Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/2013 12:00:00 AM

El camino que transitó Petro para evitar su destitución

El alcalde de Bogotá interpuso varios recursos jurídicos para que no fuera destituido por la Procuraduría. Espera otros.

Durante los meses en que el alcalde de Bogotá Gustavo Petro fue investigado por la Procuraduría General, el destituido mandatario interpuso varios mecanismos jurídicos para mantenerse en el cargo. Acá una cronología de los recursos.  

La historia de esta sanción inició el 21 de junio de este año cuando la Procuraduría formuló el pliego de cargos en contra del alcalde. Ese día aseguró que hubo una por falta gravísima a título de dolo por las irregularidades en la implementación del nuevo esquema de basuras de la capital. Para el Ministerio Público se evidenció la improvisación en la contratación y en el manejo de los residuos sólidos.

Ante esta decisión Petro interpuso un recurso de reposición en el mes de agosto del 2013.  Argumentó que no existía razón alguna para que el Procurador lo juzgara disciplinariamente por el tema de las basuras en Bogotá. Dicho recurso fue confirmado 31 de septiembre. La Sala Disciplinaria no encontró méritos suficientes para echar abajo el pliego.
 
Posterior a eso Petro solicitó como pruebas diez testimonios, entre los que se destacan los de varios asesores de su más entera confianza, así como técnicos e ingenieros, los cuales, según Petro, darían fe de que todo el modelo de recolección de basuras estuvo acorde a la normatividad y no existió improvisación. Al final de la práctica de pruebas se recolectaron más de  5.000 folios, 13 cuadernos y 17 CD y DVD.

El pasado 6 de noviembre Petro presentó sus alegatos finales, es decir, los argumentos en los cuales señalaba que la Procuraduría estaba incurriendo en un error. Dichos argumentos contenían cerca de 300 folios.

Ninguno de estos elementos pudo frenar la inminente destitución del mandatario capitalino por 15 años. Para la Procuraduría fue claro que existió por parte de Petro "falta de planeación y un presunto detrimento patrimonial por la cancelación de los contratos a los operadores privados de recolección de basuras y la contratación de volquetas para el esquema de recolección de desechos diseñados por la Administración Distrital”, según el fallo.

Demanda ante la CIDH

Para el alcalde Petro la decisión de la Procuraduría no es la última palabra. Tras conocer el fallo el mandatario y sus abogados anunciaron que interpondrán la que se considera puede ser su última jugada: demandar al Estado en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La tesis principal de la demanda es que Petro “ha sido perseguido y se le han violado sus derechos políticos”. El alcalde mayor considera que sus derechos están en peligro ante las decisiones sancionatorias “todopoderosas” que por Constitución y ley están a la mano de la Procuraduría. Petro insiste en que la investigación en la cual podría ser sancionado es política, ya que no cometió irregularidades al cambiar el esquema de recolección de basuras de la capital.

Analistas han dicho que este tipo de recursos en organismos internacionales podrían demorar entre cinco y diez años, tiempo muy largo y con lo cual Petro quedaría por varios años a la espera de una respuesta.

Tutela ante la Corte Constitucional


Otra de las acciones para evitar la destitución e inhabilidad las interpusieron realizaron simpatizantes del alcalde. Ellos interpusieron ante la Corte Constitucional una demanda contra el Código Disciplinario Único, que es el mecanismo utilizado por el Procurador General para sancionar disciplinariamente a funcionarios elegidos popularmente.

La demanda fue aceptada por el magistrado Mauricio González Cuervo quien aseguró que esta cumple con todos los requisitos para ser estudiada por el alto tribunal. En caso de fallar a favor de los tutelantes el procurador no podría destituir a ningún funcionario público a menos de que se compruebe una falta gravísima en su contra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.