Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/14/2014 12:00:00 AM

Este es el empresario amigo de ‘Catatumbo’

La historia de Henry Acosta, el hombre que sirvió como mediador entre las FARC y los presidentes Uribe y Santos.

Se podría decir que Henry Acosta Patiño es un completo desconocido para la opinión pública del país, pero, a juzgar por las últimas revelaciones, pasará a la historia como el empresario valluno que en completo anonimato hizo el papel de intermediario entre la guerrilla de las FARC y dos presidentes de Colombia: Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos.

Esa labor de mediación, que en muchas ocasiones se les encarga a grandes personalidades, algunas veces de talla internacional, esta vez corrió por cuenta de Acosta Patiño, un personaje que se mueve en el mundo empresarial y oficial del Valle.

Desde la semana pasada, su nombre es objeto de escrutinio público no porque lo que hizo estuviera mal, sino porque cumplió esa labor de mediación no sólo con el presidente Santos, sino con Uribe, algo que ha llamado mucho la atención debido a que justo el exmandatario es el principal opositor al actual proceso de paz y la forma como se vienen desarrollando los diálogos.

Ese doble rasero es el que viene cuestionando, con pruebas, el periodista Daniel Coronell, en sus dos últimas columnas “… Y Traque, Mandrake” y “El enlace secreto entre Uribe y Catatumbo”.

Todo indica que la gran fortaleza de Acosta para ese encargo, además de la discreción, es que era amigo de infancia de uno de los hombres fuertes dentro del secretariado de las FARC: Jorge Torres Victoria, más conocido como ‘Pablo Catatumbo‘.

De acuerdo con su perfil en Facebook, Henry Acosta nació el 15 de noviembre de 1948, en Génova, Quindío, pero creció en Cali, Valle. En esa ciudad estudió Economía en la Universidad del Valle y allí se forjó profesionalmente.

Sus fuertes son la economía solidaria y el cooperativismo. De hecho, la única empresa que aparece registrada a su nombre, llamada Consultorías Sociales y Económicas (Consoeco) Limitada, tiene por objeto prestar toda clase de asesorías y consultorías para promover proyectos económicos y sociales en los ámbitos rural y urbano; “la sociedad se inspirará en la filosofía de la cooperación social (..)", detalla el certificado de existencia de la Cámara de Comercio de Cali. (Ver certificado).

Aunque dicha empresa nació en 1997 con el nombre de Factoring del Pacífico y luego se llamaría Consultores de Inversiones Ltda; sólo en el 2006 adquirió la razón social que tiene en la actualidad. La compañía fue constituida con un capital de 20 millones de pesos y los únicos accionistas son el señor Acosta Patiño y su esposa, Julieta López Valencia.

Personas cercanas a la pareja aseguran que la relación con ‘Pablo Catatumbo‘ realmente comenzó con una hermana de este y que la amistad se pudo gestar en las aulas de la Universidad Santiago de Cali (Usaca).

No obstante, Carlos Lozano, director del semanario Voz, dijo en una entrevista este martes en Blu Radio que ese vínculo entre Acosta y ‘Catatumbo‘ es del colegio o la universidad, lo cierto es que “compartieron salón de clases”, aseguró.

También reveló que el ex vicepresidente Angelino Garzón, cuando era gobernador del Valle, fue quien contactó a Acosta con Uribe. Y ese mismo empresario fue el que "hizo las gestiones de acercamiento entre Santos y las FARC”, afirmó Lozano.

Esa amistad con ‘Catatumbo‘ no fue impedimento para que Acosta se moviera como pez en el agua en el selecto círculo empresarial de Cali y el Valle, algo irónico, ya que ese sector ha sido uno de los más golpeados por las acciones de la guerrilla en esa región del país. Basta recordar los secuestros de la iglesia La María y el del Kilómetro 18 en Cali.

Acosta no sólo estuvo al frente de la fundación de la EPS Coomeva, sino que además ocupó cargos públicos.

Primero fue secretario de Desarrollo Comunitario de la administración del entonces gobernador del Valle y ex vicepresidente, Angelino Garzón, durante seis meses para el periodo 2004–2007.

Luego pasó a ocupar el cargo ad honorem como asesor de Paz y Convivencia Social de Garzón. Lo curioso es que en ese cargo al parecer no realizó ninguna gestión de importancia que permitiera acercamientos o diálogos con miembros de las FARC en el departamento o alguna gestión humanitaria, según explicó Fabio Cardozo, titular de la oficina Gestora de Paz del Valle para esa fecha.

Y durante tres meses del 2012 que duró el mandato del gobernador del Valle destituido Héctor Fabio Useche, fue coordinador del comité de empalme de esa corta administración. “Allí estuvo como garantía de transparencia del sector empresarial del Valle”, dijo a Semana.com el destituido mandatario, pero se abstuvo de revelar quién le recomendó ese nombre.

Pero esa no fue la única vez que Acosta pisó el sector oficial. Durante la Alcaldía de Cali del excandidato vicepresidencial Carlos Holmes Trujillo, Henry Acosta ocupó un cargo público, pero todos los consultados coinciden en asegurar que debió abandonarlo por un lío jurídico.

También hizo parte de la Central de Cooperativas Agrarias (Cencoa), en el Valle del Cauca “y aunque nunca tuve relación directa con él, sé que es un señor amable, de buenas maneras y adornado para hablar. Un hijo suyo fue dirigente en la comuna 17 de Cali”, recordó el senador y exalcalde de esa ciudad, Jorge Iván Ospina.

Más allá de esos datos, las únicas señales públicas de existencia del señor Acosta son sus cuentas en Facebook y Twitter; en esta última al parecer se presenta con el nombre de “Brendon”.

Precisamente en esa cuenta colgó en la mañana de este martes un trino de su amigo Angelino Garzón, en el que advierte: “Me preocupa la integridad física de Henry Acosta, persona que ha colaborado en la búsqueda de la paz en los gobiernos de Uribe y Santos”.

Si los diálogos en La Habana llegan a buen puerto, Henry Acosta Patiño pasará a la historia de Colombia como el empresario que logró algo imposible: en medio de la guerra, convertirse en el mediador secreto del mensaje de paz entre el Gobierno y las FARC.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.