Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1999/05/31 00:00

HAY OPTIMISTAS

Aunque suene increíble hay quienes piensan que el país va a salir adelante más pronto <BR>de lo esperado. SEMANA presenta a algunos de ellos.

HAY OPTIMISTAS

Hay muchas maneras de diferenciar a los optimistas de los pesimistas. Estos
últimos ven el vaso medio vacío mientras que aquéllos lo ven a medio llenar. Según la definición del
diccionario, el optimista es aquel que suele ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable. El
pesimista es, en cambio, todo lo contrario porque hace parte del sistema filosófico que consiste en
atribuir al universo la mayor imperfección posible. Pero en tiempos de tragedia es difícil distinguir a los
optimistas de los ilusos. Por eso no fueron pocos quienes calificaron de ilusos a los empresarios
que, al salir de una reunión que sostuvieron con el presidente Andrés Pastrana en Palacio hace dos
semanas, dijeron que lo peor ya había pasado y que las cosas se veían mejor. Que se
consideraban, en resumen, optimistas. Algunos han llegado a decir que Palacio tiene como
estrategia promover el optimismo para generarlo en verdad. Si ello fuera cierto el Presidente estaría
apenas siguiendo el ejemplo de miles de compañías que han adoptado modelos de generación de una
perspectiva optimista al encontrar que se trata de un elemento capaz de elevar las ventas de manera
significativa. Cuando SEMANA decidió buscar optimistas no faltó quien dijera con ironía que sobrarían
páginas. Que Colombia está como el Uruguay, durante la dictadura, cuando alguien escribió en las
paredes del aeropuerto de Montevideo un graffiti inolvidable: "El último en salir del país por favor
apague las luces". No fue así. La selección, arbitraria como todas, permite mostrar optimistas de
todo tipo: inversionistas y funcionarios extranjeros, colombianos poderosos y ciudadanos comunes y
corrientes, cerebros repatriados por voluntad propia y artistas, empresarios y ex guerrilleros.
Gabriel García Márquez, el Nobel colombiano, es un optimista fuera de concurso. Lo es hasta en el
tema de la paz. "Si el _país se mete en la cabeza, y sobre todo en el corazón, dijo el Nobel Gabriel
García Márquez a SEMANA, que el proceso de paz sale adelante, hacemos la paz. Y con la paz,
sale el país. Eso lo creo yo, pero sé que también lo creen los comandantes de las Farc". Visionarios
o ilusos, los optimistas existen. Esta es apenas una prueba de supervivencia.
Antonio Roda Pintor "Soy optimista. No me gusta la otra posibilidad. Soy un convencido de que la
humanidad ha ido progresando. Hay que mirar por ejemplo el tema de los derechos humanos, que es
fundamental. En el mundo antiguo, en Grecia, en las Américas, la esclavitud era un denominador
común. Por eso creo que la tendencia es buena. Lo que pasa es que el progreso ocurre dos pasos
adelante y uno atrás. Es claro que el país vive una época mala, pero no hay que subestimar la
necesidad de la gente de que las cosas mejoren. Yo creo en lo que se está haciendo en el tema de la
paz, y creo que a la larga ésta será una realidad. En mi campo, el arte, hay crisis. Pero las crisis
generan ideas nuevas y cambios, lo cual es a todas luces positivo".
Luis Fernando Santos Presidente de la Casa Editorial El Tiempo "Nuestra organización es optimista
sobre el desenlace de este momento complicado. No desconocemos las dificultades pero hemos
seguido adelante con todos nuestros planes de inversión sin excepción _aunque seguramente a otro
ritmo_. El lanzamiento de la revista .G en diciembre y del Canal CityTV este año, la apertura de un
almacén de Tower Records en Cali el mes entrante, la inauguración en Medellín de un Tower Records
y 10 cines de Cinemark programada para noviembre, la apertura de otro Tower Records en
Barranquilla hacia finales de este año y el próximo inicio de las obras para el centro de entretenimiento
Coco-Walk en Bogotá _del cual 65 por ciento de los locales ya están adjudicados_ son muestras
claras de que estamos mirando más allá de la coyuntura a pesar de las dificultades. En total hemos
invertido cerca de 80 millones de dólares en el país entre el año pasado y lo que va de este. No
vamos a cerrar la tienda, pues no creemos que todo lo que tenga problemas haya que cerrarlo.
