Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/12/13 23:22

Captura del ‘Enfermero’ destapará el expediente más tenebroso de las FARC

Su nombre es Héctor Albeidis Arboleda. Lo acusan de delitos de tortura agravada y aborto sin consentimiento.

Héctor Albeidis Arboleda Buitrago, apodado el 'Enfermero’ el día de la captura. Foto: Cuerpo Nacional de Policía de España.

Desde este lunes el empeño de la Fiscalía estará en agilizar los trámites para traer de vuelta al país a Héctor Albeidis Arboleda, conocido también como el ‘Médico’ y quien se ocultó durante tres años en Madrid (España) bajo la fachada de un profesional de la medicina egresado de la Universidad Interamericana de Salud de La Habana (Cuba).

Las autoridades españolas no han logrado establecer si Arboleda se encontraba legal o ilegalmente en ese país, punto clave para determinar si se le extradita o se le expulsa.

Una vez llegue a Colombia, deberá ser presentado ante un juez que lo requiere para que responda por tenebrosa acusación: 150 abortos que les practicó a guerrilleras de las FARC, incluidas menores de edad.
Se trataría de una “política de guerra”, según lo explicó el director nacional de Seccionales y de Seguridad Ciudadana de la Fiscalía, Luis González León.

Añadió que “varias mujeres murieron en estas prácticas de abortos y otras quedaron con lesiones, otras refirieron que esto para ellas fue una tortura”.

¿De qué delitos se acusa al ‘Médico’?

En un expediente con 300 folios, la Fiscalía tiene documentado el proceso contra Arboleda. Deberá responder por los delitos de aborto forzado, homicidio, actos crueles e inhumanos, tortura, concierto para delinquir, reclutamiento forzado y abuso sexual. De resultar condenado, recibiría una pena no menor a 40 años de prisión.

Los investigadores lograron establecer la responsabilidad del ‘Médico’ en estos hechos por cuenta de la declaración de un integrante de las FARC que fue detenido hace dos meses en Medellín y que le prestaba labores de asistencia.

“La orden era clara. Las filas no se podían llenar de niños recién nacidos y la que se negara a colaborar debía ser procesada y eliminada. Para eso estaba el ‘Médico’, para que esa orden se cumpliera”, dijo sin el mayor estupor el guerrillero a los investigadores.

Con esta información, los investigadores siguieron con las pesquisas hasta dar con el paradero de Arboleda. Hace un mes prendieron la alerta internacional y notificaron a las autoridades españolas sobre su presencia en Madrid.

“De fuente de primer nivel se conoció que Héctor Albeidis Arboleda se esconde con una fachada de médico y estaría tramitando un asilo político para garantizar su permanencia en ese país”, decía uno de los apartes de la notificación entregada a las autoridades internacionales. Tal información llevó a su captura el sábado pasado.

Ley del aborto


Arboleda, con 40 años, carga sobre sus hombros la ejecución de uno de los crímenes menos documentados por la justicia: los abortos a los que sometieron a miles de mujeres combatientes de las FARC.

“La labor de Héctor Albiedis Arboleda se concentró principalmente en el Eje Cafetero y en Chocó, donde obligaban a abortar a las mujeres, la mayoría indígenas y menores de edad”, aseguró el director González.
Medio centenar de las víctimas del ‘Médico’ eran, precisamente, niñas indígenas de la comunidad Zabaleta de Chocó, que fueron reclutadas de manera forzosa.

Según cifras del ente acusador, en un año, el promedio de abortos obligados en esa guerrilla ronda los 1.000, “todo por cuenta de las guerrilleras que son sometidas a esclavitud sexual por parte de cabecillas o mandos medios de las FARC”, señaló a este portal uno de los investigadores.

Un estudio de la Universidad Sergio Arboleda estableció que los guerrilleros facilitan anticonceptivos a sus compañeras de armas. Ahora, en caso de que queden embarazadas y decidan tener el bebé, pueden ser juzgadas.

De esta situación sólo se salvan las parejas de los comandantes, que pueden tener hijos o una mejor alimentación, entre otras cosas, lo que genera “estratificación” dentro del grupo armado, según la investigación.

Con el traslado del ‘Médico’ al país se abriría todo un nuevo capítulo judicial que podría ser catalogado como violencia de género por cuenta de los vejámenes y muertes a las que centenares de mujeres fueron sometidas, en medio de una guerra en la que nunca pidieron participar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.