Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/24/2007 12:00:00 AM

Habla ‘Conchi’ Araújo

La ex canciller analiza su salida y habla del difícil momento que está atravesando.

SEMANA: El Presidente había defendido su permanencia a capa y espada hasta tres días antes de su renuncia. ¿Cómo explica usted que hubiera dado ese viraje? ¿Sería por problemas de gobernabilidad?
MARÍA CONSUELO ARAÚJO: El viraje no lo dio él, lo di yo. El presidente Uribe es un hombre de una integridad gigante y un amigo sin tacha. Pero no le quepa duda de que el Presidente no planea jugadas a varias bandas; para Uribe la gobernabilidad y la opinión son un insumo, en cambio la defensa de los resultados y el rechazo a ese sesgo de injusticia que veía en mi renuncia, son para él algo fundamental. Yo sé que prefería mi permanencia en el cargo, Lina y él mismo no me dejaron espacio para albergar ninguna duda.

SEMANA: Su carta de renuncia estuvo llena de mensajes entre líneas. Usted afirma que "me voy porque veo claramente la necesidad de que el proceso judicial esté libre de interferencias". ¿A qué interferencias se refería?
M.C.A.: A la interferencia de quienes por animadversiones personales fruto de mi desempeño como ministra, o sesgos contra mi familia, han obrado como francotiradores en el proceso judicial.

SEMANA: Es decir, ¿la Corte Suprema ha sido presionada?
M.C.A.: No, la Corte no. No hablé de presiones sino de interferencias, porque vea: mi hermano y los otros cinco congresistas fueron llamados por concierto para delinquir, pero a Álvaro Araújo, súbitamente, le apareció un cargo gravísimo adicional que lo pone ante la posibilidad de una pena de 40 años por un delito que jamás cometió. De paso ello arrastra a mi padre al mismo escenario penal. Se ha interferido la credibilidad del acervo probatorio aportando una inmensa falsedad motivada por mezquindades pequeñas.

SEMANA: ¿Usted piensa que Francisco Santos tiene algo contra usted?
M.C.A.: Créame que no lo sé. No veo por qué, además siempre que se quedó en mi casa en Valledupar parecía estar muy a gusto conmigo y con mi familia.

SEMANA: ¿Pero la carta de Elías Ochoa en la que habla de la autoría del secuestro fue enviada por él a la Corte?
M.C.A.: La carta del señor Ochoa, según él mismo explicó, fue escrita con malestar y ofuscación por una promesa burocrática de la nómina de mi cartera, que Francisco Santos le hizo sin mi autorización y por eso no se cumplió. Es necesario recordar que Ochoa mismo afirmó que la carta era personal, que nunca buscó que se convirtiera en parte de un proceso judicial y que además no la escribió por iniciativa suya. Ya dentro del proceso, bajo la gravedad de juramento, Ochoa ha expresado ampliamente que rechaza y no comparte el que mi padre y mi hermano hubieran sido coautores o hayan tenido algo que ver con ese infortunado secuestro.

SEMANA: ¿Qué explicación le ha dado a usted el Vicepresidente?
M.C.A.: ¿Qué explicación le hubiera podido dar Poncio Pilatos a María? No espero explicaciones ni las necesito, ese es un esfuerzo para su conciencia.

SEMANA: Cuando usted anunció su renuncia fue muy enfática en la defensa de sus familiares. ¿Por qué antes no y ahora sí?
M.C.A.: Siempre he tenido certeza absoluta sobre la inocencia de mi hermano, él es una persona de bien y un ser íntegro. Lo de mi padre es un exabrupto más de esta cadena de infamia. Tengo claro que todo obedece a una reafirmación de los ataques para liquidar nuestra honra sin medir la desproporción de los cargos, frente a la estatura moral de un hombre de la talla de Álvaro Araújo Noguera, que tiene 74 años.

SEMANA: En su carta de renuncia hay un aparte especialmente cálido y en un tono de mucha confianza hacia Lina Moreno. ¿Fue ella muy determinante en su paso por el gobierno?
M.C.A.: Mucho. Lina Moreno es una mujer extraordinaria. Quizá la mejor herencia personal que recibo del gobierno es mi amistad con ella. Es un ser de una generosidad inmensa. Es muy inteligente, es perceptiva, discreta y oportuna. En la Casa de Nariño su sentido del equilibrio es vital. Ella y Alicia Arango, con quien tengo una amistad entrañable, fueron mi soporte emocional en medio de la tormenta.

SEMANA: El nombramiento de Fernando Araújo parece haber sido interpretado por usted como un símbolo de respaldo. ¿Es así?
M.C.A.: Fernando Araújo Perdomo será un gran ministro. Más allá de las simbologías, que sólo son importantes al primer impacto, Fernando es un costeño de grandes calidades personales y familiares, un hombre preparado, con gran noción de Estado y de la responsabilidad del papel del hombre público como ejemplo. Basta haber oído sus declaraciones tras la liberación para saber que en él hay un patriota y un hombre muy bien estructurado cultural y profesionalmente. El mejor respaldo para mí será ese éxito que le vaticino.

SEMANA: Hablemos de su experiencia en el Ministerio. Se dijo que fue usted quien facilitó 'las paces' entre Chávez y Alan García, ¿es cierto eso?
M.C.A.: Sí. Fue un momento de gran satisfacción personal. Pero sobre todo una anécdota feliz para la hermandad bolivariana. Al presidente Hugo Chávez y al canciller Maduro les guardo un afecto verdadero, tuve empatía con Maduro y aprendí a valorar al señor Presidente de Venezuela, quien fue muy deferente con mi Cancillería. Con el presidente Alan García me une una relación de amistad desde cuando estuvo en Colombia antes de su gobierno actual, le tengo aprecio y admiración. Lo que hice fue aprovechar esa doble coyuntura y el momento justo, en beneficio de la unidad latinoamericana.

SEMANA: Usted estuvo sólo seis meses en la Cancillería. ¿Se siente frustrada o cree que dejó un buen balance?
M.C.A.: Me voy muy satisfecha. En materia económica se firmaron dos tratados de comercio: Estados Unidos y Chile. Se prorrogaron las preferencias de la Atpdea. Cinco acuerdos más están en proceso: Canadá, Venezuela, Centroamérica, Unión europea y Efta. Colombia se anexó como miembro pleno del Plan Puebla Panamá. En lo político, cinco jefes de Estado visitarán nuestro país el próximo mes; además del presidente Bush, vendrá el Rey de España, el presidente Kohler de Alemania, el presidente García de Perú y la presidenta Michele Bachelet de Chile. Logramos que Álvaro Uribe fuera el primer jefe de Estado que se entrevistó con Ban Ki Moon, nuevo secretario general de Naciones Unidas. Por primera vez, el informe de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos reconoce los importantes logros del gobierno en esta materia. Además, dejo un plan de política exterior que estructuramos para los colombianos en el exterior y un sistema de medición de resultados de todos los funcionarios y las misiones. Los logros son palpables y ampliamente reconocidos.

SEMANA: ¿Cree usted que este episodio afectará su carrera?
M.C.A.: Soy una mujer de pulso firme. En gran parte se lo debo a mi familia, que ha sido un símbolo de vocación de servicio, de honradez, de trabajo y orgullo de su origen. Soy una mujer de propósitos y logros, orgullosa de ser costeña y sin apego a cargos ni honores que siempre son temporales, lo permanente son los resultados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.