Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/9/1998 12:00:00 AM

HABEMUS ANTISERPA

La última encuesta de 'CM&', SEMANA y 'Radionet' confirma que la opinión de los votantes se está volcando más por las fórmulas de partido que por las independientes.

Los colombianos suelen confundirse con las encuestas de opinión pública en época electoral. Con mucha frecuencia, las cifras de las encuestas publicadas por los distintos medios de comunicación difieren unas de otras. Y la principal razón de este fenómeno es la muestra. Con frecuencia, los investigadores concentran sus encuestas en las ciudades grandes o intermedias, dado lo costoso que resulta encuestar los municipios pequeños. Este, sin embargo, es un sector que conforma el 30 por ciento de la población electoral del país. Por eso SEMANA, CM& y Radionet decidieron unirse y contratar a Gallup Colombia para hacer la encuesta electoral más extensa que se haya hecho en los últimos cuatro años en Colombia, con una muestra distribuida en 48 municipios, incluidos varios con población inferior a los 20.000 habitantes. Los resultados fueron una sorpresa.
Como en todas las encuestas, Serpa gana. Pero hay una cosa que sorprende con respecto a los candidatos que le siguen: a medida que se sondean poblaciones pequeñas, Harold Bedoya pierde fuerza y Andrés Pastrana la gana. En cambio, en las grandes ciudades Bedoya lo derrota claramente. En segunda vuelta, cuando se enfrentan Bedoya y Pastrana en las cuatro principales ciudades el general derrota a Pastrana 47 contra 23. Por el contrario, en ciudades de menos de 20.000 habitantes Pastrana barre a Bedoya 51 contra 18. En otras palabras, al comparar a estos dos candidatos, Bedoya es un fenómeno urbano y Pastrana un monstruo electoral a nivel rural. Si del estudio contratado por SEMANA, CM& y Radionet se excluyen los municipios de menos de 20.000 habitantes, la primera vuelta da los siguientes resultados: Serpa 37 por ciento, Pastrana 16 por ciento y Bedoya 15. Esto implica un empate técnico entre Pastrana y Bedoya, que equivale a lo que mostraron las encuestas publicadas en otros medios la semana pasada. Pero ignorar un 30 por ciento del electorado es un error.
El sondeo generó sorpresas en la primera vuelta electoral. La primera es que tanto Horacio Serpa como Andrés Pastrana han ganado terreno, pero todo parece indicar que el principal ganador del match de comienzos de año es Pastrana. Si bien hasta hace poco el delfín conservador formaba parte del pelotón de aspirantes a ocupar la camiseta del antiSerpa, hoy parece haberse alejado del lote. Si se miran los resultados de primera vuelta, claramente Serpa va a la delantera con un 35 por ciento, pero empieza a verse perseguido de cerca por Pastrana con el 20 por ciento de intención de voto. A una distancia considerable están Bedoya, Valdivieso y Noemí, quienes están técnicamente empatados, debido al margen de error del 2,7 por ciento. Tanto Bedoya como Noemí han mantenido sus posiciones, mientras que Valdivieso ha experimentado cierto descenso, especialmente si se considera que hace un año era el líder indiscutible en todas las encuestas. Y en política, una tendencia a la baja es difícil de reversar.En cuanto a la segunda vuelta, el avance de Pastrana también es notorio. Por primera vez desde hace cuatro años una encuesta muestra que Pastrana es el candidato con mejores oportunidades de enfrentar al aún imbatible ex ministro del Interior en la segunda vuelta. Con un 35 por ciento frente al 45 de Serpa, supera a Bedoya, a Noemí y a Valdivieso como contendor del candidato liberal. Esto pareciera indicar que la opinión pública, aunque declaradamente independiente en su mayoría, ve a Pastrana como una alternativa que está en mejores condiciones de enfrentar a Serpa, por ser más cercano al país político y contar con apoyo de maquinaria. En otras palabras, la opinión se siente incapaz de derrotar sola a Horacio Serpa y está pensando en aliarse con la maquinaria de Pastrana para darle la pelea al gigante liberal.

¿Que va a pasaren la segunda vuelta?
A pesar de que las encuestas marcan claros favoritismos para la segunda vuelta, la historia no es tan sencilla. En este momento Serpa obtiene cerca del 45 por ciento de los votos y su mejor contendor, que es Pastrana, un 35 por ciento. Si se suman estos totales, el resultado final es de un 80 por ciento de la opinión que ya está decidida, entre serpistas y antiserpistas. Esto deja por fuera un 20 por ciento de votantes que son, en últimas, los que van a definir la elección. ¿Qué piensan estos electores? La mayoría dicen estar indecisos. Otros aseguran que van a votar en blanco o que se van a abstener, a pesar de que todos ellos ya han manifestado anteriormente que piensan votar. SEMANA, CM& y Radionet decidieron hacer un experimento con este 20 por ciento de electores indecisos. Como se niegan a tomar partido a estas alturas, se decidió preguntarles: "¿Cuál de los candidatos definitivamente no quisiera usted que llegara a la presidencia?". La respuesta también fue una sorpresa: Horacio Serpa 68 por ciento, Andrés Pastrana 45 por ciento, Antanas Mockus 25 por ciento, Noemí Sanín 19 por ciento, Harold Bedoya 15 por ciento, y Valdivieso 13 por ciento. Esto quiere decir que un 68 por ciento de los 'indecisos' es antiserpista. Ello se traduciría en 13 puntos potenciales de antiserpismo.
Si Pastrana tiene 35 puntos en segunda vuelta contra Serpa, y se le suman otros 13 potenciales contra Serpa, eso quiere decir que está en capacidad de alcanzar un 48 por ciento del electorado. Por su parte, Serpa tiene 45 por ciento de la opinión en segunda vuelta, y el sentimiento antiPastrana le daría automáticamente un 9 por ciento más. Esto quiere decir que Horacio Serpa ya tiene potencialmente un 54 por ciento del electorado, lo que confirma que si la elección fuera mañana, el presidente de la República sería Horacio Serpa.Sin embargo no todo está decidido. Pastrana logró reducir sus índices de desfavorabilidad, los cuales se mantuvieron constantes durante tres años por encima del 60 por ciento. Nadie había logrado eso en Colombia. Algunos le auguraban a Pastrana un futuro similar al de Alvaro Gómez, que tuvo durante décadas una imagen negativa superior al 50 por ciento que le impidió llegar a la presidencia. Lo que logró Pastrana es de por sí sola una hazaña en materia de comunicación política, ya que todos los expertos recomiendan retirar una aspiración presidencial cuando la imagen desfavorable es tan alta durante tanto tiempo. Pastrana perseveró, y superó el problema. Esto significa que podría reducir sus resistencias aún mas. Quedan tan solo 90 días de campaña para conocer los resultados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.