Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/07/09 18:19

Vargas Lleras vs Petro: el primer round de cara a 2018

El vicepresidente y el exalcalde de Bogotá tuvieron un duro cruce por la construcción de vivienda en Bogotá. ¿Comenzó la batalla por la presidencial?

Vargas Lleras vs Petro: el primer round de cara a 2018 Foto: Archivo SEMANA

Germán Vargas Lleras tuvo que esperar casi tres años para poder soltar una frase que seguramente tenía atragantada hace tiempo. “Gustavo Petro ni hizo, ni dejó hacer”, dijo con contundencia el vicepresidente sobre el exalcalde de Bogotá.

A falta de dos años para una nueva elección presidencial, el encontronazo puede ser el primer capítulo de la batalla por un lugar en la Casa de Nariño.

El pronunciamiento tiene que ver con el desarrollo de un complejo habitacional Campo Verde que estaría ubicado en el sur de Bogotá. Para Gustavo Petro el proyecto de vivienda es inviable por su ubicación y por los riesgos de inundación que puede suponer el desarrollo.

Como es usual, Petro utilizó la fuerza que tiene en Twitter para amplificar sus postulados sobre los temas coyunturales de la capital. “Con visita de Vargas Lleras, Peñalosa anuncia construcción en Campo Verde donde la justicia lo prohibió por riesgo”, escribió el ahora opositor número uno de la Administración Peñalosa.

Vargas Lleras recogió el guante y también utilizó Twitter para responder. El funcionario señaló que sería un error garrafal detener la construcción de vivienda de interés social en Bogotá. De acuerdo con el vicepresidente, detener el proyecto Campo Verde “sería paralizar la construcción de 6.200 viviendas”. El vicepresidente insistió en que esto “afectaría en mayor medida a familias de escasos recursos”.

Durante el lanzamiento del proyecto, Vargas Lleras indicó enfáticamente que, “de manera que ahora venga a paralizar el desarrollo de la construcción de estas viviendas, que le permitirán a bogotanos de un salario mínimo poder comprar su casita pagando tan solo 180.000 pesos es algo fuera de lo común, un debate político innecesario”.

La discrepancia entre el desarrollo y los conflictos medioambientales con el entorno en las urbes es, acaso, el retrato de las dos tesis políticas. Durante la alcaldía anterior, los dirigentes mantuvieron una prudente distancia, por las visiones disimiles en obras de infraestructura.

Parten como favoritos

Sumado a la polémica por las viviendas en Bogotá, recientemente, la encuesta Colombia Opina consultó la opinión de 1.000 colombianos en 26 municipios, sobre quién sería la persona que mejor desarrollaría los acuerdos como presidente de la República.

A la pregunta “¿Quién cree que puede ser el presidente que mejor desarrolle los acuerdos de cara al futuro?, el 30 % de los consultados respondió “no sabe”; el 14 %, Germán Vargas Lleras, mismo porcentaje que consideró a Gustavo Petro, siendo estos dos dirigentes los que, de momento, tienen mayor aceptación de cara al posconflicto.

El vicepresidente Vargas Lleras está hace mucho en la lista de presidenciables. Aunque hace parte del Gobierno, sus posturas históricas frente al proceso de paz, y a las FARC, han sido particularmente críticas.

Como senador fue quien denunció los excesos del Caguán, y recientemente, su pronunciamiento frente al acuerdo del cese al fuego se limitó a la frase “ojalá cumplan”, refiriéndose a la guerrilla.

Mientras el exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro, es de izquierda, fue militante del M-19 y se le considera el primer exguerrillero en haber sido elegido al segundo cargo más importante de elección popular.

Su paso por la administración capitalina estuvo lleno de luces y sombras, y se marchó con bajos índices de popularidad en la ciudad, aunque en el resto del país goza de imagen más favorable.

En su edición impresa, SEMANA señaló que no deja de ser particular que estos dos políticos tan opuestos sean los que lideren este sondeo, circunstancia que demuestra el nivel de polarización que el proceso de paz ha generado en el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.