Miércoles, 1 de octubre de 2014

| 2014/04/02 00:00

Ya hay pistas sobre el atacante de Natalia

La mujer, quemada con ácido en el rostro, sigue internada. Mientras tanto, ya estaría identificado el atacante.

Natalia se encuentra internada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Simón Bolívar de Bogotá. Foto: Archivo particular

Es la nueva víctima de ataques con químicos, un tema que año tras año crece y que según las estadísticas de Medicina Legal durante 2013 cerca de 36 personas sufrieron con este ultraje.

Se trata de Natalia Ponce de León quien se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos en el Hospital Simón Bolívar donde los médicos hacen ingentes esfuerzos para recuperar su rostro. En su caso, según han dicho los informes médicos, su cuerpo sufrió quemaduras en el 37 %. En principio se dijo que había perdido un ojo pero, afortunadamente, no hubo mayores complicaciones.

El hombre que la atacó, de quien se sospecha que estaba obsesionado con ella, actuó con tal sevicia, que mezcló el ácido arrojado en la humanidad de la joven con pegante para que difícilmente saliera de su cuerpo y le causara mucho más daño.

Ahora se sabe que se trata de un hombre que se acercó a la puerta de la casa de su mamá -en la localidad de Usaquén- el pasado jueves 27 de marzo, donde Natalia y su progenitora trabajaban en el arte de confección de uniformes. Allí el hombre se anunció como amigo de la joven y pidió que la llamaran. Eran las 5:30 p. m.

Natalia salió a la puerta y, de inmediato, el hombre le arrojó el ácido. Fue llevada entonces al servicio de urgencias donde los especialistas preparan una nueva cirugía.

De Natalia se ha dicho que trabaja o en un bar de Bogotá. Pero sus familiares aseguraron que ella de 33 años y quien estudió medios audiovisuales, llevaba varios años acompañando a su mamá en un almacén de ropa situado en la calle 82 en Bogotá y luego incursionó en el negocio de confección de uniformes. Lo hizo después de vivir durante un tiempo en Londres.




Su novio, Daniel Arenas Zamudio dijo este miércoles que no sabe quién pudo cometer semejante atropello con Natalia y prefirió no especular. “Ha sido mi amiga desde hace 13 años y desde hace dos mantengo una relación de noviazgo con ella”, dijo Arenas, quien recalcó y le pidió a los medios no especular con informaciones erróneas sobre el caso de Natalia.

La familia contrató los servicios del penalista Abelardo de la Espriella quien aseguró a Semana.com que hoy ya hay plena identificación del atacante y le pidió que se entregue. El departamento de investigaciones de su firma apuró una indagación durante tres días de donde se identificaron, con el apoyo de la familia de la joven, tres sospechosos. De allí fueron descartados dos.

Las autoridades ofrecieron 5 millones de pesos a quien entregue mayor información del sospechoso. Sin embargo, la firma fue más allá y está ofreciendo una suma mucho mayor para quien lleve más datos del presunto delincuente. Según De la Espriella, el atacante, por los agravantes del delito, podría verse expuesto a una pena de hasta 30 años, pues aquí se puede configurar una tentativa de homicidio.

Ahora y mientras las autoridades dan con el responsable, esta familia se suma a las muchas otras que aún no se recuperan del dolor por una situación similar. No sólo por el daño físico y sicológico que les queda luego del atropello, sino porque, entre otras cosas, en muchos casos los responsables no son identificados.

Una situación penosa en un país enfermo cuyos habitantes cada día tienen que enfrentar o asistir a un acto de violencia, cualquiera que ella sea.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×