Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/29/2013 12:00:00 AM

¿Hubo trabajadores ‘fantasmas’ de la calle 26?

Inocencio Meléndez señaló que en las obras de la fase III de TransMilenio se pagaron salarios por personas que no existieron.

Inocencio Meléndez, exsubdirector jurídico del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), sigue despachado. Este miércoles el polémico exfuncionario declaró que en las obras de la fase III de TransMilenio, se pagaron salarios por trabajadores que nunca existieron.

Meléndez, en sus reveladoras declaraciones sobre el ‘carrusel’ de la contratación en Bogotá, dijo que los hechos causaron un sobrecosto de 800 millones de pesos, gracias a que se contrataron a “decenas de empelados ficticios”.

Según el exfuncionario, quien hace parte de los testigos de la Fiscalía en la polémica investigación, la suma de dinero no sólo habría hecho parte del pago de salarios, sino que también incluye la alimentación y el transporte de los empleados ‘fantasma’.

El exfuncionario del IDU entregó declaraciones en el marco del juicio que se le adelanta a la exdirectora de esa entidad Liliana Pardo y el excontralor distrital Miguel Ángel Moralesrussi en un juzgado de Bogotá.

Meléndez actualmente paga una condena de siete años y seis meses de prisión, impuesta por el juez 27 de conocimiento de Bogotá en agosto del 2011. La sentencia vino después de que se le avaló el preacuerdo que firmó con la Fiscalía por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, prevaricato por acción y prevaricato por omisión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.