Lunes, 16 de enero de 2017

| 2016/05/03 12:24

Adelantar presencia de las FARC en la Corte es un error: De la Calle

Aunque se trató de un falso rumor, para el jefe del equipo negociador del Gobierno el escenario natural para escuchar a esa guerrilla, mientras continue armada, es La Habana y no los organos de decisión.

Humberto de la Calle Foto: Guillermo Torres / SEMANA

A un día de que el Gobierno y las FARC retomen la negociación en La Habana, Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador, atajó los falsos rumores sobre la posibilidad de que algunos cabecillas de esa guerrilla participen en una audiencia pública en la Corte Constitucional, donde se empieza a discutir la viabilidad del plebiscito por la paz.

Para De la Calle, aunque se han dado pasos sustanciales en el logro del acuerdo, "no es conveniente que la participación de las FARC comience a ocurrir" antes de que dejen las armas.

"Mezclar nuevamente política y armas es una experiencia de los años 80 que Colombia no se puede repetir. Las opiniones de las FARC las recibimos con inmenso respeto en La Habana, ese es el sitio adecuado. Una vez transcurra un proceso de dejación de armas transparente esta sociedad abrirá los brazos a las FARC", dijo durante el foro ‘El camino hacia el posconflicto: Colombia en la encrucijada de la guerra y la paz‘, organizado por la Universidad Externado de Colombia.

Allí, el jefe del equipo negociador calificó como apresurados los comentarios que apuntaban a que la Corte había pedido la opinión a las FARC sobre una demanda relativa al proceso de paz, de cuya resolución pudiera depender el blindaje de los acuerdos.

A su juicio, "precipitar y adelantar la presencia de las FARC en los órganos de decisión del estado es realmente un error. Esa línea no puede perderse. Debe perderse la línea de armas y política", agregó.

El alto comisionado de paz, Sergio Jaramillo, también se pronunció frente a esta controversia, y lo hizo casi que en tono de súplica, pues pidió no trasladar las discusiones que apenas se está dando en La Habana a la Corte Constitucional del país. “Déjennos trabajar en La Habana”.

Frente a la discusión que precipitó la polémica demanda interpuesta por el exfiscal Eduardo Montealegre, Jaramillo dijo que la seguridad jurídica de los acuerdos es tan importante como la seguridad física y política”.  
 
Jaramillo asistió a la sesión de la Comisión de Paz del Congreso en la que puso al día a los parlamentarios sobre el actual estado de la Mesa de Negociación de La Habana. “Estamos dispuestos a discutir una serie de medidas que le den seguridad jurídica a los acuerdos”, dijo.
 
También informó a los congresistas sobre su reciente viaje a Europa, dónde se reunió con cancilleres de diez países para hablar sobre el proceso de paz. El alto comisionado reiteró que el apoyo de ese contienente es total y, por eso, aseguró que “lo que va a pasar en Colombia será la mejor noticia en el mundo en el año 2016”.

El lunes se conoció un documento en el que pedía a los delegados del gobierno y las FARC en en Cuba, así como a expresidentes y representantes de la ONU, expresar su opinión sobre una demanda interpuesta por el exfiscal general Eduardo Montealegre que busca blindar los acuerdos de paz.

Según dijo Montealegre, el objeto de la demanda es que "las partes tengan la certeza de que, aún con un presidente enemigo del proceso de paz, los acuerdos serán obligatorios".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.