Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/01/10 22:00

¿Qué pasa en el ICBF?

Las directivas encontraron irregularidades en el programa de Primera Infancia y cancelaron algunos contratos. Madres comunitarias llaman a la protesta.

Los operadores con los que el ICBF cancelará contratos podrían ascender a 800. Foto: Archivo particular

Algo está pasando con el programa de primera infancia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Sería algo muy grave desde que su directora, la abogada Cristina Plazas, advirtió que no aceptará "presiones" para habilitar operadores que no cumplen con los requisitos necesarios para brindar un servicio de calidad de ese programa.

¿A qué tipo de presiones se refiere? Las declaraciones de Plazas se dieron luego de que el pasado 7 de enero un grupo de madres comunitarias protestaron por la cancelación del contrato de una organización para la que trabajaban con el ICBF. Las manifestaciones se presentaron en Cali y en la sede regional del Instituto en Bogotá, según informó El País de Cali.

Pero las denuncias públicas de la directora de la entidad van más allá. Fuentes del ICBF le aseguraron a Semana.com que estas situaciones se están presentando porque las madres comunitarias estarían siendo manipuladas por los operadores, pues han recibido correos en los que les aseguran que se quedarán sin trabajo si la entidad cancela las licitaciones con ellos.

Sin embargo, funcionarios del ICBF le aseguraron a este portal que el hecho que se cancelen esos contratos no quiere decir que ellas quedarían desempleadas, sino que pasarían a trabajar con los nuevos contratistas.

Al parecer, el temor que infunden en las madres comunitarias ha surtido efecto pues, entre ellas han convocado a sus compañeras para realizar manifestaciones en las sedes del instituto.

Semana.com conoció los audios en los que invitan a realizar dichas concentraciones y en los que se refieren a Cristina Plazas y a la directora de Primera Infancia, Karen Abudinen, en términos no muy amigables.

“El instituto nos midió el aceite a las madres comunitarias. Siempre estamos creyendo en la falsedad de la doctora Karen Abudinen, todas sus mentiras y sus hipocresías que dice en el Congreso de la República. (…) Terminar prácticamente con todas las asociaciones de madres comunitarias para enviarles a unos operadores y seguir engrosando el bolsillo de estos”, dicen en una de las grabaciones.

Y agrega: “Yo les hago una invitación: El 18 a las calles porque no podemos seguir haciendo lo que al Instituto le dé la gana con nosotros y nosotras calladas. ¿Quieren otro paro de 25 días? Encantadas de la vida. Pero hay que frenar a Karen, que es el ogro que llegó al ICBF”.

La madre comunitaria que habla en la grabación además dice que ellas no pueden permitir que hagan con ellas lo que les dé la gana pues son las que luchan para sacar el programa a flote. El audio finaliza: “Así es, compañeras, que si la doctora Karen, al igual que la doctora Cristina Plazas, quiere guerra, guerra va a tener y se arma ya mismo la revolución de las madres comunitarias en defensa de nuestros derechos”.

En otra de las grabaciones conocidas por este portal se oye a otra mujer invitando a sus compañeras a manifestar. En esta, les dice que existe la posibilidad de que otras madres queden desempleadas.

“Martes a las 6:30 avísale a todas las representantes legales que conozcas y a las madres comunitarias. Concientízalas de que la contratación de nosotras mismas está en veremos. Las madres comunitarias mayores de 45 años no van”, dice.

Según Cristina Plazas, “más de 500 operadores que no estaban cumpliendo con la calidad a la que tienen derecho los niños no continuarán este año trabajando con nosotros (el ICBF)”. A esto se podría deber la arremetida contra el Instituto.

De hecho, funcionarios del organismo le dijeron a Semana.com que los operadores con los que el ICBF cancelará contratos podrían ser 800. Mientras tanto, la lupa estará sobre los actuales contratistas. Los nuevos, por su parte, serán supervisados mes a mes por la Procuraduría y la Fiscalía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.