Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/10/2017 7:06:00 AM

Mujer denuncia que helicóptero que llevaba a Vargas Lleras le destechó la casa

Yadira Perea asegura que tras siete meses del incidente, que puso en conocimiento de la Defensoría del Pueblo, nadie le ha respondido por los daños.

El 5 de abril del 2016, el vicepresidente Germán Vargas Lleras, junto con el ministro de Vivienda de la época, Luis Felipe Henao, estuvo en Capurganá inaugurando las obras de remodelación del aeropuerto.

El ambiente era sólo de buenas noticias. Se trataba de una inversión de 2.668 millones de pesos para la rehabilitación de más de 9.000 metros cuadrados, que incluían una pista nueva. De allí, la comitiva del alto gobierno partía en helicóptero hacia Quibdó, donde sortearían 848 casas gratis.

Le puede interesar: La generación perdida de Chocó

Muy cerca del aeopuerto vive Yadira Perea Mejía, una mujer negra, desplazada por la violencia. “Después de mucho sacrificio logré junto con mi compañero conyugal Emiduen Ballesteros construir una casa de habitación, e igualmente dotarla de los muebles mínimos que requiere una familia”, le dijo a la Defensoría del Pueblo.

Yadira Perea denunció que helicóptero de comitiva de Gobierno averió su casa.

Dice Yadira que ese sueño de su vivienda se echó a perder, paradójicamente, “por obra y gracia de los helicópteros militares que ese día transportaron al señor vicepresidente de la República, doctor Germán Vargas Lleras, y al señor Ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao”.

Según la querella, que desde hace siete meses fue interpuesta ante la Inspección de Policía de Capurganá, la Defensoría del Pueblo, regional Darién Urabá, y ante la Alcaldía de Acandí, eran las 11:30 de la mañana cuando una aeronave voló por encima de la casa de Yadira que, de acuerdo con las fotografías que anexó a la denuncia, terminó sin varias tejas, con muros averiados y algunos electrodomésticos inservibles. 

“Mi casa de habitación está ubicada muy cerca del aeropuerto de Capurganá, el cual se encuentra funcionando prácticamente en el centro de la población. El día 5 de abril, después de terminado el evento de la visita, al despegar el helicóptero que transportaba al vicepresidente, el mismo sobrevoló sobre mi casa causando el desplome del techo de mi vivienda, al igual que dejó afectadas las paredes, saliendo afectado mi hijo, John Jader Perea, de 12 años, quien recibió un golpe al caer un pedazo del techo de la casa”.

Yadira se aseguró, según se lo dijo a Semana.com, de dejar constancia aquel día de lo que había ocurrido. Lo primero que hizo, dice ella, fue ir a la estación de Policía para denunciar los hechos. Diez días después, la Inspección realizó una visita a la casa de Yadira, acta que firmaron María Berlides Berrío, inspectora de Policía de Capurganá; el capitán Luis Alexander Barbosa, jefe administrativo Departamento de Policía de Urabá; el subintendente Henry Herrera, comandante de la subestación de Policía de Capurganá, y otra vecina de Yadira quien también mostró algunos daños menores que también atribuyó al paso del helicóptero.

“En vista de las averías observadas en una parte del techo de la vivienda, la Policía Nacional decide realizar una labor social y manifiesta su interés de apoyar a esta familia realizando algunos arreglos tales como reposición y cambio de parte del techo afectado, a lo que la señora Yadira Perea accede, por lo que nos permite el ingreso a la vivienda para verificar las necesidades”, se lee en el acta.

No obstante, Yadira asegura que durante mes y medio su casa estuvo, al menos en la parte afectada, a la intemperie. “Allá están los huecos y las paredes con rajas, estuve bajo sol y agua durante el tiempo que le dije. El niño me duró 15 días enfermo. Siete meses después nadie me ha ayudado, nadie me ha respondido por los daños”, dice.

Yadira acudió también a la Personería, adonde, según ella, llegó una respuesta en la que le decían que el hecho no había sido puesto en conocimiento de la Policía el mismo día en que había ocurrido. Semana.com intentó acceder a un pronunciamiento de la Vicepresidencia, a través de unos de sus funcionarios de prensa.

Uno de ellos dijo que en su momento se habían hecho las investigaciones del caso y que la respuesta del coronel de Casa Militar (que tiene a cargo la seguridad del Vicepresidente) era que el hecho sí había ocurrido pero no con el helicóptero que se llevó a Germán Vargas Lleras de Capurganá, sino con otro que momentos después regresó por sus escoltas. Pese a que el helicóptero que destechó la casa de Yadira, según esta versión, estaba allí recogiendo la avanzada del vicepresidente, con ocasión justamente a su visita, la respuesta fue: "No fue el helicóptero que recogió al vicepresidente, el vicepresidente no tiene nada que ver". Ante la pregunta de quién respondería entonces por los daños, el funcionario dijo: "Volveremos a preguntar al coronel de Casa Militar, pero es necesario aclarar que no fue un helicóptero de la Vicepresidencia".    

Puede leer: Coscorrón de Vargas Lleras: aparece nuevo video

En las denuncias que Yadira puso en conocimiento de la Alcaldía, la Personería, la Defensoría y la Inspección de Policía aparecen varios testigos: la misma Policía y varios vecinos como Carolina Cuesta, Rosley Vergara y José Santa María Jiménez. Éste último le dijo a este portal: “Eso ocurrió. El helicóptero le levantó el techo a ella y a mí. En mi caso fueron 10 láminas de Eternit y seis láminas de zinc. Vino una capitana a ver y nos colaboró con los daños mínimos de los techos. Pero nadie más se reportó. Yo tuve que invertir 150.000 pesos. Pero lo de la vecina (Yadira) sí fue mucho más grave. Eso fue con techo, paredes, televisor y todo. Es que el helicóptero pasó como a dos metros de la casa de ella”, dice.

Yadira señala que seguirá esperando que del Ministerio de Vivienda o de la Vicepresidencia se pronuncien y le reconstruyan su casa, le reconozcan todos los daños que con el tiempo ha debido asumir de su propio bolsillo. Aunque no tenga ya, según dice, adónde más acudir. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.