Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/11/27 13:00

Así fue el cara a cara de Peñalosa y Petro

Los alcaldes electo y saliente se reunieron por primera vez para hacer el empalme. Dedicaron más tiempo a asuntos diferentes al metro.

Gustavo Petro y Enrique Peñalosa se reunieron una hora y diez minutos. Foto: Alcaldía

Montado en su bicicleta todoterreno regresó después de 15 años Enrique Peñalosa al Palacio Liévano. En la sede de la Alcaldía lo esperaban Gustavo Petro y un grupo de asesores para ponerle punto final al proceso de empalme que se había iniciado tres semanas atrás. Era el primer encuentro de dos férreos contradictores.  

Tras las elecciones muchos se cuestionaron por qué Peñalosa y Petro no se habían reunido. Luego de los comicios del 25 de octubre, Peñalosa casi de inmediato se reunió con el presidente Juan Manuel Santos y con el vicepresidente Germán Vargas Lleras, así como con el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas. Con todos habló de Bogotá.

Lo cierto es que la cita postergada por varias semanas se pudo cumplir este viernes, un cara a cara esperado no sólo porque en juego estaba el proceso de empalme, también porque los dos querían conocer de viva voz algunos de los proyectos en los que han polemizado en redes sociales, uno de ellos, el metro de Bogotá.  

La reunión a puerta cerrada fue entre pesos pesados. Al alcalde lo acompañó por unos instantes la secretaria general, Martha Lucía Zamora, quien lideró el proceso de empalme en el Distrito. Peñalosa llegó con quien se convirtió en el principal alfil en campaña, el senador Carlos Fernando Galán (Cambio Radical), y Emilio José Archila, coordinador del proceso de empalme.

Un frío apretón de manos, según testigos, dio inicio al encuentro que duró una hora y diez minutos y que se desarrolló de forma cordial y sin mayores controversias. El propio Peñalosa aseguró que tanto él como Petro viven en una democracia por lo que lo lógico es que la reunión transcurriera sin contratiempos. “Tenemos diferencias importantes, pero tenemos una relación respetuosa y cordial”, dijo.

Petro ofreció café y galletas a la visita. Entre los temas fuertes estuvieron la Línea 123 y los inconvenientes del relleno Doña Juana, sin embargo, el tema que separa con mayor profundidad a ambos, el metro, apenas fue abordado. Entre otras porque las posiciones ya se conocen. Como se sabe, Peñalosa está dispuesto a cambiar los estudios que se adelantaron en la actual administración.

A la salida de la reunión y ante la insistencia de los periodistas sobre el metro, Peñalosa dejó clara la posición que ha mantenido desde la campaña: “Tenemos un mandato para buscar que esos recursos se mantengan y se logre el mejor impacto para la movilidad y la calidad de vida de los bogotanos”, dijo.  

Se sabe que tanto Petro como Peñalosa oyeron sus propuestas y no hubo espacio para las interrupciones. La reunión terminó con otro apretón de manos y con las diferencias latentes. La llamada 'Bogotá Humana' terminará el próximo 31 de diciembre y comenzará la era Peñalosa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.