Estamos plenamente convencidos de que vamos a salir de la risis como mejores empresarios,
mejores colombianos y mejores personas". Luis Gallo Banquero de inversión "Las cosas han
comenzado a mejorar desde hace un mes por cuatro motivos principales. Primero, la baja en las
tasas de interés ha aliviado la carga de los deudores y ha llevado a quienes no tenían obligaciones
a pensar en endeudarse. Nosotros, por ejemplo, gracias a las mejores tasas, estamos comprando una
nueva oficina. Segundo, la tranquilidad ha Regresado al contexto internacional y la reciente
colocación de 500 millones de dólares en bonos del gobierno en el mercado internacional es una
muestra clara de confianza en Colombia. Tercero, las principales acciones colombianas han subido
entre 30-70 por ciento en los últimos uno a dos meses. Así se diga que estaban a precios de ganga,
esto es una señal de confianza. Finalmente, se percibe un poco más de movimiento en el campo de
la propiedad raíz. La gente está comenzando a llamar a averiguar sobre oficinas que hasta hace
unas semanas no suscitaban ningún interés. Desde el punto de vista más cualitativo, y por lo
que vemos nosotros en nuestro trabajo, es claro que la inversión extranjera sigue llegando al país,
los empresarios colombianos siguen buscando oportunidades aquí y en el exterior y a muchos de
nuestros clientes les está yendo bien".

Rosemberg Pabón Alcalde de Yumbo, Valle "Yo soy optimista por lo que estamos haciendo aquí en
Yumbo. En contra de la imagen de un Yumbo corrupto reunimos 28 fuerzas liberales, conservadoras
e independientes y recibimos un amplio mandato popular. La gente se la jugó por una opción
diferente. Estamos haciendo planeación estratégica a 12 años y creando conciencia dentro de la
población de que no se puede salir de la crisis en los tres años de este gobierno. Nuestros
esfuerzos han sido reconocidos por 330 industriales de la región, quienes nos han dado su apoyo, y
por Hacienda Nacional, que nos otorgó un premio de 2.000 millones de pesos. Somos conscientes de
que la situación nacional es difícil, pero estamos convencidos de que es posible saldar las
cuentas pendientes entre los colombianos antes del fin del siglo".
Jorge Castellanos Presidente de Fogafin "Mi esposa y yo vivíamos muy rico en Nueva York. Yo tenía
un puesto muy bueno con J.P. Morgan, donde me dedicaba a asesorar a gobiernos y otros clientes
soberanos sobre su portafolio de deuda. Sin embargo uno afuera siempre es un extranjero y no es
verdaderamente persona sino en su tierra. Entonces surgió este reto profesional único y dentro del
optimismo generado por la nueva administración y tratando de ser consistentes con nuestras
convicciones decidimos regresar al país. La verdad el estrés ha sido mucho mayor del que me
esperaba, pero debo decir que duermo tranquilo, mucho más que en Nueva York cuando hacía
negocios. Ahora siento que estoy metiéndole el hombro a lo que hay que meterle el hombro. Estoy
convencido de que el país está en el momento más oscuro de la noche, justo antes del amanecer, y
que en cuestión de meses las cosas van a comenzar a cambiar. Además las crisis tienen su lado
positivo. En momentos de crisis se consideran alternativas que en otros tiempos nunca se hubieran
considerado. Por todo esto, a pesar de los costos, creo que tomamos la decisión correcta".
