para la reducción del impacto en la prestación del servicio de acueducto.

Por el desabastecimiento se han perforado 70  pozos que están en funcionamiento en departamentos como La Guajira, Cesar, Santa Marta, Casanare, Boyacá, Risaralda, Quindío.

También se han movilizado 424 carrotanques que han despachado alrededor de 705.300.00 litros de agua.  

El ministro de Vivienda Luis Felipe Henao dijo a Semana.com que los alcaldes y gobernadores deben contrarrestar las conexiones ilegales de agua además, “no se puede permitir que se use agua potable para hacer riegos, las empresa de servicios públicos deben ser más eficientes en la distribución, los alcaldes deben tener activados cuáles son las otras fuentes hídricas. Para las familias el mensaje es ahorrar”.  

En conclusión el país atraviesa por una verdadera emergencia que requiere, entre otras cosas, conciencia de ahorro de los colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.