Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/02/01 10:31

La paz fue ovacionada en el Hay Festival

Sin el gran éxito de otras ediciones, culminó el Hay Festival Cartagena, en el que el destacó el conversatorio de Humberto de la Calle por su gran acogida dentro del público.

La paz fue ovacionada en el Hay Festival Foto: Daniel Reina/ Revista SEMANA

El Hay Festival, que culminó este domingo en Cartagena, tuvo uno de sus momentos de mayor exaltación, cuando Humberto de la Calle –jefe negociador del Gobierno en La Habana–, Sergio Jaramillo –Alto Comisionado para la Paz– y David Bojanini –presidente del grupo Sura– arribaron al teatro Adolfo Mejía para hablar sobre los beneficios de la paz. El público se puso de pie y con un largo aplauso manifestó su apoyo a las conversaciones de La Habana.

La ovación se repitió cuando De la Calle señaló que el siguiente capítulo en la historia del país, sería la lucha frontal contra el crimen organizado y la corrupción local. Bojanini lo apoyó: “lo más excluyente, lo que más genera violencia, es la corrupción”, dijo. Que el Gobierno y los empresarios estuvieran de acuerdo en batallar contra de unos males más arraigados del país, generó en el público un entusiasmo que se mantuvo durante la hora del conversatorio.

Otra temática que fue reiterada en el conversatorio, y que también contó con el apoyo de los asistentes, fue el enorme reto que tendrá el país en la etapa de posconflicto en seguridad. “No puede haber un reciclaje de la violencia”, señaló Jaramillo. Y De la Calle también fue insistente: “No podemos que los vacíos que quedan sean copados por el crimen organizado… Lograr la paz no puede representar un reblandecimiento de la seguridad, todo lo contrario”.

Al final del encuentro, otra vez se repitió la larga ovación y los tres panelistas no ocultaron su emoción ante esta respuesta del público. Entre los asistentes se escucharon todo tipo de elogios frente a la elocuencia del discurso de De la Calle; incluso hubo quienes mencionaron que el jefe negociador del Gobierno en La Habana era un “presidenciable” con un gran respaldo.

También fueron muy aplaudidos en el Hay Festival el historiador israelí Yuval Noah Harari, autor del bestseller De animales a dioses, quien expuso su tratado. Lo mismo que la charla del escritor de Hanif Kueishi, llena de frases provocadoras.

En el balance del Hay Festival hay que mencionar también las conferencias magistrales del economista francés Thomas Pikkety, autor del libro Le Capital au XXIe siècle (El capital en el siglo XXI) publicado en 2013, en el que hace un recorrido a la inequidad y a la concentración de la riqueza, durante los últimos 250 años. Sus dos conversatorios fueron quizá los más recurridos en todo el festival; lo que incluyo obligó a los organizadores a cambiar el escenario planeado inicialmente. Su participación, de alguna manera, alivió la ausencia del premio Nobel de Economía, Joseph E. Stiglitz, quien por razones de salud tuvo que cancelar su viaje a Colombia.

Esta ausencia, con las de otros invitados que a última no llegaron al evento, se convirtió en el gran lunar de la edición XI del Hay Festival, en donde además generó desazón entre el público los constantes cambios en la programación, de las sedes de algunas charlas y la discreta participación de algunos moderadores que no estuvieron a la altura de los invitados.

El Hay Festival cerró con un concierto en homenaje al Joe Arroyo, que unió en el escenario a los músicos Fruko, Chelito de Castro y Checo Acosta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.