Mauricio Cabrera Presidente de la FES "Queremos ver las cosas mejor. Aunque los balances y las
cifras de las empresas aún no permiten confirmar el optimismo, la baja de las tasas de interés ha
sido importante y en un par de meses se deben ver los resultados. Además hay otras dos tendencias
positivas. La primera es el alza en el precio del petróleo y la segunda es la tendencia reciente de la
tasa de cambio que se ha vuelto a devaluar. Confiamos en que estos sucesos comiencen pronto a
mostrar resultados."
General Charles Wilhelm Jefe del Comando Sur de Estados Unidos "Sí soy optimista. Estamos
empezando a ver una tendencia de éxitos tácticos en el campo de batalla. En los últimos 10 días,
analizando los ataques más recientes, se ha demostrado una buena capacidad de defensa y respuesta
por parte del Ejército colombiano".
Jorge Hernán Cárdenas Decano de la facultad de administración, Universidad de los Andes "¿Cuándo
desaparece el pesimismo? El ciclo negativo obviamente se interrumpirá cuando un agente perciba
una mejoría sistémica de las expectativas de otros actores. El ciclo se interrumpe entonces cuando
invertir se convierte en la opción más sabia, los agentes maximizan sus ingresos reinviertiéndolos o
cuando el agente considera que no invertir implica no entender el juego y quedarse atrás. Colombia
no tiene sino que mirar su historia y encontrar cómo en épocas más oscuras se han resuelto
grandes retos. Hay mil ejemplos de cómo el país se ha encauzado en medio de sus dificultades.
Cómo la dirigencia política superó el abismo en más de una ocasión y con una clase política casi
siempre desacreditada, pero que supo dar el timonazo en el último momento."
Enrique Peñalosa
Alcalde mayor de Bogotá "Yo soy muy optimista. Estamos invirtiendo una suma de recursos sin
precedentes en Bogotá, con lo cual proyectamos crear 192.000 puestos, generando empleos para
una tercera parte de los desempleados de la ciudad. Estamos en un proceso que va a mejorar
radicalmente la calidad de vida y la competitividad de la ciudad. Con la reducción de capital de la
Empresa de Energía vamos a obtener recursos por 650 millones de dólares y con la primera mitad
de la venta de la ETB vamos a generar más de 1.000 millones de dólares adicionales. Además la
construcción de la Avenida Longitudinal va a atraer otros 350 millones de dólares en inversión.
Por otra parte, el municipio ya tiene asegurados todos sus aportes al Metro y estoy seguro de que el
presidente Pastrana va a dar su apoyo en lo que corresponde a los compromisos de la Nación. Esto
generaría miles de empleos adicionales".
Gabriel Jaramillo Presidente del Banco Santander "Estoy muy, pero muy optimista a mediano plazo.
Creo que de la crisis van a salir un sector público y un sector privado mucho más dinámicos,
modernos y competitivos. Lo que pasa es que Colombia perdió cuatro años y se rezagó en forma
significativa. Pero pienso que los momentos duros crean carácter y que cuando salgamos de la olla
vamos a ser un país más vigoroso. En el banco seguimos invirtiendo más o menos 40 millones de
dólares al año y seguimos lanzando productos nuevos. No somos inocentes, pero somos optimistas.
Por lo tanto estamos ahorrando gastos pero sin comprometer el futuro, pues pensamos que la fibra no
se debe tocar".

