Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/12/2016 5:23:00 PM

Gobierno y FARC alcanzan nuevo acuerdo de paz en La Habana

Las modifciaciones del nuevo texto surgido de la renegociación estarán disponibles este sábado. Álvaro Uribe pide que no tengan alcance definitivo hasta que sean estudiadas por los voceros del No.

El Gobierno y las FARC anunciaron este sábado desde La Habana que alcanzaron un nuevo acuerdo de paz que “integra cambios, precisiones y aportes de los más diversos sectores de la sociedad y que revisamos uno a uno".

Lo pactado incorpora modificaciones a partir de las propuestas que formularon los sectores que promovieron el No en el plebiscito del 2 de octubre, las cuales, según el comunicado conjunto, leído por diplomáticos de los países garantes del proceso de paz, podrán ser consultadas por los colombianos "al finalizar el día" en el sitio web www.mesadeconversaciones.com.co.

“Fue un esfuerzo genuino, leal, que nos permitió recopilar la totalidad de las iniciativas, ordenarlas, estudiarlas a fondo, luego de cerca de cien horas de intercambio directo de opiniones en un ejercicio constructivo, franco y democrático”, dijo Humberto de la Calle, el jefe negociador del gobierno. “Con humildad reconozco que este Acuerdo es mejor”, añadió.

Durante tres semanas de intensa renegociación, no exenta de momentos de tensión según ha dicho el presidente Juan Manuel Santos, las partes trabajaron para salvar el acuerdo original que suscribieron el 26 de septiembre en Cartagena, rechazado por un estrecho margen en las urnas.

"Estamos convencidos de que este documento señala caminos viables y posibles para acabar con tantas décadas de conflicto en Colombia", señaló de la Calle, quien destacó que "los ajustes y precisiones que hemos realizado no  sacrifican las convicciones que le dieron forma al primer Acuerdo".

El jefe negociador destacó lo que calificó como algunas “innovaciones” del nuevo acuerdo, relacionadas con algunos de los puntos más polémicos durante la campaña de cara al plebiscito. Subrayó que las FARC presentarán un inventario de bienes y activos destinados a reparar a las víctimas, que se atendió la mayoría de las propuestas sobre la Jurisdicción Especial para la Paz y se precisaron los mecanismos para la restricción efectiva de la libertad en el caso de los crímenes más graves.

Adicionalmente destacó que se eliminaron los magistrados extranjeros de la jurisdicción, se le estableció un plazo de duración y se desechó la idea de incorporar el acuerdo a la Constitución, varios de los caballitos de batalla de los promotores del No.

El nuevo acuerdo también define qué se entiende por enfoque de género, lo que desactiva otro de los grandes temores de grupos religiosos que apoyaron el No.

Por su parte, Iván Márquez, el jefe negociador de las FARC, dijo que la guerrilla hizo su "mayor esfuerzo por responder a los anhelos de paz" y que "al nuevo acuerdo el único camino que le queda es su implementación".

Durante la jornada, el presidente Santos estuvo llamando a varios promotores del No para presentarles los avances en La Habana y se reunió en Rionegro con Álvaro Uribe con ese mismo propósito.

En unas breves declaraciones tras el encuentro, el expresidente dijo que le pidió a Santos que los nuevos textos de La Habana no tengan alcance definitivo hasta que sean estudiados por los voceros del No y las víctimas.

“La integración total de los textos del nuevo Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera quedará disponible en próximos días”, señaló el comunicado conjunto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.