Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/27/2014 12:00:00 AM

Punkeros que golpearon brutalmente a un joven quedaron libres

La Fiscalía dejó vencer los términos para que les imputaran el delito de tentativa de homicidio agravado.

El pasado sábado varios medios se ocuparon de la historia de un joven que fue brutalmente golpeado por un grupo de punkeros en el sector de Chapinero en Bogotá.

Alejandro Vargas, de 22 años y novio de la sobrina del abogado de Jaime Granados, fue trasladado a una clínica y sometido a varias intervenciones quirúrgicas. Mientras eso ocurría, sus abogados hacían esfuerzos para que la Fiscalía le imputara a los agresores el delito de tentativa de homicidio agravado. 

Los jóvenes fueron detenidos, pero por causa de la tramitología judicial, pasó lo que muchos pensaron: que los violentos quedaron libres.

Pese a que la captura fue en flagrancia, el juez del caso indica que la Fiscalía dejó vencer las 36 horas legales para presentar a los dos jóvenes ante un juez de la República.

Se trata de un caso que desdibuja el accionar de la justicia ante un caso de intolerable agresión ciudadana. ¿Cómo fue la historia?

El pasado viernes, Vargas departía a las 9:00 p. m. en Chapinero con su novia, Ornella Suárez, cuando fue abordado por los dos punkeros. Estos fueron identificados por la Policía del CAI del sector como Daniel Nates y Nicolás Andrade Díaz. 

Antes de golpear a Vargas, habrían dicho “queremos ver sangre de gomelo”, según la novia del universitario.

Después de los golpes, el estudiante fue remitido a la clínica Marly. Debido a la gravedad de las múltiples fracturas en tu rostro, fue trasladado a la clínica Colombia y fue sometido a varias cirugías.  

Vargas no ha podido presentarse ante las autoridades a ratificar las denuncias por cuanto está siendo sometido a intervenciones quirúrgicas. En un primer momento, se pensó que los agresores podrían quedar en libertad ya que el fiscal 87 Seccional del turno URI, Óscar Marino, quien atendió la captura, pidió la presencia de la víctima para una posible conciliación.

Sin embargo, al final de la tarde la Fiscalía decidió imputarles cargos a estos jóvenes por tentativa de homicidio agravado. Pero pasaron las horas y, según el juez que atendió el caso, el ente investigador no los presentó ante un juzgado. Ahora estos dos jóvenes están libres.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.