Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/14/2015 10:00:00 PM

Grandes construcciones que se quedaron en planos

En Colombia muchos proyectos se quedan en planos por falta de recursos, voluntad política, entre otros motivos. Estos son algunos casos.

Las cifras de la construcción cada año en Colombia son más alentadoras, y cada vez juegan un papel más importante en la economía del país. Sin ir muy lejos, hacia el tercer trimestre de 2014, era el sector que más había crecido con un 12,7 por ciento. Sin embargo, esta fiebre constructora no puede ocultar que muchos proyectos se quedan en el papel, como meras ilusiones y que, como en el caso del metro de Bogotá, llevan más de 60 años generando expectativas.

Históricamente se han planteado varias obras de infraestructura y de renovación urbana para cambiarle la cara al país. Algunas de ellas se han expuesto a la opinión pública con impresionantes diseños y, últimamente, con renders muy detallados.

Pero por motivos de carácter político, económico, normativo, administrativo, ambiental, logístico o de negligencia, no todos salen adelante. SEMANA recogió algunos proyectos que no pasaron del papel, otros que se comenzaron a construir pero quedaron incompletos, y algunos que ahora tienen dificultades y trabas para terminarse. Este es, pues, el país en planos.


No rodó el balón
Estadio de Millonarios
Este sería uno de los escenarios deportivos más lujosos del país.


Estadio Millonarios: De la Carrera Cavanzo Lmtda y Diego Zorio

En 2001 se anunció con bombos y platillos que Deportivo Cali y Millonarios construirían sus propios estadios. El del equipo verde hoy es una realidad, pero el del azul quedó en veremos. La idea, en ambos casos, fue del Consorcio Gonanco Ltda. y Espinosa Fenwarth S. A. El escenario de Millonarios incluía 5.000 parqueaderos, suites de lujo, zonas húmedas y una capacidad para 60.000 espectadores. Estaría cerca del Portal de la 80. Se hizo una gran presentación en público del proyecto, sin embargo, poco después se desechó por la crisis económica que atravesaba el equipo.


El más alto de Suramérica
Edificio Mazuera
La obra que quiso ‘inmortalizarse’.


Mazuera: Archivo Esguerra Sáenz Urdaneta Samper & Cia

El constructor Fernando Mazuera Villegas decidió en 1971 levantar en Bogotá no solo el edificio más alto de Colombia sino de Sudamérica. Tendría 60 pisos y 60.000 metros cuadrados y estaría ubicado en el Centro Internacional. El propósito de Mazuera, quien fue alcalde de la ciudad, era ‘inmortalizar’ a su constructora con esta obra, pero imprevistos financieros echaron a pique la idea. El edificio habría ocupado el lote donde hoy queda la torre del Banco de Occidente en la carrera 13.

La obra más larga
El metro de Bogotá

El símbolo del plano eterno.

En 1942 se hizo el primer estudio del metro para Bogotá, cuando la ciudad tenía unos 380.000 habitantes y desde entonces este proyecto ha tenido casi ocho propuestas. Pero varias razones lo han pospuesto: el cambio de gobiernos, la falta de estudios y financiación,  las tragedias de Armero o el Eje Cafetero y hasta haber destinado la plata para un mundial de fútbol que no se hizo. El año pasado se presentaron los estudios finales para construirlo, lo que costaría 15 billones de pesos para ser entregado en 2021. Pero ahora ante el panorama fiscal muchos dudan si por fin será una realidad.

Metro 1982
Este es uno de los primeros diseños del metro, que se presentó durante la alcaldía de Hernando Durán Dussán.

Foto: Libro ‘transformación de Bogotá’


Metro ligero 2012

Surgió como otra opción al problema de la movilidad en Bogotá. Su ruta proyectada era desde el 20 de julio hasta la calle 193.

Metro ligero: Archivo particular


Metro 2014

Es uno de los últimos estudios que se han presentado sobre la obra. 

Metro 2014: Archivo particular


¡Muy caro!
Nuevo velódromo de Medellín

Su costo duplicaba el presupuesto inicial.

Velódromo de Medellín: INDER

 En 2012 se presentaron los planos y renders del nuevo velódromo de Medellín, un moderno escenario con techo, capacidad de 3.250 personas, y que estaba pensado para grandes eventos deportivos de carácter internacional. Todo iba muy bien hasta cuando las autoridades constataron, dos años después, que la obra no iba a costar 45.000 millones de pesos como estaba pensado al principio, sino 90.000. Desde entonces se piensa en alternativas más amables con el bolsillo.


Sin pista
Aeropuerto bicentenario

Nunca despegó el gran aeropuerto de la costa.

Aeropuerto: Archivo particular

A comienzos de 2011 la Aeronáutica Civil descartó una idea del sector privado que pretendía construir, entre Barranquilla y Cartagena, un gran aeropuerto para la costa que se llamaría Bicentenario y costaría 600.000 millones de pesos. El plan se eliminó, entre otras razones, porque implicaba cerrar los actuales terminales aéreos de esas ciudades. Santiago Castro, entonces director de la Aerocivil, dijo que no había muchas personas en esa región que desearan tal decisión y que además el Estado no tenía cómo invertir un peso.


