02 diciembre 2011

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

"ICBF me quitó a mis hijos por ser gay": periodista norteamericano

POLÉMICAChandler Burr, un periodista norteamericano, denuncia que el ICBF decidió quitarle a los dos niños colombianos que adoptó cuando se enteraron de que era homosexual. El director del Instituto, Diego Molano, se pronunció sobre el caso.

"ICBF me quitó a mis hijos por ser gay": periodista norteamericano. Chandler Burr fue crítico de perfumes en el New York Times entre 2006 y 2010.

Chandler Burr fue crítico de perfumes en el New York Times entre 2006 y 2010.

La cadena CNN reveló en uno de sus programas de mayor audiencia el caso del periodista norteamericano Chandler Burr, quien denunció públicamente que el ICBF se negó a entregarle los dos niños colombianos que adoptó legalmente cuando se enteraron de que era homosexual.
 
El caso se remonta
al 2009, cuando Burr conoció a los dos niños, que hoy tienen 13 y 9 años, y los llevó a pasar el verano con él en Nueva York. Después de cuatro semanas, el mayor de los niños le preguntó que por qué no los adoptaba.
 
Tiempo después el norteamericano viajó a San Gil y, después de pasar una semana completa con ellos, finalmente decidió adoptarlos. En marzo de este año, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar le otorgó oficialmente la custodia de los dos menores, quienes incluso ya tienen permiso de residencia legal en Estados Unidos.
 
Sin embargo, al final del proceso, cuando fue a recoger los pasaportes de sus dos hijos, mencionó casualmente su condición de homosexual, lo que hizo que le retiraran inmediatamente el permiso para poder llevárselos.
 
Según reveló Burr en diálogo con La W Radio, las razones que le han dado para que no pueda llevarse a los niños han ido cambiando.
 
“La primera razón fue que cometí perjurio, pero sólo puede existir perjurio cuando hay una pregunta y una respuesta falsa. A mí nunca me preguntaron si era gay y nunca contesté falsamente. Después dijeron que había sido fraude, pero nunca identificaron el fraude. Por último señalaron que soy un peligro porque soy gay, pero nunca identificaron el peligro”.
 
Burr asegura que durante el proceso nunca le preguntaron por su orientación sexual, e incluso revela que la funcionaria del Instituto que está al frente de su caso le “preguntó a la oficina jurídica si podía tomar en cuenta mi orientación sexual para decidir y los abogados dijeron que no, que era inviable”.
 
El norteamericano explicó que una sentencia de la Corte Constitucional de 1995 sobre la adopción individual excluyó la orientación sexual como un criterio para decidir si una persona puede adoptar o no.
 
En el momento en el que supo que le habían quitado a sus hijos, Burr acudió a Dejusticia, cuyo director, Rodrigo Uprimny, está liderando el proceso para recuperar a sus hijos.
 
Diego Molano, director del ICBF, confirmó en La W la versión entregada por Burr y señaló que en este momento hay dos procesos en curso. Por un lado, hay una tutela interpuesta por Burr y fallada a favor del ICBF que está pendiente de revisión por parte de la Corte Constitucional.
 
Además, aseguró Molano, hay otra investigación interna en el ICBF tras el pedido de Burr, quien solicitó la revisión del proceso. El Instituto argumenta que Burr incurrió en omisión.
 
“Lo que se argumentó por parte del ICBF es que esa es una información muy relevante en el momento de analizar el contexto en el que se van a desarrollar los niños”, indicó Molano.
 
El director del Instituto añadió que una vez conoció el caso, hace algunos días, envió una comunicación a la defensoría de familia para que emita una valoración independiente, teniendo en cuenta la opinión de los menores y haciendo una nueva valoración de Burr.
 
“Aquí es muy importante que entendamos que ellos deben tener voz, que deben ser acompañados, y que se haga una valoración nueva en entrevista con el señor Burr. Tanto para el proceso que está pendiente de revisión de la corte como para el proceso interno en el ICBF”, indicó.
 
Molano reveló que “debido al desarrollo de todo el proceso, los niños están bajo la protección de una madre sustituta” y aseguró tendría que verificar si ellos tienen comunicación con el papá, quien actualmente tiene la custodia oficial.
 
Sin embargo, Burr denunció que el ICBF ha limitado las comunicaciones con los menores.
 
Burr, además, aseguró que el mayor de los niños le contó que habían sido interrogados y que a él habían preguntado si sabía que su papá era homosexual. “Sí, yo sé y no me importa”, respondió, según Burr.

Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad