Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/08/11 19:54

El primer ataque del frente disidente de las FARC

Después de un consejo de seguridad se determinó que el frente primero del grupo guerrillero cometió el atentado en El Retorno (Guaviare) este miércoles.

El primer ataque del frente disidente de las FARC Foto: @Chaparropinzon

El ataque del frente primero de las FARC en el municipio El Retorno (Guaviare) este miércoles pareciera dejar una sola conclusión: quieren mostrar poder y recordarle al país que son la estructura de esta guerrilla que está en contra del proceso de paz.

El atentado se produjo aproximadamente a las 6:30 p. m., después de que un hombre abandonó una motocicleta cerca de la Institución Educativa Latorre Gómez. La motobomba detonó y dejó heridos a dos auxiliares de Policía, dos civiles y un niño de un año y medio.

Aunque al principio no se sabía quiénes eran los responsables del ataque, este jueves –después de un Consejo de Seguridad- la Policía, el Ejército y la administración de El Retorno confirmaron que se trataría de disidentes del frente primero de las FARC que opera en la zona.

Le recomendamos: Defensoría pide “reacción contundente” contra autores de motobomba en Guaviare

Este es el primer atentado que comete esta estructura después de declararse, el pasado 10 de junio, en contra de los diálogos que se desarrollan en La Habana.

“Hemos decidido no desmovilizarnos, continuaremos la lucha por la toma del poder por el pueblo y para el pueblo. Independientemente de la decisión que tomen el resto de integrantes de la organización guerrillera. Respetamos la decisión de quienes desistan de la lucha armada, dejen las armas y se reincorporen a la vida civil, no los consideramos nuestros enemigos”, decía el documento.

Por más que el estado mayor central y el secretariado de las FARC advirtieron a esta disidencia que están en la obligación de cumplir las órdenes y alinearse con el proceso de paz para no ser expulsados del grupo, esta estructura parece seguir firme en lo que anunciaron.

Le puede interesar: La dura advertencia de las FARC al frente primero

Pero por más poder que quiera mostrar esta disidencia, las autoridades prometieron tener mano dura con los presuntos guerrilleros que cometieron el atentado. "Se reforzarán las medidas de control territorial por parte de la fuerza pública, al igual que las acciones de inteligencia para determinar los responsables de tan despreciable acto", manifestó el alcalde del municipio, Óscar Ospina.

Para capturar a los responsables la administración ofreció una recompensa de 10 millones de pesos por alguna información que conduzca a las capturas.

Esto no es todo. Como parte del inconformismo por lo que ocurre, el próximo martes 16 de agosto a las 10:00 a. m., la comunidad marchará desde la estatua del Colono hasta la institución Educativa Latorre Gómez como rechazo a la violencia.

Así es la estructura que se rehúsa a dejar las armas

El frente primero es uno de los siete ‘frentes madre’ que tiene las FARC. De acuerdo con lo que le explicó Ariel Ávila a Semana.com, esta estructura, que se mueve entre Vaupés, Guaviare y Guanía, es una de las encargadas de reclutar, preparar y enviar tropas a las demás divisiones de la organización.

Milton de Jesús Toncel Redondo, ‘Joaquín Gómez’, uno de los negociadores de esa guerrilla en La Habana, es uno de los nombres más visibles que pasaron por esa estructura armada. Sin embargo, el frente ‘Armando Ríos’ saltó a la picota el 2 de julio del 2008, durante la Operación Jaque.

Ese día cayó el llamado carcelero de las FARC, Gerardo Antonio Aguilar, alias ‘César’, precisamente el comandante de esa estructura guerrillera. Se trata de uno de los hombres que pasaron a la historia como secuestradores de Íngrid Betancourt y se encuentra purgando una pena en Estados Unidos por el delito de tráfico de drogas, desde el 16 de julio del 2009.

Tras ese duro golpe, se sabe que Marco Fidel Suárez Cristiano, alias ‘Kokorico’ asumió la comandancia. Aunque no hay certeza del número de militantes que pueda tener la estructura, se sabe que hay un acentuado componente indígena.

Como ya lo había advertido la Fundación Paz y Reconciliación, los frentes primero, 16 y 57 son los que se encuentran en mayor riesgo de posible disidencia. ¿La razón? Las economías ilegales.

Según fuentes consultadas por Semana.com, los principales ingresos de esa división de las FARC provienen de la explotación ilegal de coltán (raro mineral de uso intensivo en aparatos tecnológicos como celulares) y de oro.

Aunque el tema no es abordado en el comunicado, de acuerdo con lo que explicaron varios analistas a este portal, la fuerte relación de esta estructura con la explotación minera irregular puede ser uno de los tantos motivos que los llevaron a tomar la decisión. “La transacción que está logrando las FARC en La Habana es de violencia y rentas, por política. Este es un frente que tiene rentas, pero que no ejerce la violencia y no tiene futuro político”, explicó Jorge Restrepo, director del Cerac.

En ese sentido, cabe resaltar que el frente ‘Armando Ríos’ no se destaca por ser uno de los más fuertes o de mayor incidencia. Incluso, desde la tregua que declaró el Secretariado de las FARC el 20 de julio del 2015, esta fue una de las estructuras que cumplió el cese unilateral del fuego.

Puede Leer: Así es el frente de las FARC que se rehúsa a dejar las armas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.