Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/3/2002 12:00:00 AM

"Hay que partir de la base de que Estados Unidos es un país amigo"

En las últimas semanas varios temas de la Cancillería han estado en el ojo de la controversia. SEMANA entrevistó a la ministra Carolina Barco.

Carolina Barco ya esta aclimatada en el despacho de la Cancillería, en el Palacio de San Carlos, un rincón amable y acogedor en medio de esa casona de corredores interminables y laberínticos. Su desempeño al frente de las relaciones exteriores del país ha sido discreto y eficiente. Y su trato personal tiene el mismo sello. SEMANA habló con ella para indagar por sus planes y por sus reacciones frente a algunos temas polémicos de su cartera.

SEMANA El ex candidato Lucho Garzón dijo que su nombramiento era un reconocimiento a la familia Barco por las afinidades de este gobierno con la estrategia de su padre. ¿Usted qué opina?

Carolina Barco: Creo que el Presidente me pidió que lo acompañara por la carrera que he hecho y por mis capacidades de coordinación y de gestión. Posiblemente sí tuvo que ver mucho esa formación como miembro de la familia Barco, en el sentido de que tengo un gran amor y compromiso por mi país.

SEMANA ¿Es una ventaja o una desventaja tener la nacionalidad estadounidense, además de la colombiana, para representar al país?

C.B:. Desde que el Presidente me ofreció la Cancillería sentí la necesidad de dejar la ciudadanía estadounidense. Yo tenía la doble nacionalidad por nacer en Boston. Entonces renuncié formalmente a la estadounidense en julio, con todos los requisitos legales.

SEMANA Algunos están criticando una excesiva docilidad con Estados Unidos y uno de los argumentos son los aranceles para productos agropecuarios. ¿Usted qué opina?

C.B:. No hay excesiva docilidad. Si miramos el caso de la solicitud del artículo 98 del Tratado de Roma de otorgarles la inmunidad a todos los estadounidenses vemos que Colombia se mantuvo, con argumentos claros, en su posición de reconocer inmunidad sólo a quienes sean cooperantes de Estados Unidos, y dicho país aceptó los argumentos. Es más, el gobierno Bush nos dijo que éramos uno de los países que había hecho el estudio más juicioso del artículo 98. Frente al tema de los aranceles, Estados Unidos solicitó que se notificaran las franjas aplicadas, como se venía haciendo con los demás países, y así se hizo.

SEMANA ¿Debemos entender que Colombia no va a expedir la inmunidad especial que exigía Estados Unidos frente a la CPI y que ya ese tema está cancelado?

C.B:. Nosotros tenemos entendido que el convenio del año 62 ofrece las garantías suficientes y Estados Unidos no ha vuelto a decir nada.

SEMANA Otro tema ha sido el del cierre de las embajadas. Dicen que el ahorro de 20.000 millones de pesos resulta pírrico frente a la posibilidad de que Colombia pierda negocios. Resultó interesante lo que dijo el representante de Indonesia, que era mejor cambiar a la gente ineficiente que cerrar la embajada.

C.B:. Tenemos 50 embajadas y más de 100 consulados que nos permiten mantener las relaciones con los países amigos directamente o a partir de concurrencias. Considero que así podemos atender las relaciones desde el punto de vista político, comercial, como también en otras áreas. La situación fiscal obliga a ser cuidadosos con sus recursos. Veinte mil millones al año no es una cifra despreciable en educación o salud.

SEMANA Otra crítica es el nombramiento en cargos diplomáticos a los parientes de personajes uribistas. Como el caso de Enrique Vargas en el Vaticano, la hermana de María Isabel Mejía en Alemania, el hijo de Enrique Gómez en París, y otros. ¿Eso no contradice el principio de la meritocracia?

C.B:. Estas son personas que se han escogido por sus cualidades. Victoriana Mejía, es una persona que habla alemán, que conoce bien el país. A Miguel Gómez le reconocemos una trayectoria muy destacada como profesional, habla francés y se mueve en el medio. Si miramos las cualidades de cada uno veremos que son aptos para estos cargos.

SEMANA ¿Cuáles son los planes para las relaciones con Venezuela?, ¿se volverá a la delimitación de las fronteras?

C.B:. Pensamos seguir trabajando con una visión integral a partir de las comisiones binacionales. Con la comisión negociadora nos hemos reunido ya dos veces. Como ustedes recordarán, desde el acuerdo de San Pedro Alejandrino se convino que se mirarían los temas de frontera de una forma integral. Con Venezuela necesitamos profundizar nuestras relaciones comerciales y culturales.

SEMANA ¿En relación con la permanencia del presidente Hugo Chávez cuál será la posición oficial de Colombia?

