Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/17/2013 12:00:00 AM

Hipólito Moreno, de la Fiscalía a la clínica

Un problema de la columna aqueja al exconcejal, que tiene medida de aseguramiento.

Al inconveniente de estar privado de la libertad, luego que aceptó su participación en el ‘carrusel’ de la contratación en Bogotá, ahora se le suma al exconcejal Hipólito Moreno un quebranto de salud que lo llevó a ser hospitalizado.

Moreno fue recluido de urgencias en la Clínica del Country de la capital de la República, luego que presentar molestia en su columna vertebral. Los médicos del centro asistencial estudian la posibilidad de intervenirlo quirúrgicamente.

El exconcejal, quien permanecía recluido en el búnker de la Fiscalía luego que un juez le dictó medida de aseguramiento, ha manifestado estar enfermo de gravedad, razón por la cual junto con su abogado estima que es necesaria que la medida privativa de la libertad sea domiciliaria.

Darío Bazzani Montoya, abogado defensor de Moreno, indicó a Semana.com que realizarán una serie de análisis para estimar cuál es el verdadero estado de su salud y así conocer cuántos días debe permanecer en el centro médico.

“Tuve la oportunidad de hablar unos minutos con el médico y lo que me ha transmitido es que se ordenó la hospitalización del paciente, someterlo primero a unos exámenes y a una evaluación para ver si su problema lumbar puede ser tratado sin necesidad de cirugía en este momento, toda vez que la situación actual del doctor Hipólito es no someterlo a una intervención”, señaló el jurista.

El abogado añadió que es lamentable que el juez de control de Garantías le negara la detención domiciliaria, sin desconocer que se trataba de una enfermedad muy grave la que padece el expresidente del Concejo de Bogotá. “Lo que muestra en este mes que ha transcurrido de la audiencia para acá es que su situación se ha agravado como consecuencia de la reclusión. Una cosa es que se le niegue el derecho a su libertad, y otra, a su salud, a su vida y a su integridad personal”, aseguró.

Hipólito Moreno, quien fue militante del partido de la U, aceptó que él había direccionado un millonario contrato para la adquisición de ambulancias para Bogotá a cambio de dádivas.

Los delitos que se le imputaron fueron los de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho, lo que podría llevarlo tras las rejas por cerca de siete años. “Pido perdón por estos errores y como una muestra de arrepentimiento, estoy colaborando con la justicia”, aseguró Moreno al aceptar el pasado 21 de mayo ante el juez 67 de garantías de Bogotá que participó en el ‘carrusel’ de contratos.

En su momento el exconcejal salió a los medios a desmentir versiones de excontratistas como Julio Gómez y Emilio Tapia, que lo señalaron de haber orquestado la entrega del multimillonario contrato de 67.000 millones de pesos, el 30 de septiembre del 2009, del que recibió el 9 % de comisión. Moreno está involucrado en esas irregularidades con el exsecretario de Salud Héctor Zambrano, quien se encuentra detenido.

“Héctor Zambrano, en su condición de secretario de Salud de Bogotá, buscó asegurar el contrato a la Unión Temporal Transporte Ambulatorio de Bogotá (…) sabía que estaba recibiendo promesa remuneratoria para cumplir actos contrarios a los de su cargo”, señaló la Fiscalía, al referirse a la supuesta complicidad que manejaron ambos funcionarios.

Otro de los que señalaron a Moreno en esa irregularidad fue el excongresista Germán Olano, detenido también por el caso del ‘carrusel’. Lo vinculó por su relación con el empresario Julio Gómez, quien por estos días trabaja en un proceso de colaboración con la justicia.

Recientemente Moreno concretó un principio de oportunidad con la Fiscalía por el delito de tráfico de influencias. Ante la situación, seguramente la defensa del exconcejal solicitará una vez más que se cambie la detención carcelaria por domiciliaria.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.