Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/21/2013 12:00:00 AM

“Las deudas con el Icetex en ocasiones se triplican”

Cerca de 26.000 estudiantes no tienen cómo pagar los créditos del Icetex por los altos intereses que sobrepasan 150 por ciento.

La Asociación Colombiana de Usuarios de Préstamos Educativos (ACUPE) es la  única organización que se le ha parado de frente al ICETEX y ha denunciado los desórdenes administrativos, el sistema de aplicación de tasas de interés, los traslados tardíos al cobro y los abusos con los estudiantes y familias que han acudido a sus préstamos para estudios. No han valido las solicitudes de entrevista con el Presidente de la República, ni con la Ministra de Educación, ni los múltiples derechos de petición, ni las tutelas, para lograr que se haga justicia con los cerca de 26 mil estudiantes que deben pagar deudas superiores hasta en un 150 por ciento debido al cálculo de intereses que hace el ICETEX, y al caos en la gestión. Fernando Calao, presidente de ACUPE y Eliseo Baquero, un padre damnificado por un crédito, le cuentan a Semana.com lo que está pasando.

FERNANDO CALAO
 
Semana.com: ¿Qué es lo que está pasando en el ICETEX?

FERNANDO CALAO: Hay un problema administrativo general. Llevamos diez años luchando para que cambien el sistema de financiación en Colombia y ha sido imposible. 

Semana.com: ¿Cómo afecta ese problema a las personas que han obtenido los créditos del ICETEX?

F.C.: Eso genera mayor costo a los estudiantes. 

Semana.com: Deme un ejemplo.

F.C.: El ICETEX se demora hasta cinco años en empezar a cobrarle la deuda a un estudiante y cuando el estudiante va a solicitar lo que tiene que pagar, mira la cuenta y se encuentra con que su deuda se ha duplicado y triplicado.

Semana.com: ¿El ICETEX cobra intereses sobre esos años que demora en cobrarle al estudiante?

F.C.: Si, corren intereses sobre ese tiempo y por supuesto cobran tal cantidad que al final ya no tienen con qué pagar. Llevan a los estudiantes a que entren en mora con los pagos y ahí les caen las firmas de cobranzas que son las que se están beneficiando a costillas de ellos. Al estudiante les cobran honorarios, retención e IVA. 

Semana.com: ¿Por qué llegamos a esta situación?

F.C.: Eso viene desde Martha Lucía Villegas, la exdirectora del ICETEX y sigue con el actual director Fernando Rodríguez Carrizosa.

Semana.com: Si, pero lo que entiendo es que esas personas aplican una fórmula de cobros que es la que revienta a los estudiantes. 

F.C.: La fórmula que se inventó el ICETEX está contemplada en el acuerdo 1195 del 31 julio de 1992 que no fue registrado ante el Diario Oficial y que de hecho hace que no tenga validez. Ese acuerdo dice que se pueden capitalizar los intereses.

Semana.com: ¿Eso es lo que llaman anatocismo?

F.C.: Si, se llama anatocismo. Cuando usted pide el crédito del ICETEX le dan el capital y ese capital genera unos intereses. Entonces lo vuelven a acumular y de ahí para adelante vuelven a cobrar nuevos intereses. Igualito que el antiguo UPAC. 

Semana.com: ¿Qué dice la ministra de Educación María Fernanda Campo?

F.C.: Esa señora nos mandó una asesora, le explicamos, le contamos incluso que hay gente muerta a la que le han condonado deudas. Y nada. Le cuento algo a usted: la Contraloría empezó hace meses a investigar por cuenta de toda la información que nosotros le hemos entregado.

Semana.com: Si el Ministerio no les para bolas, ¿han intentado con instancias más altas?

F.C.: Si, pero nos mandan a hablar con secretarias.

Semana.com: Sin desconocer el desastre en el ICETEX, ¿no habrá personas que se aprovechan de la situación y simplemente no quieren pagar?

F.C.: No, los que están con nuestra ONG quieren pagar pero no con este sistema de financiación. Que cobren lo que es legal, nosotros no estamos pidiendo que nos regalen nada. Y queremos pagarle directamente al ICETEX, no a las empresas de cobranzas que nos obligan a hacer otro contrato, recalculan intereses y ahí es donde vienen los cobros exagerados.

Semana.com: Tengo información sobre la sede del ICETEX en Madrid (España) que lleva tres años cerrada y que le cuesta al Estado 900 millones de pesos al año. ¿Conoce el caso?

F.C.: Si claro, con ese cierre les quitaron la oportunidad a varios estudiantes de tener dónde quedarse en Madrid. Y fíjese, siguen pagando por gastos de administración, jardinería y servicios por un lugar desocupado.

ELISEO BAQUERO

Semana.com: ¿Cuándo prestó el ICETEX el dinero a su hija?

ELISEO BAQUERO: Mi hija tomó un crédito para estudiar Ingeniería en la Javeriana en el año 1995. Le prestaron un total de 10 millones de pesos durante los cinco años de carrera. 

Semana.com: ¿Una vez terminó la carrera, qué pasó?

E.B.: En marzo de 2001 ella le mandó una carta al ICETEX, estaba como directora la señora Martha Lucía Villegas. En esa carta pedía que por favor le reportaran de cuánto era la deuda total. Como pasaba el tiempo y no le contestaban, logramos a través de ACUPE que la Defensoría del Pueblo interviniera pidiendo esa información. La señora Villegas contestó en diciembre de ese año diciendo que mi hija no había sido objeto de crédito y que por lo tanto no debía nada.

Semana.com: No puede ser…

E.B.: Si, imagínese el desorden tan brutal que tienen allá. Pero mientras tanto y para curarnos en salud, nosotros habíamos empezado a pagar desde mayo cuotas de 486.000 pesos (me muestra todos los recibos de consignación).

Semana.com: Posteriormente, usted qué más hizo.

E.B.: Años más tarde vine a una reunión en el ICETEX en la que la señora Villegas estaba presente y le dije, “aquí tengo una carta suya donde dice que mi hija Liliana Baquero no debe nada, y quiero decirle que usted le mintió a la Defensoría, la engañó. ¿A qué político le entregó los 23 millones que mi hija le consignó al ICETEX estos años?”.

Semana.com: ¿Qué le respondió esa señora?
E.B.: Nada, sólo sé que se fastidió con lo que dije. Y acto seguido, Cisa, la empresa de cobranza, empezó a cobrarnos más plata.  

Semana.com: ¿Y usted tuvo algún contacto con esa empresa?

E.B.: No solo lo tuve, también la investigué y encontré que el IVA que esa empresa cobra no se lo entrega a la DIAN.

Semana.com: ¿Denunció ese hecho?

E.B.: Si, lo denunciamos a la DIAN y nunca nos contestaron.

Semana.com: ¿Por qué les estaban cobrando más plata a ustedes si ya habían  pagado 23 millones?

E.B.: Esta es la hora que no sabemos por qué y tampoco sabemos a dónde fue a parar esa platica.

Semana.com: Pero supondría entonces que con los recibos de pago que me está mostrando, el tema tenía que quedar resuelto.

E.B.: No, imagínese que mi hija aparece reportada en las centrales de riesgo. 

Semana.com: ¿Por qué?

E.B.: Porque ahora me salieron con que debemos 25 millones más. Y es la firma de cobranza, Cisa, la que me presiona por esa plata.

Semana.com: ¿Usted ya habló con el nuevo director?

E.B.: Si claro, y dijo que iba a revisar, y aquí estoy esperando. Sólo me contó que hay cerca de 30 mil estudiantes en la misma situación de mi hija.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.