22 noviembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Imagen de Colombia caerá al suelo si no acata fallo de la CIJ: jurista

DIFERENDOEl letrado insistió en que el meridiano 82 nunca fue el límite marítimo entre Nicaragu ay Venezuela.

Imagen de Colombia caerá al suelo si no acata fallo de la CIJ: jurista.

Foto: Carlos Arango / SEMANA

El jurista español Antonio Remiro Brotons, integrante del equipo de Nicaragua en el litigio con Colombia por los límites en el Caribe, afirmó el jueves que la sentencia de la Corte de La Haya fue "sabia y equilibrada" y opinó que la imagen de Colombia "se caería por los suelos" si no acatara el fallo.

En una larga entrevista telefónica con RCN Radio, Remiro Brotons, catedrático de derecho internacional en la Universidad Autónoma de Madrid, opinó que Colombia debería sentirse "muy satisfecha" con el fallo emitido por la Corte Internacional el pasado lunes.

Sobre la frustración de los colombianos porque la Corte puso bajo la jurisdicción de Nicaragua aguas caribeñas que este país consideraba como propias, señaló que todo es producto de la "falsa idea" de que el tratado Esguerra-Bárcenas de 1928 estableció los límites marítimos en la zona en discusión y que el meridiano 82 era la línea divisoria.

"Si partimos de que no había nada delimitado, Colombia debería sentirse muy satisfecha", insistió el abogado español.

"Nicaragua recibió lo que merecía recibir atendiendo a la geografía, la historia y actos pasados", agregó.

En respuesta a una pregunta del entrevistador sobre cómo pudo mantenerse hasta ahora la "falsa premisa" de los límites ya establecidos no solo en Colombia sino en otros países, señaló: gracias a "astutas y bien amuebladas cabezas colombianas".

Para Remiro Brotons, a Colombia no le queda otra opción que aceptar la sentencia, de la que destacó que fue tomada de forma unánime por 15 jueces en un procedimiento "limpio" y bien fundamentado.

"No se me pasa por la cabeza" que Colombia pueda desconocer el fallo, "no lo puedo considerar ni como una hipótesis", subrayó, al opinar que el sentido de la decisión hubiera sido el mismo si Colombia no hubiera aceptado la jurisdicción de La Haya en 2007, cuando se inició el proceso.

Para el jurista, experto en derecho del mar, la no aceptación del fallo haría caer "por los suelos" la imagen de Colombia en el mundo y tendría un efecto desestabilizador en sus relaciones con el resto de América Latina, aparte de que el Consejo de Seguridad de la ONU podría "tomar cartas en el asunto".

"El derecho no solo está para cuando se gana", subrayó.

A su juicio, lo que Colombia debe hacer ante "la realidad objetiva" del fallo es "buscar la cooperación con Nicaragua", país "con el que ahora tiene intereses comunes".

"Está claro que Nicaragua está en la mejor disposición", subrayó.

Sobre el problema que las nuevas fronteras plantean a los pescadores de las islas colombianas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, señaló que no hay razón para "atemorizar" a la gente y que pueden hacerse acuerdos de pesca que les permitan seguir faenando en aguas sujetas ahora a la jurisdicción nicaragüense.

Remiro Brotons insistió en que Colombia debe sentirse satisfecha por un fallo que le da derecho sobre San Andrés, Providencia y Santa Catalina y sus siete cayos adyacentes, y porque no se haya roto la continuidad marítima entre el "cogollo" de las islas y la zona económica exclusiva de la costa continental colombiana.
 
EFE
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad