Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/19/2013 12:00:00 AM

Grupo de mineros se toma aeropuerto de Quibdó

Cerca de mil mineros se tomaron la pista de la capital del departamento de Chocó. No Todos los vuelos cancelados.

Sobre las 12:30 de la tarde aproximadamente 1.000 mineros se tomaron las instalaciones del aeropuerto El Caraño de Quibdó. En la pista había un avión de la Fuerza Aérea con tres tripulantes que hasta hace pocos minutos aún se encontraban en el interior de la aeronave. Un coronel, una teniente y un auxiliar de vuelo fueron sacados en ambulancia por su alto grado de deshidratación.

Aún así todavía permanecen en pista una avioneta particular y un avión comercial de la empresa antioqueña ADA.

Las personas entraron con palos y carteles al terminal aéreo de Quibdó, tumbando la reja de entrada a la pista del aeropuerto.

Ante el inminente hecho, varios viajeros despavoridos corrieron buscando dónde esconderse. Dos aviones alcanzaron a despegar pero el resto de los vuelos siguen represados en la capital chocoana.

Algunos de los asistentes al foro Conexión Pacífico no pudieron abandonar la ciudad en sus respectivos vuelos, entre ellos se encuentran la exministra de Cultura Paula Moreno, los codirectores del Banco de la República, Carlos Gustavo Cano y Adolfo Meisel; la viceministra de Educación, el exministro Fernando Cepeda Ulloa y Alexander Micolta, presidente de la Cámara de Comercio de Buenaventura.


Tripulantes del avión de la Fuerza Aérea son transportados a la ambulancia.

Según reportes, en el momento de la toma el aeropuerto solo contaba con la vigilancia de 30 uniformados y no había personal del grupo antimotines.

El bloqueo comenzó cercano el mediodía y según cuenta la exministra Moreno, los mineros aseguran que no se retirarán de la pista aérea hasta que los ministros del gabinete Santos no vayan al lugar.

Los mineros entraron en paro, entre otras cosas, ya que según ellos el Gobierno no desea eliminar el decreto que ordena la destrucción de la maquinaria que supuestamente utilizan trabajadores ilegales.

El comercio en la capital chocoana está semiabierto y hay muy poca gasolina en la ciudad. Algunos aseguran que esta revuelta está infiltrada por personas que nada tienen que ver con el tema de las condiciones laborales de los mineros que actualmente se discuten con el gobierno.

El gobernador encargado de Chocó, Hugo Tovar, señaló a Semana.com que las autoridades departamentales se reunieron este viernes para clarificar la situación y que si bien “se respetan las movilizaciones sociales, en ningún momento se aceptan las vías de hecho” para la resolución de estos conflictos.

El mandatario seccional denunció la presencia de infiltrados en las protestas e indica que esa información se la han entregado los mismos voceros de los mineros, pero que esto está en investigación de la Policía y serán las autoridades las que tengan la última palabra.

En cuanto a la toma el aeropuerto El Caraño de la capital chocoana, Tovar señaló que mediante grabaciones de seguridad de la terminal aérea se identificarán y judicializarán a quienes hayan cometido cualquier tipo de acción vandálica contra las instalaciones.

Así mismo, se refirió a las millonarias pérdidas que sufre el comercio local por cuenta del paro, dado que los dueños de negocios han preferido mantener las puertas cerradas ante los hechos de orden público.

El gobernado espera que se manifieste pronto el apoyo del Gobierno Nacional con el envío de negociadores de alto nivel que permitan establecer un punto de acuerdo con los manifestantes para que retorne la normalidad a este rincón del país.


Los mineros ocupan la pista del aeropuerto El Caraño de Quibdó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.