C.B:. Nosotros respetamos la política interior de Venezuela y somos firmes creyentes de que hay que ser absolutamente respetuosos del sistema democrático y constitucional venezolano.

SEMANA Alrededor de Colombia se configura un anillo de izquierda: el eje Chávez, Castro, 'Lula', y de pronto el coronel Lucio Gutiérrez en Ecuador?

C.B:. Creo que con cada uno de estos países tenemos que trabajar en nuestros intereses comunes. Me parece muy importante seguir fortaleciendo el Alca. Estamos buscando una reunión bilateral de alto nivel, con el Brasil. Hemos iniciado con los vecinos reuniones de perfil ministerial, como la realizada en octubre con Ecuador, y con Venezuela con motivo de la visita del presidente Chávez el 13 de noviembre. Y tenemos programada una reunión con Perú y Panamá antes de que termine el año.

SEMANA Otro tema que está sobre el tapete es el de las ONG, sobre todo las de defensas de derechos humanos. Se está hablando de que existe casi una ofensiva internacional del gobierno contra ellas.

C.B:. No, yo creo que es una percepción equivocada. Nos hemos reunido con el cuerpo diplomático y las ONG para aclarar esos equívocos. En parte la pregunta surge por las visas. Hemos aclarado que en todo país, y en Colombia desde hace más de un año, existen visas que corresponden a distintas actividades. En Colombia, desde hace más de un año, existe un decreto que reglamenta las visas por el motivo de la visita. Y aclara los requisitos para la visa de cooperante de ONG, lo cual da claridad para las ONG y les facilita el trabajo.

SEMANA Hay el caso de la embajadora Kertzman, que tiene como una guerra privada con unas ONG en Canadá. ¿Esa es una actitud de la embajadora o una política?

C.B:. Hubo una malinterpretación con la visa de un activista. El problema fue que él no presentó toda la información porque acostumbraba a venir como turista cuando venía a ejercer como cooperante. Al solicitarle que complementara la información surgió el malentendido. Para el gobierno está claro que es fundamental mantener buena relación con las ONG y facilitarles su trabajo.

SEMANA Se nota un contraste entre Pastrana y Uribe, en el que el primero viajaba por el mundo, manejando una imagen internacional muy fuerte. Uribe se la pasa en los pueblos, con las asambleas comunitarias. ¿Hay un cambio de perfil, vamos a tener una actitud más aislada?

C.B:. No va a ser para nada aislada. Llevo día y medio trabajando con los embajadores que comienzan ahora porque tenemos muy claro que no podemos estar aislados y tenemos que salir a contar nuestra realidad: las historias de Colombia, su democracia, su tejido social, la cultura y el conflicto. Esta es una diplomacia que incluye relaciones con ONG, con académicos, con los cinco millones de colombianos en el exterior.

Y estamos sacando unos folletos que explican las políticas del gobierno, la situación económica, para que en el exterior las embajadas tengan información no reactiva, sino proactiva.

Salgo ahora para Corea a participar en un foro sobre gobernabilidad y democracia, luego el Presidente va a ir a la Cumbre Iberoamericana, y se va a estar reuniendo también con los presidentes vecinos y los europeos el año entrante.

Pero es cierto que los viajes van a ser más espaciados. El Presidente ha dicho que él tiene un compromiso con los colombianos, así que debe estar al frente de la situación, y para eso tiene una Cancillería que lo apoya. Por eso, antes de posesionarse, él hizo contactos con los gobiernos inglés, francés, español, brasileño. Estuvo en los países vecinos. Pero el mensaje es: "Estoy aquí, estoy al frente porque vamos a salir adelante".

SEMANA A usted le ha tocado enfrentar el potro de una Cancillería sin tener experiencia en el tema. ¿Cómo ha hecho?

C.B:. Hay tres elementos. Considero que en estos puestos es importante la estructura, la capacidad de trabajo, de escuchar, de aprender, y yo estoy cumpliendo todo eso. Segundo, aquí hay un equipo que me está dando un excelente soporte. Además he encontrado el aporte maravilloso de ex cancilleres, de personas interesadas en las relaciones del país. Todo el mundo ha sido absolutamente generoso, amplios en sus sugerencias y en todos sus consejos, y la verdad es que me he sentido muy apoyada.

SEMANA ¿Usted cree que de aquí en adelante va a seguir una carrera política con destinos más altos?

C.B:. A mí me gusta ser parte de un equipo y apoyar a un gran líder, como el presidente Uribe, quien es un líder maravilloso. Estoy dedicada a trabajar y a ayudarlo a cumplir con sus promesas, que el país quiere y que todos queremos para Colombia.

SEMANA ¿No esperaremos una presidenta Barco en el futuro?

C.B:. No creo, francamente, no creo, no le apostaría (risas).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?