Violy McCausland Banquera de inversión, Nueva York "Los colombianos no nos podemos engañar:
La situación es difícil. Pero eso no significa que no haya elementos positivos. Lo preocupante del
país ahora es que todo el mundo está esperando un milagro. Y el problema es que las cosas grandes
se logran es trabajando con esfuerzo. Todo es cuestión de actitud. Así fue el caso de México. En
enero, las proyecciones de crecimiento para el año 99 en todas las empresas eran de 1 y 1,5 por
ciento. Bastante pesimistas. En febrero empezaron a entrar los capitales extranjeros y de súbito los
mexicanos dijeron 'si los extranjeros creen en nuestro país, nosotros también'. Desde las tiendas de
barrio hasta las grandes empresas cambiaron sus perspectivas de crecimiento y empezaron a
invertir. La inversión ha crecido exponencialmente. Esto a pesar de que la política monetaria no
ha cambiado y que las tasas y la inflación han seguido bajando al mismo nivel que antes, al igual
que en Colombia. Hoy hay euforia, y todo gracias a un cambio de actitud. "En Colombia el equipo
económico sabe lo que está haciendo, se están reduciendo las tasas y la inflación y no hay grandes
desbalances. Tenemos una excelente evaluación internacional de riesgo a la inversión y se han hecho
colocaciones exitosas de bonos. Además los tiempos malos son las mejores oportunidades para
reestructurar, repensar y reconsiderar las empresas. Y hay que usar el ingenio natural colombiano
para eso. Tenemos un Presidente honesto que quiere arreglar las cosas, pero no puede hacerlo solo.
Si capitalizamos esa imagen de honestidad va a venir el capital extranjero a pesar de los problemas
de seguridad. Todo es cuestión de actitud".
Andrés Obregón Santo Domingo
Presidente de Bavaria "Soy optimista y con razones. Por el lado político, en el proceso de paz, a pesar
de sus problemas, hay señales alentadoras. La internacionalización del proceso pone presión a
ambas partes para llegar a un acuerdo y también abre la posibilidad de que ingresen recursos
externos para financiar los compromisos que se adquieran. Además creo que es un hecho que las
dos partes están convencidas de que no hay una salida militar. Del lado económico, la caída en la
inflación es una señal muy positiva aunque sea a costas de una recesión. Lo mismo ocurre con la
baja en los intereses: ya se comienza a reflejar en una mayor demanda de automóviles. Por otra
parte, los inversionistas norteamericanos y europeos se han vuelto a interesar por América Latina y
los mercados emergentes. Prueba de ello son las exitosas colocaciones de bonos de empresas y
gobiernos latinoamericanos en las últimas semanas. Finalmente, creo que la subida reciente del
petróleo y el alza en las bolsas también son señales positivas. Desde el punto de vista estructural
creo que no se pueden desestimar la recursividad y capacidad de trabajo de los colombianos,
aunque el problema del bajo nivel educativo sigue siendo apremiante y hay que meterle la mano.
Nosotros seguimos adelante con nuestro programa de inversiones, aunque hemos recortado en lo
que se refiere a obras civiles y maquinaria, ya que en el momento no se requiere mayor capacidad
instalada. En 1999, Valores Bavaria va a invertir cerca de 140.000 millones de pesos en negocios
como Caracol, Carrefour, Orbitel y Celumóvil. Bavaria, por su parte, invertirá entre 30.000 y 40.000
millones en mantenimiento y tecnología. Otro punto importante es que hemos decidido mantener
intacto el presupuesto de inversión de la Fundación Mario Santo Domingo, que en 1999 invertirá entre
8.000 y 10.000 millones de pesos en obras sociales".
Sergio Regueros Presidente de la ETB "La privatización de la ETB va a tener efectos
económicos importantes para el país. Por una parte va a representar el ingreso de una cantidad
significativa de dólares, lo cual contribuye a la estabilidad cambiaria. Segundo, la privatización
garantiza que la empresa va a seguir invirtiendo, creciendo, ampliando su cubrimiento y mejorando su
servicio a velocidades mucho mayores de lo que lo haría bajo su estructura de propiedad actual.
Finalmente, constituye un paso importante en la modernización y potencialización de un sector clave
para la competitividad del país. Tener una infraestructura de telecomunicaciones moderna es un
requisito central para poder seguir atrayendo masivamente inversión privada".
