Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/07/29 16:31

Hijo de 'Jorge 40' y hermano de 'Simón Trinidad' se reconcilian por la paz

Ocurrió en Valledupar en desarrollo del Foro Semana. Negociadores del Gobierno respondieron inquietudes a los vallenatos sobre cómo va ser la implementación de los acuerdos con las FARC.

Hijo de Jorge 40, hermano de Simón Trinidad, Humberto De la Calle y Sergio Jaramillo. Foto: Archivo particular

Jorge Rodrigo Tovar Vélez, hijo del exjefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, y Jaime Palmera Pineda, hermano de Ovidio Ricardo Palmera, comandante de las FARC conocido por el alias de ‘Simón Trinidad‘, se dieron esta mañana un inesperado y cálido abrazo en el Club Valledupar, donde se desarrollaba el foro de SEMANA ‘Hacia el fin del conflicto’.

Tovar Vélez y Palmera Pineda llegaron esta mañana juntos al lugar y se sentaron en primera fila a la derecha del auditorio. Quienes los conocían se acercaban a saludarlos y ellos devolvían el gesto con afecto.

Ellos, miembros de familias amigas y vecinas, vivieron de la guerra en bandos opuestos. Mientras Ovidio Ricardo Palmera pasó de ser un próspero gerente de bancos a una comandante guerrillero, Rodrigo Tovar optó por ingresar a las Autodefensas Unidas de Colombia para combatir a la subversión.

Pero como las guerras se sabe cómo comienzan y no cómo terminan, hoy Rodrigo Tovar y Ricardo Palmera están recluidos y condenados en Estados Unidos por una misma razón: narcotráfico, y no por aquello por lo que tanto lucharon.

"Esto no ha sido fácil, existen muchos miedos por parte de nuestras familias, pero más miedo nos da que a nuestros hijos y a las generaciones futuras repitan lo que nos tocó vivir a nosotros. El camino es el perdón y la reconciliación", dijo Jorge Rodrigo Tovar.

Mientras tanto, Jaime Palmera, que tuvo que salir del país por muchos años, dijo: "Quiero pedirles a todos que acepten la reconciliación. Para mí este hijo de Rodrigo es como mi hijo, ojalá que el ejemplo nuestro lo sigan todos los colombianos".

El mundo está pendiente de Colombia

El foro, donde se produjo este plausible acto de reconciliación, fue instalado por la embajadora sueca Marie Anderson De Frutos. La embajadora destacó la buena impresión que le ha causado la forma como la sociedad colombiana está abierta al debate y la manera como el gobierno ha construido el proceso. Y Suecia, dijo, está comprometida y apoya esta causa desde sus comienzos hace cuatro años.

Al foro asistieron dirigentes regionales y locales que han sido víctimas del conflicto, como el exgobernador de Meta Alan Jara; el actual gobernador de Cesar, Francisco Ovalle, y el director de la Cámara, José Luis Urón, que estuvo secuestrado por el ELN. También se encontraban Andrés Molina, hijo Consuelo Araújo, la ‘Cacica’, y la excandidata a la gobernación Imelda Daza, de la Unión Patriótica. Ella se vio obligada también a abandonar el país ante el exterminio de ese grupo político. El auditorio estaba abarrotado.

En desarrollo del acto algunas víctimas tuvieron la oportunidad de intervenir. El jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, soltó una frase reveladora. Dijo que salir a las regiones es gratificante porque encuentra un espíritu de reconciliación, mientras que en los estrechos círculos Bogotá la gente está enfrascada en círculos viciosos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.