Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/9/2016 4:55:00 PM

¿Dónde está Hannier, el estudiante de Univalle?

La misteriosa desaparición del joven integrante de Marcha Patriótica disparó las alarmas por una presunta retaliación contra esos colectivos.

Hannier Hurtado Moreno es mucho más que un estudiante modelo de la Universidad del Valle con sede en Cali. No sólo tiene la capacidad para estudiar en simultáneo dos carreras (Medicina e Ingeniería Industrial) sino que además saca tiempo como integrante del movimiento Marcha Patriótica y el Proceso de Unidad Popular del suroccidente colombiano.

En el campus universitario de la capital del Valle todos lo admiran, lo aprecian y aunque es introvertido, su repentina ausencia no pasó inadvertida en Univalle. Las alarmas se dispararon el lunes 31 de octubre cuando faltó a clases, algo inusual en él. 

Y la desesperación aumentó cuando su madre, Marleny Moreno, lo buscó ese mismo día para entregarle los documentos que aparecieron en una estación de policía de la ciudad. Al parecer, los había extraviado días antes.

“Llamaron al teléfono fijo de la casa para decirnos que en esa estación estaban la licencia de conducción y otros papeles de Hannier”, recordó don Jairo Hurtado, padre del joven universitario que ya cumplió 23 años de edad.

Las sospechas de que algo andaba mal con el paradero de su hijo fueron confirmadas cuando llegaron hasta el apartamento que comparte con una compañera de estudio, porque su familia vive en Palmira. Ella les dijo que no lo veía desde la tarde del domingo. 

En ese apartamento había señales que daban a entender que su ausencia era muy corta. Primero porque aún estaban los chorizos y tostadas de la cena para esa noche, y segundo porque sus objetos personales y ropa seguían intactos.

Once días después ni la familia, ni sus compañeros y mucho menos las autoridades saben con certeza dónde está Hannier Hurtado. Por ahora la única pista que evalúan sería una carta que Hannier le escribió a una amiga.

Ese escrito es importante porque, al parecer, en ella el joven universitario hace referencia al riesgo que corre su vida. Lo que no se sabe con certeza es en qué contexto hizo alusión a ese temor.

No obstante, su padre, Jairo, recuerda que en varias oportunidades su hijo llegó golpeado a la casa, “pero no nos dijo nada por no preocuparnos. Eso fue hace un par de meses”, confesó a este portal el señor Hurtado.

Si bien aún no se pueden sacar conjeturas, lo cierto es que este caso disparó las alarmas por los hechos de violencia que vienen sucediendo alrededor de líderes comunitarios y en especial aquellos que militan en el movimiento Marcha Patriótica, en esa zona del país.

Ebly Calderón, estudiante de licenciatura en Educación Popular y vocera estudiantil de Marcha en Univalle, manifestó que en el caso de Hannier lo que más les preocupa es la lentitud con la que actúan las autoridades, “aún no sabemos si a su caso ya le asignaron investigador en la Fiscalía”.

Recordó que hace dos meses circuló un panfleto amenazante con la lista de diez estudiantes y que son integrantes de Marcha Patriótica, “eso puso en alerta al centenar de universitarios que militamos en Marcha”, explicó.

Si a ese hecho le sumamos que sólo este año en el suroeste del país al menos media docena de líderes de derechos humanos han sido asesinados o sufrido atentados, se entiende a la alarma.

Para no ir muy lejos, el pasado primero de noviembre sicarios asesinaron a Jhon Jairo Rodríguez, líder de la junta de acción comunal del corregimiento de El Palo, en Caloto, Cauca. Rodríguez, al igual que Hannier, era integrante de Marcha Patriótica y Proceso de Unidad Popular.

Y en esa zona del país tampoco olvidan el reciente atentado del que fue víctima Esneider González, también integrante de Marcha Patriótica. En su propia casa en Corinto, Cauca, sicarios le dispararon tres veces (dos tiros en la cabeza y uno en la espalda), el dirigente se salvó de milagro.

Deivi Hurtado es el coordinador de derechos humanos de esa agrupación política en Cauca y asegura que si bien no tienen pruebas para hablar de casos sistemáticos, los hechos hablan por sí solos y demuestran que en el suroccidente colombiano “la situación es compleja”.

Añadió que sólo este año en Cauca han circulado cuatro panfletos amenazantes contra sus dirigentes e integrantes. Y desde cuando se creó el movimiento en el 2012, ya suman 120 asesinatos entre líderes y militantes en todo el país. 

Le puede interesar: ¿Quién está atentando contra los defensores de DD. HH. y líderes campesinos?

Por todos esos antecedentes en el Valle del Cauca se preguntan con preocupación: ¿Dónde está Hannier Hurtado? el joven universitario militante de Marcha Patriótica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.