Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/10/2014 12:00:00 AM

El día ‘D’ para el alcalde Gustavo Petro

Los progresistas convocaron a una movilización masiva en la capital este viernes. Así está el panorama.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, no para de convocar a movilizaciones en contra del fallo de la Procuraduría que lo destituyó e inhabilitó por 15 años. “Como alcalde mayor de Bogotá convoco a todas y todos los demócratas de Colombia a manifestarse en las plazas públicas este 10 de enero”, escribió recientemente en su perfil de Twitter.

Petro aprovechará la convocatoria para invitar a los ciudadanos a que lo apoyen el próximo dos de marzo en las urnas, donde los bogotanos decidirán si deberá o no continuar en el Palacio Liévano.

Hasta el momento, los organizadores de la movilización afirman que se espera la participación de más de 150.000 personas en la Plaza de Bolívar y alrededor de la misma.

Las movilizaciones han sido criticadas fuertemente por organismos de control y por algunos concejales. Primero, el personero de Bogotá, Ricardo Cañon, insistió en que los empleados del Distrito tenían prohibido usar su cargo para presionar a particulares o subalternos a respaldar causas ajenas a sus funciones, o tomar indebidamente oficinas públicas.

Por otro lado, después de los cientos de personas que han llegado de otras regiones del país para participar en las marchas, algunos concejales como María Victoria Vargas hablaron públicamente sobre su preocupación de la financiación de las movilizaciones. Los organizadores y participantes aseguran que todo es por colecta.

José Cuesta, uno de los organizadores, asegura que el viaje de los que lleguen de fuera de Bogotá será financiado por donaciones de las mismas personas y otros recursos de quienes apoyan a Petro.

Desde este jueves se empieza a ver gente conglomerada en la plaza. Grupos de estudiantes, empleados del Distrito, entre otros, rondan el sector para sentar sus voces de protesta y hablar sobre lo que esperan que suceda mañana. Por su parte, las casetas del M-19 siguen incrustadas desde 13 de diciembre en la plaza, y desde el miércoles volvieron a quedarse en carpas algunos manifestantes.

Este viernes será un día de prueba, pues el mandatario confirmará si los bogotanos seguirán movilizándose para apoyarlo en su causa. Por el momento, se espera que la concentración en la Plaza sea alrededor de las 5:00 p. m. y que Gustavo Petro hable sobre las 7:00 p. m.

Camilo Cabana, subcomandante de la Policía Metropolitana, advirtió que 3.500 hombres estarán acompañando la marcha y que habrá un plan de contingencia que se ejecutará según se desarrolle la misma.

Bajo el mismo escenario, este jueves, el Gobierno Nacional, a través de la Cancillería, deberá entregar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la información sobre el proceso del alcalde y su posición frente a las medidas cautelares que pidió contra el Estado colombiano tras la destitución e inhabilidad del mandatario capitalino, en una polémica decisión del procurador general, Alejandro Ordóñez.

Mientras tanto, la Fiscalía investiga la denuncia del exmilitante del M-19 Otty Patiño, sobre un presunto “complot entre oscuros poderes” con las basuras, lo que llevó a la destitución de Petro.

Otty Patiño acudió el pasado martes a la Fiscalía para ratificar que, según él, en la reunión que sostuvo con Francisco Santos y su amigo Rodrigo Rojas el pasado 14 de noviembre, Santos informó como un hecho cierto que Petro iba a ser destituido y que él tenía intereses por disputar la Alcaldía de Bogotá en unas elecciones atípicas, para ello, le pidió a Rodrigo Rojas que le ayudara con el aval de la Alianza Social Indígena.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.