Bill Richardson Secretario de Energía de Estados Unidos "El gobierno de mi país piensa que el
clima de inversión en Colombia es muy positivo. Si yo tuviera dinero lo invertiría en Colombia". Alicia
Lozano Vila Estudiante de ciencias políticas, noveno semestre, Universidad de los Andes "Es
claro que estamos mal, pero también es claro que cuando uno está en dificultades tiene que pensar
positivamente. Y en realidad creo que entre los jóvenes ya existe una atmósfera de cambio y de
optimismo. Alrededor mío hay mucha gente preparándose con esfuerzo, consciente de que su vida y
su país dependen de ese trabajo. Las crisis también sirven para despertar. "Hay muchos que piensan
irse del país, pero yo siempre que lo he hecho, a estudiar a Francia e Inglaterra por ejemplo, ha
sido con la clara conciencia de prepararme para volver a trabajar en Colombia. Tengo muy claro que
mi futuro está aquí ". William Morris Gerente General para Colombia y Venezuela de Halliburton
Corporation "Mi visión personal y como gerente general de Halliburton, es que Colombia es una tierra
de recursos y oportunidades. Por recursos no solo hablamos de petróleo y gas sino de su gente. He
vivido por más de tres años en Colombia y aprecio el talento y compromiso de los colombianos. A
pesar de las dificultades, tenemos identificada a Colombia como un país clave, donde podemos hacer
negocios. Creemos que las posibilidades para reservas de petróleo y gas están aquí, al igual que la
gente necesaria para hacerlos realidad". "Soy responsable de nuestras operaciones en Colombia y
Venezuela. Aunque Venezuela tiene mayores reservas de petróleo, nosotros creemos que las
reservas en Colombia son sustanciales e interesantes. Colombia es una especie de tierra de
oportunidad, en parte porque debido a las dificultades, no todos vienen a competir aquí. Se necesita
una habilidad y una voluntad especial para venir, pero los resultados son muy buenos".
Augusto Jiménez Presidente de a multinacional norteamericana Drummond, exportadora de carbón
"La Drummond cree en Colombia y en su gente. Nosotros comenzamos nuestra operación hace
cuatro años y lo hemos hecho con éxito. Tenemos una mina de carbón en La Loma, Cesar. Abrimos
la mina, construimos un puerto en Ciénaga y una línea férrea, donde los trenes hoy operan a plena
marcha. "Si uno conjuga las excelentes reservas mineras del país, un equipo humano que trabaja
muy eficientemente y un manifiesto apoyo del gobierno a la inversión extranjera, se puede ser
optimista. En la reunión entre El señor Drummond, dueño de la compañía, y el presidente Pastrana en
Nueva York en septiembre pasado, la energía positiva que le transmitió el mandatario fue suficiente
para que el señor Drummond decidiera invertir 500 millones de dólares más en Colombia. Esto
significa duplicar el proyecto que tenemos en el país. De un movimiento de energía positiva entre dos
personas, hemos pasado a la acción concreta. Hoy ya estamos ampliando la mina, comprando nuevos
muelles y ampliando el puerto. En el año 2000 duplicaremos nuestras exportaciones de carbón, que
pasarán de 6,5 millones de toneladas el año pasado a 13 millones de toneladas".
Carlos Arias Médico
"Señor Director: Soy un trabajador de la salud, casado con hijos y rondando los 40. El sábado pasado
decidí salir de la ciudad para pasar dos días en tierra caliente, acompañado de mi esposa, con el fin
de alejarme un poco de las penurias económicas que me agobian y quitan el sueño. Rodando por el
pavimento, en un día soleado y lleno de luz, me puse a contemplar el hermoso verde de diferentes
tonos y salpicado de colores que rodeaba la carretera, los niños con ropas raídas, jugando en las
casas a la orilla del camino, campesinos andando con azadón al hombro, gente que lucha toda la
vida, y de repente me detuve y dejé que en mis ojos se manifestara el amor por esta tierra, mi tierra,
y por este pueblo, mi pueblo. Comprendí que pase lo que pase, sufra lo que sufra, jamás
abandonaré esta patria, suelo donde están enterrados mi padre y el padre de mi padre. Yo no me
iré aunque pierda mi lucha personal".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.