Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/01/21 10:52

“No he propuesto mi nombre para ser fiscal”: Humberto Sierra Porto

El exmagistrado y juez de la Corte Interamericana desmiente que esté buscando ser el sucesor de Eduardo Montealegre.

“No he propuesto mi nombre para ser fiscal”: Humberto Sierra Porto Foto: Juan Carlos Sierra - SEMANA

Este año, la elección de fiscal general será uno de los principales pulsos de poder del país. El cargo siempre ha sido uno de los más codiciados por los juristas del país e incluso hay quienes dicen que es el segundo en importancia después de la Presidencia de la República.

Ahora, ad portas de firmar la paz, esa función tendrá aún más peso, pues aunque existe un tribunal especial para los procesos de justicia transicional, el fiscal es quien tiene las investigaciones de los miembros de la guerrilla, la fuerza pública y los terceros que han participado en el conflicto.

Por eso, desde ya comienza el sonajero de nombres sobre quién sería el reemplazo de Eduardo Montealegre, quien deja el cargo la última semana de marzo. Uno de los que sonaban hizo público que, por ahora, no está detrás de ese puesto.

Se trata del expresidente de la Corte Constitucional Humberto Sierra Porto, quien hoy es juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El jurista cartagenero escribió un breve comunicado de prensa en el que dice: “A propósito de algunas versiones que han circulado a través de los medios de comunicación… me permito precisar que tales afirmaciones no corresponden a la realidad, toda vez que no he tenido contacto alguno con el gobierno nacional para esos efectos, no he propuesto mi nombre, ni tampoco he considerado acceder a esa dignidad”.

Durante las últimas semanas ha existido gran especulación sobre el tema. Aunque faltan más de dos meses para que el presidente presente la terna, ya suenan varios nombres. Por ejemplo, los exministros Néstor Humberto Martínez y Fernando Carrillo, el exmagistrado Augusto Ibañez, entre otros.

Por ahora no hay nada oficial, salvo el hecho de que es muy poco probable que se pueda hacer el proceso de elección a finales de marzo. En la Corte Suprema faltan en este momento siete magistrados. Por esta razón no existe el quórum suficiente para hacer esa elección, para la cual se necesitan 16 de los 23 votos. Es tan importante el tema, que esa alta corte ha pensado en cambiar el reglamento para que el quórum cuente con los miembros presentes y no con el total de magistrados.

La prolongación del tiempo de esa elección seguramente hará que el sonajero siga durante varios meses.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.