El pasado en presente

Antes del siglo XX dos obras se quedaron en dibujo


Palacio Virrey: Servicio Histórico Militar-Madrid

Estos dos casos (Palacio Virreinal de santaféd y la Sociedad Filarmónica de Bogotá) demuestran que el problema proviene desde hace más tiempo de lo imaginado. Dice el arquitecto Mauricio Uribe que el Palacio Virreinal de Santafé (donde es hoy el Capitolio Nacional) en 1775 era un novedoso proyecto de estilo neoclásico. Nunca se construyó por falta de recursos de la Corona española. Y en 1848 la ciudad quiso realizar un lugar destinado para conciertos y bailes frente a la actual plaza de San Victorino que se llamaría la Sociedad Filarmónica de Bogotá. Al año siguiente se puso la primera piedra y así se quedó.


Lo que el viento se llevó

Torre de la escollera

Un vendaval acabó con el que sería el gran edificio del país.


Escollera: Archivo particular

Iba a ser el edificio más alto de Colombia: tendría 206 metros de altura, 14 más que la Torre Colpatria, el rascacielos emblema del país. Hacia 2006 su costo se calculaba en 20.000 millones de pesos. Un vendaval que azotó a Cartagena en 2007 desnudó algunos problemas estructurales de la Escollera, llamado así porque en el lugar quedaba una famosa discoteca con ese nombre. Después de muchos ires y venires, se decidió desmontar la obra.


Un homenaje al fundador

Monumento a Gonzalo Jiménez

El centro de Bogotá se quedó sin un monumento ecuestre.

Monumento: Archivo Museo de Arquitectura.

En 1948 se le quiso rendir un nuevo homenaje al fundador Gonzalo Jiménez de Quesada en Bogotá. Se pensó que en la Avenida Jiménez con carrera 3 quedaría muy bien un gran monumento y un complejo arquitectónico a su alrededor. Se hicieron planos y dibujos, nada más.


Obra fantasma
Centro administrativo de Quibdó

Iba a renovar a la capital del Chocó.


Alcaldía Quibdó: Concursos arquitectónicos SCA 1972  

Un incendio causó graves daños en Quibdó en 1966. Por tal motivo se promovieron varios proyectos de renovación urbana en la zona afectada. Uno de ellos era un moderno centro administrativo para albergar la Alcaldía y la Gobernación. Pero en ese momento el departamento enfrentaba problemas más graves, a raíz de la insuficiencia de servicios como el agua y la energía, y nunca se concretó una alianza política para sacar adelante la obra.

Edificio de papel
Alcaldía de Buenaventura

Este proyecto pretendía ser el orgullo del Pacífico colombiano.

Alcaldía Buenaventura: Anvaria Arquitectos Colombia 1977

En los años setenta, la Sociedad Colombiana de Arquitectos (SCA) convocó un concurso público para construir en Buenaventura una sede administrativa moderna y de ñapa ejecutar un gran malecón. Este diseño ganó en 1974, pero nunca pasó del papel y quedó para la posteridad como un casi más del país.


Ni de aquí ni de allá
Centro cultural binacional

Esta se vislumbraba como la gran obra de la frontera colombo-venezolana.

Centro Convenciones Binacional: Arquitecto Daniel Bermúdez

El proyecto de 2007 estaba compuesto por un centro de convenciones y un auditorio. Iba a estar ubicado en el municipio de Villa del Rosario, cerca de la casa de Francisco de Paula Santander. Además de ser un centro cultural  binacional, dada a su cercanía con la frontera con Venezuela, pretendía potenciar la renovación urbana en la zona. Finalmente no fue financiado en su totalidad y hubo cambios de prioridades sobre la marcha.

Espejismo urbano
Centro Cultural Español de Bogotá

Se suspendió por la crisis en la Península Ibérica.

Centro Español: AECID

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo propuso en 2006 construir un centro cultural español en Bogotá, en la carrera 3 con calle 19. El objetivo era fomentar el intercambio cultural con modernas salas de encuentro, aulas, una biblioteca, una mediateca y un auditorio. La obra iba a contar con una inversión de casi 15.000 millones de pesos, pero el gobierno español decidió dar marcha atrás por culpa de la crisis económica de 2012.

Vías cerradas

Programa de autopistas urbanas

Una solución de movilidad para Bogotá.

Autopistas Urbanas: Archivo particular.

La obra se propuso en 2010 para desarrollar una red vial de casi 170 kilómetros, con una inversión de 2.100 millones de dólares. El proyecto no ha podido salir adelante. Este cuenta con la renovación y desarrollo de 14 corredores viales, entre ellos el de la Avenida Boyacá, la NQS y el de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), que recibió hace poco un impulso del gobierno para terminar su primer tramo.


Adiós a la recreación
Parque Taykú de Santa Marta

Se hizo solo el 30 por ciento.

Taykú: Archivo particular

Taykú iba a ser en 2006 un moderno centro cultural y de recreación con zonas verdes, canchas, restaurantes, juegos mecánicos, para lo que había un presupuesto de casi 9.000 millones de pesos. Sin embargo, la ejecución del proyecto fue un auténtico calvario: antes de que se suspendiera del todo a finales de 2008 se interrumpió tres veces y se descubrieron fallos en la otorgación de licencias, problemas técnicos y de presupuesto. Se invirtieron aproximadamente 1.800 millones de pesos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.