Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/28/2013 12:00:00 AM

“Cada magistrado responde de manera individual”

El presidente de la Sala Disciplinaria del CSJ se refirió al episodio de su colega Henry Villarraga.

A raíz del escándalo del fin de semana en el que se conocieron unas grabaciones que comprometen seriamente al magistrado Henry Villarraga con la presunta colaboración a un coronel implicado en los falsos positivos, el Consejo Superior de la Judicatura se refirió al asunto.

El presidente de la Sala Disciplinaria, Wilson Ruíz, dijo que “cada magistrado responde de manera individual por su conducta”. Igualmente precisó que el magistrado Villarraga no ha asistido en todo el día a su despacho y que ni siquiera presentó excusa por la inasistencia a la sala de hoy lunes.

¿Qué fue lo que pasó?

Las grabaciones realizadas por los organismos de seguridad entre Villarraga y el coronel Robinson González, detenido en un guarnición militar en el occidente de Bogotá, muestran nexos con el oficial en conflicto.

En una de esas charlas, el coronel hace llamadas para que el magistrado ingrese, sin ser registrado, a la sede de la PM 13 de Puente Aranda, donde está detenido junto a varios militares procesados por falsos positivos. ¿Por qué el magistrado no quería aparecer en bitácora alguna?

En otras conversaciones el magistrado organiza con el oficial una reunión-almuerzo con los también magistrados Angelino Lizcano y Julia Emma Garzón. Esta no se pudo dar. También Villarraga habla con el exuniformado sobre líneas jurisprudenciales derivadas de decisiones del Consejo Superior. “El miércoles se va a cambiar la tesis, hermano. Es decir, lo que tanto hemos luchado ya a partir del miércoles sale”, dice Villarraga, a lo que contesta el coronel “Ahh listo, doctor, ¡uf! ”.

En la charla grabada por los organismos de seguridad se deja entrever que, palabras más palabras menos, Villarraga le está informando al procesado sobre las discusiones internas del Consejo Superior de la Judicatura, sobre si algunos procesos de la justicia ordinaria deben ir a la militar. ¿Por qué un magistrado habla con un procesado sobre lo que discute o piensa un alto tribunal?

No es la primera vez que el nombre del magistrado aparece rodeado de escándalos. Villarraga es el mismo que se ha trenzado en una pelea ‘a muerte’ con su colega del Consejo Superior de la Judicatura María Mercedes López, por haber sido ella quien denunció lo que hoy se conoce como el ‘carrusel de las pensiones’ en la rama judicial.

Lo que se sabe es que estos togados, que tienen encima de ellos los ojos de los organismos de control, presuntamente consintieron que decenas de abogados lograran, de forma irregular, cargos como magistrados para poder alcanzar la pensión.

En efecto, Villarraga y sus colegas Julia Emma Garzón y Angelino Lizcano aparecieron dentro de los expedientes como los presuntos responsables de estas prácticas.

Ellos se han defendido de todas las formas y han negado el asunto, pero lo cierto es que los procesos judiciales en la Comisión de Acusaciones avanzan y en otras instancias como en la Fiscalía, se adelantan investigaciones para los funcionarios del Consejo Superior que no están aforados. El listado de los magistrados investigados ya supera 25.

Semana.com quiso conocer la opinión del magistrado Villarraga, pero no contestó sus teléfonos celulares. El que sí contestó fue el magistrado Angelino Lizcano, quien aseguró que él, particularmente, votó a favor de que el proceso del militar fuera llevado a la justicia ordinaria, es decir, en contra del supuesto plan de Villarraga y del militar procesado. “Yo no me reuní con nadie. No conozco a ese coronel y no tengo ni idea por qué se me menciona en el caso”, dijo Lizcano.

Sin embargo, cuando se le preguntó si era conveniente o no que un magistrado se reuniera con una persona a la que se le está resolviendo un proceso, contestó: “No es debido hacerlo”.

De esta manera Villarraga entra ahora en otro capítulo incómodo de su carrera profesional. El magistrado es abogado de la Universidad Autónoma de Colombia con especializaciones en derecho público, administrativo y contratación estatal de la Universidad Externado de Colombia. También cursó una maestría en derecho administrativo de la Universidad Sergio Arboleda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.