Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/09/27 12:11

Habla el polémico juez que maneja el pleito de Hyundai

El juez Sexto Civil del Circuito, Reinaldo Huertas, explicó las transacciones en efectivo que ha realizado en los últimos meses pero no ahondó en las medidas cautelares de su despacho.

Carlos Mattos tenía la representación de la compañía.

En una columna publicada en la pasada edición de SEMANA el periodista Daniel Coronell se preguntaba sobre la coincidencia de que el juez que había puesto en marcha medidas cautelares que favorecían al empresario Carlos Mattos, a los pocos días hubiera comprado un carro por más de 70 millones de pesos pagados en efectivo.

El hecho no tendría nada de raro de no ser porque Carlos Mattos era hasta el año pasado representante de la coreana Hyundai, a través de su compañía Hyundai Colombia. Este empresario demandó a la casa matriz ante el juez Sexto Civil del Circuito, Reinaldo Huertas, quien en unos pocos días dictó medidas cautelares para prohibirle a Hyundai vender carros en el país, que no sean comercializados por Hyundai Colombia, de Mattos.

Y aunque Coronell señala que el carro que compró el juez no es un Hyundai sino un Mazda, se interroga en torno a cómo un funcionario que gana nueve millones de pesos mensuales y que tiene deudas que superan los 277 millones de pesos puede pagar de contado un vehículo que vale cerca de 73 millones.

El juez Huertas no quiso aclararle este tema a Coronell, pero sí le respondió este martes a La W Radio y durante más de media hora se dedicó a explicar de dónde había salido el dinero y enfatizó que no estaba haciendo nada indebido.

Las explicaciones dejaron más dudas que respuestas sobre el manejo financiero del funcionario judicial. El juez reconoció que manejaba grandes sumas de dinero en efectivo, producto de diversas transacciones, entre ellas compra venta de carros, negocios con apartamentos, préstamos a familiares y operaciones con divisas.

Cuando lo interrogaron si estas negociaciones habían sido declaradas ante la DIAN, el juez afirmó que suponía que sí y que ese tema lo manejaba su contadora.

En su columna Coronell señaló que los representantes de Hyundai interpusieron una denuncia en la Fiscalía para establecer si existieron actos de corrupción de Huertas.

Pero sobre el caso particular de las medidas cautelares contra Hyundai Motor Corporation, la matriz de Corea, no quiso ahondar mucho porque señaló que como funcionario público no lo puede hacer por los medios de comunicación pues podría estar prejuzgando. Sin embargo, enfatizó que Neocorp, el nuevo representante de Hyundai en Colombia, y los demás concesionarios particulares, podrían seguir vendiendo carros de esta marca siempre y cuando se los compren a Hyundai Colombia, la empresa de Mattos.

Pero si hay un pleito de por medio no se entendería cómo Neocorp, el nuevo representante de la marca coreana, va a acudir a su competidor y demandado para que le surta de inventarios.   

Lo cierto es que esta batalla jurídica ya completa nueve meses y está causando graves perjuicios económicos para las partes. La coreana Hyundai y los concesionarios independientes han registrado una caída en sus ventas cercanas al 80 % este año por las medidas cautelares del juez. Cuando se terminen los inventarios se suspenderán las ventas de manera indefinida.

Ante este hecho varios concesionarios independientes han interpuesto acciones de tutela reclamando el derecho al trabajo.

El empresario Carlos Mattos también ha señalado que se ha visto seriamente afectado. Dice que la casa matriz de Hyundai terminó abruptamente el contrato después de una relación comercial de 23 años en la se posicionó a la marca en el país. Según Mattos durante este periodo comercializó más de 100.000 vehículos y realizó inversiones por más de 500 millones de dólares, lo que redunda en que Hyundai se convirtiera en la tercera marca en ventas del país.

Señala que tras la terminación unilateral de contrato es lógico que haya una indemnización, como ocurre con cualquier compañía que decide poner fin a una relación laboral. Sin embargo, hasta el momento la casa matriz no ha querido reconocer ninguna indemnización y de ahí que haya interpuesto las acciones  ante los jueces.

Hyundai Motor Corpotation y Neocorp han señalado en los últimos días que no han realizado ningún acuerdo con Mattos y que esperan que el juez resuelva pronto las medidas cautelares, que consideran irregulares, al tiempo que llaman la atención sobre la demora en esta decisión que se ha tardado más de 80 días.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.