Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/13/2011 12:00:00 AM

“Hay que hacer un nuevo instituto”

Ante una situación de corrupción verdaderamente aterradora, el general de la Policía Gustavo Ricaurte, director del INPEC, dice que la única salida es hacer una nueva institución.

SEMANA: ¿Con apenas siete meses como director del Inpec, cuál es el balance que hace de la entidad?

General Gustavo Ricaurte: Tenemos algunas falencias que realmente hay que corregir. O sea hay que hacer un nuevo instituto, hay que hacer una nueva institución de vigilancia penitenciaria. Obviamente que de los 10.800 hombres que se tienen en la guardia penitenciaria hay hombres muy valiosos, honestos, trabajadores pero uno no puede desconocer que al interior de una institución tan grande también hay problemas de corrupción, problemas de indisciplina. Tenemos un sistema disciplinario colapsado con más 8.882 investigaciones disciplinarias

SEMANA: históricamente en las cárceles en el país muchos de los presos continúan delinquiendo desde los penales y eso parece que no ha cambiado. ¿Cómo se ataca eso?

G.A.R: Este año hemos hecho un análisis  de los internos de alto valor y otras poblaciones que nunca habían sido tocadas. No se habían hecho operativos de registro en algunos centros carcelarios porque se consideraban  centros vedados. Los operativos han aumentado y eso nos ha permitido incautar grandes cantidad de celulares, dinero en efectivo, licor, simcard, computadores, Ipad, memorias. Elementos prohibidos, ilícitos, que no eran tan prohibidos.  Al interior de los penales había una laxitud con poblaciones de internos que se creían intocables, pero las hemos registrado y hemos encontrado muchas sorpresas con elementos ilegales. Por eso hemos hecho traslados masivos de internos. Pero también hemos relevado en los últimos seis meses a más de  81 subdirectores y directores.

SEMANA: ¿Concretamente por qué fueron relevados?

G.A.R: Cuando usted va a registrar un establecimiento público del Inpec y encuentra que está lleno de simcard, que está lleno de celulares, que está lleno de elementos prohibidos pues no hay gobierno, no hay dirección, ni mando, ni hay disciplina.  Entonces, esos directores han sido relevados. Otros directores han sido declarados insubsistentes porque el director del instituto ha perdido la confianza en esos funcionarios. Esperamos que con los nuevos directores no tengamos problemas. Sin embargo, están advertidos que ante cualquier viso de corrupción serán revelados de forma inmediata.

SEMANA: ¿Eso fue lo que ocurrió en la cárcel de Itaguí en donde estaban a sus anchas grandes capos de la Oficina de Envigado?

G.A.R: Los de Itaguí nunca habían sido registrados. Los registros habían sido mínimos, habían sido paliativos. Por eso los cogió por sorpresa a estos 17 internos, que trasladamos. Algunos tenían en su entorno dentro de la cárcel 14 y 17 personas a su lado que pertenecían a la misma banda.

SEMANA: Para que ese tipo de situaciones se presenten, ¿es porque hay complicidad de la guardia o los directivos?

G.A.R: Yo tengo unos guardianes muy buenos pero también uno no puede desconocer que tenemos hombres que escuchan cantos de sirena. Yo siempre les digo a los guardianes que es mejor tener una estrechez económica y no una estrechez moral. Ahí tenemos obviamente unas investigaciones puntuales. La Procuraduría nos ayuda con unas investigaciones que han impactado a la sociedad por apoyar o dejar en libertad a personas o por prestarse a la fuga de presos. Hay unas 18 o 22 investigaciones. La Fiscalía también nos ayuda cuando encuentran que algunos funcionarios de la guardia han quebrantado el régimen penal; ahí tenemos algunos guardianes condenados.

SEMANA: ¿Y el propio Inpec no investiga esos casos?

G.A.R: No todos, porque hay unos que tienen fuero sindical y obviamente hay una legislación que los protege. Para que las sanciones queden en firme y se puedan aplicar hay que esperar a que un juez levante el fuero sindical, proceso que puede durar años, porque esa es la ley.

SEMANA: ¿Si están aforados por el sindicato no se pueden sancionar o destituir?

G.A.R: Tenemos dos casos de dos guardianes de Medellín y otra parte. Ambos están condenados, uno como a 5 años y otro como a 2. No ha habido forma ni razón humana para que el juez  levante el fuero sindical  y por eso están en servicio activo pese a estar condenados. Si a un senador lo condenan va para la cárcel y ahí hay levantamiento de fuero, y es un fuero constitucional, pero acá, si está condenado y tiene fuero no lo pueden meter a la cárcel hasta que el juez no le levante el fuero.

SEMANA: ¿cuántos sindicatos tiene el Inpec?

G.A.R: 37 sindicatos, 4 corporaciones, 1 federación. Es la organización con más sindicatos.
 
SEMANA: ¿En qué otras cárceles encontró irregularidades y corrupción?

G.A.R: En diferentes operativos que se realizaron nos llamó la atención Espinal y Santa Marta. En Espinal no tenía por qué haber internos de otras conductas punibles sino de justicia y paz, ahí  encontramos en un pabellón cerca de cinco que eran ex alcaldes, ex secretarios de gobierno y otros funcionarios que no debían estar ahí. En otros centros de reclusión que se registraron encontramos prácticamente que si hay una población de 120 internos tienen 240 tiene celulares.
 
SEMANA: ¿Prácticamente en todas las 144 cárceles que hay en el país todo se compra y por todo se paga?

 
G.A.R: En muchas cárceles del mundo hay problemas de corrupción y se cobra todo. En las cárceles se compra todo. A eso tenemos que cerrarle el paso. Que cobran por entrar un celular, que cobran por entrar una simcard, que cobran por meter una cajetilla de cigarrillos, que cobran por muchas cosas. Tenemos 8.800 investigaciones pero eso son sólo  las que han denunciado. Muchas de esas investigaciones deben archivarse porque no hay prueba o porque muchas veces el interno por temor a represalias se retracta. Y ahí tenemos una impunidad en eso. También hay casos de quejas mentirosas que lo que buscan es afectan al guardián que es honesto y cumple su deber. Pero es innegable que también hay unas faltas, una corrupción oculta, que no se denuncia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.