Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/2/2014 12:00:00 AM

¿Habrá temporada taurina en La Santamaría?

Aunque la Corte le ordenó a Petro permitir las corridas, no es seguro que haya toros en lo que queda de su mandato.

Los ocho novilleros que desde hace 27 días iniciaron una huelga de hambre para exigirle al alcalde Gustavo Petro que permita utilizar la plaza de toros de Santamaría para espectáculos taurinos celebraron el fallo de la Corte Constitucional que volvió a respaldar la práctica del toreo en el país.

Este martes el alto tribunal, en una decisión mayoritaria, falló a favor de la Corporación Taurina de Bogotá (empresa que desde el año 2000 organizaba las temporadas taurinas en la capital) una tutela contra la decisión del alcalde Petro de terminar unilateralmente el contrato de arrendamiento de la plaza. Eso sucedió en junio del 2012 y con esa determinación, Petro, de manera disfrazada, prohibió las corridas de toros en la ciudad, a pesar de que una ley de la República y otras tres sentencias del tribunal constitucional las permiten.   
 
La Corte Constitucional, en su sentencia de este martes, ordenó a las autoridades distritales competentes “disponer lo necesario para la reanudación del espectáculo taurino en la Plaza de Toros de Santamaría, mediante la adopción de mecanismos contractuales u otros administrativos que garanticen la continuidad de la expresión artística de la tauromaquia y su difusión”.
 
Esta decisión obligaría inmediatamente al alcalde Petro a permitir la práctica del toreo en la capital y a habilitar la plaza de toros de Santamaría para el fin para el cual fue construida hace más de 70 años.  Y aunque los profesionales del toreo y los aficionados este espectáculo interpreten esta sentencia como el regreso de los toros a la capital, aún no es seguro que el próximos meses de enero y febrero, cuando tradicionalmente se ha llevado a cabo la temporada, haya corridas de toros.
 
Hace tres semanas, Petro se reunió en su despacho con los novilleros en huelga de hambre. Y, como lo informó Semana.com, les advirtió que no acataría la sentencia de la Corte por ir en contra de sus principios. Incluso dijo que prefería irse de la Alcaldía antes que reabrir la Santamaría para los toros. 
 
Sin embargo, Petro no tiene otro camino que acatar la sentencia. El abogado Abelardo de la Espriella, anticipándose a este escenario, lo denunció penal y disciplinariamente por prevaricato y desacato a sentencia constitucional.
 
Aunque el fallo de la Corte Constitucional fue a favor de la Corporación Taurina de Bogotá, no significa que inmediatamente vuelva a arrendar la plaza. Ya que en septiembre del 2007 el Tribunal Administrativo de Cundinamarca tumbó el contrato que esta empresa tenía hasta el año 2020 porque no fue adjudicado en un proceso licitatorio.
 
En ese sentido la Corporación Taurina no recupera el manejo de la plaza con el fallo de la Corte. Lo que le corresponde a Petro, en teoría, es sacar a licitación el arrendamiento de la plaza de toros, y en el pliego de requisitos no podrá impedir a ningún oferente la realización de corridas de toros con la muerte del animal.
 
Pero Petro tiene un as bajo la manga para evitar la reapertura de la plaza de toros. Semana.com conoció que la administración distrital tiene un estudio técnico en el que indica que la estructura de La Santamaría presenta fallas y al parecer no cumpliría especificaciones antisísmicas. Incluso, la semana pasada, la secretaria general de la Alcaldía, Martha Lucía Zamora, en una nueva reunión con los novilleros, dijo que la plaza debía ser sometida a una reestructuración que bien podría durar entre 12 y 18 meses.  
 
Los novilleros aseguran que en 80 años la plaza no ha sufrido ninguna modificación en su estructura y que durante ese tiempo no ha pasado nada con la edificación, que además es patrimonio cultural y arquitectónico de la ciudad. Por eso han adelantado consultas con la Sociedad de Arquitectos para hacer un estudio independiente al de la Alcaldía.
 
Gustavo Petro conoció de la noticia de la sentencia de la Corte en Barcelona, donde se encontraba para recibir un galardón como uno de los mejores alcaldes del planeta. De inmediato canceló su agenda y emprendió vuelo para Bogotá.
 
Mientras tanto, los ocho novilleros celebraron con júbilo el fallo de la Corte, sin embargo, esta sentencia no es plena garantía para que los toros vuelvan a Bogotá, al menos durante la administración de Gustavo Petro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.