Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/09/24 00:04

“Mi papá es un prisionero político en los Estados Unidos”: Hijo de Jorge 40

Jorge Rodrigo Tovar cuenta lo difícil que fue crecer con su padre extraditado y por qué decidió salir del anonimato para jugársela por el proceso de paz con las Farc.

Una intervención de Jorge Rodrigo Tovar criticando la desmovilización de los paramilitares se volvió viral.

De niño, Jorge Rodrigo Tovar tuvo que vivir escondido. Su papá, Rodrigo Tovar Pupo, conocido como Jorge 40, fue uno de los jefes paramilitares que fueron extraditados por el gobierno de Uribe luego en el marco de los proceso de Justicia y Paz. Después de años de anonimato, su hijo Rodrigo ha sido una de las voces más jóvenes más representativas en el proceso de paz. Hace unas semanas su historia se hizo pública cuando se fundió en un abrazo con el hermano de Simón Trinidad, uno de los líderes más emblemáticos de las FARC, también extraditado.

Esta semana, una intervención de Rodrigo criticando la desmovilización de los paramilitares se volvió viral. El joven aseguró en un foro con el expresidente Cesar Gaviria que el “proceso de justicia y paz fue construido con mentira y con engaños” y que su papá habría querido “participar en un proceso de paz con la seriedad con que se está haciendo el de las FARC”. Semana habló con él.

Semana.com: Después de tantos años de silencio, ¿Ppor qué decidió salir públicamente?

Jorge Rodrigo Tovar: No fue una decisión fácil. Y me dan miedo las consecuencias que esto pueda traer a la vida de mi familia y a la mía. He vivido por muchos años en el anonimato, pero no podía ser indiferente al momento histórico que vive nuestro país. Por eso tomé la decisión de convertirme en un soldado de la paz, cueste lo que me cueste. No quiero que ningún otro niño en Colombia crezca separado de su padre por culpa de la guerra.

Puede leer: Hijo de ‘Jorge 40‘ y hermano de ‘Simón Trinidad‘ se reconcilian por la paz

Semana.com: ¿Qué lo motivó a criticar el acuerdo del gobierno Uribe con las AUC?

Jorge Rodrigo Tovar: Me motivó el momento que vivimos. Creo que los jóvenes de Colombia, es decir mi generación, tenemos una particularidad: somos hijos de la guerra y seremos padres de la paz. Hacia atrás sólo hay que mirar para construir el futuro, para no volver a cometer los mismos errores. El acuerdo entre Gobierno y FARC corrige muchas cosas que salieron mal de procesos anteriores. Yo pienso que entre todos los colombianos tenemos que construir la paz. Quienes se oponen hoy al proceso, jugarán un papel fundamental en la construcción de la paz. Hay que respetarlos.

Le recomendamos: “El proceso de paz de Uribe y las AUC fue una mentira”: el hijo del jefe paramilitar ‘Jorge 40’

Semana.com: Esta semana se conoció una carta en el que los líderes de las AUC piden tener la posibilidad de acceder a la justicia transicional. ¿Qué piensa de esa propuesta?

Jorge Rodrigo Tovar: Quiero aprovechar la oportunidad para dejarle claro a todo Colombia que no soy vocero ni represento a nadie. Mis ideas y pensamientos son el producto de mi experiencia de vida. Me enteré de la carta por televisión. Hasta donde conozco, mi padre no la firmó. Me pareció un gesto de paz y reconciliación de parte de quienes la firmaron que hay que valorar. La paz cuando es excluyente genera más guerra. Para hablar de una verdadera paz debemos necesariamente incluir sin excepción a todos los actores del conflicto, legales e ilegales.

Podría leer: De celda a celda

Semana.com: ¿Qué sentimiento le genera saber que su papá fue extraditado y que los guerrilleros nunca enfrentarán esa posibilidad?

Jorge Rodrigo Tovar: Si la pregunta es si me parece justo, mi respuesta es no. Pero repito, no quiero mirar hacia el pasado. Miremos al futuro y busquemos entre todos como solucionar esos errores que nos hicieron daño.

Semana.com: ¿Cómo ha sido la relación con su papá ahora que se encuentra lejos?

Jorge Rodrigo Tovar: Considero a mi papá un prisionero político en Estados Unidos. Mi papá lleva 8 años aislado y sin comunicación permanente, a pesar de eso, la distancia separa dos cuerpos, pero no dos corazones.

Semana.com: ¿Cuál fue el último recuerdo que tiene con él libre?

Jorge Rodrigo Tovar: Cuando apenas tenía 8 años, la violencia me arrebató a mi papá. Tengo muchos recuerdos de él. En este momento se me viene a la cabeza cuando me enseñó a montar caballo. Desde ahí, además de ser mi animal preferido, cada vez que veo o monto caballo, me transporto a esos recuerdos.

Semana.com: ¿Cómo era él como papá?

Jorge Rodrigo Tovar: El mejor papá del mundo. No tengo una sola queja. No sólo era mi padre, también fue mi mejor amigo, mi compañero, mi confidente, en pocas palabras, mi todo.

Semana.com: ¿Con los años, saber lo que hizo ha cambiado en algo esa idea que tenía de niño sobre él?

Jorge Rodrigo Tovar: Yo no juzgo a mi papá. Tengo entendido que en su momento, la única alternativa que el mismo Estado le brindó fue irse a la guerra. Con esto no estoy justificando la vía armada, soy un convencido que la vía armada no nos lleva a ninguna parte, nada bueno nos deja.

Semana.com: ¿Considera que su papá debería hacer algo para que este país lo perdone?

Jorge Rodrigo Tovar: Considero que a mi padre le hace falta que Colombia conozca su historia.

Semana.com: ¿Cómo es crecer siendo hijo de Jorge 40?

Jorge Rodrigo Tovar: No ha sido fácil. Amanecer todos los días con la zozobra de no saber si tu padre está vivo o no es complicado. Tener que dejar por culpa de la violencia mi querido Valledupar y mi amada Colombia no fue fácil. Perdí por culpa de la guerra personas muy cercanas. Tuve que crecer separado de mis hermanos. Mi infancia no fue como la de mis amigos, a pesar de eso, crecí en una familia lleno de amor. Mi madre fue mamá y papá al mismo tiempo. Pero todo eso, me ha dado la fuerza apoyar la paz de frente.

Semana.com: Usted se graduó hace poco de derecho de la Universidad del Rosario. ¿Qué quiere hacer?

Jorge Rodrigo Tovar: Sí. Soy Abogado especialista en Derecho Penal y Gestión Gubernamental. Actualmente, estudio una maestría en Administración Pública. La vida nos va cambiando de un día a otro. Hace un año con algunos compañeros de universidad soñaba con montar una oficina de asesoría jurídica. Hoy, al lado de mis hermanos (quienes por causa de la violencia viven por fuera del país hace varios años) decidimos crear la Fundación Corazón de Bareke. Para nosotros es una propuesta de perdón y reconciliación que busca que el país entero repare su tejido social. Creemos que así podemos alcanzar una paz plena y permanente.

Semana.com: ¿Usted sí cree que este proceso con las FARC va a traer la paz?

Jorge Rodrigo Tovar: Veo al Gobierno actuando con mucha seriedad, responsabilidad y compromiso. El acuerdo no es perfecto, hay varias cosas que yo (si estuviera en mis manos) cambiaría. Pero es preferible una paz imperfecta, que una guerra perpetua como la que vivimos hace más de 50 años en Colombia. La implementación de los acuerdos no traerá la paz automáticamente a Colombia, pero indiscutiblemente, dará un paso gigantesco hacía ella.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.