Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/24/2014 12:00:00 AM

Unas 300 personas damnificadas tras incendio en Suba

La mayoría de los habitantes del barrio Villa Cindy son recicladores que claman por ayudas, pues lo perdieron todo.

En la tarde del pasado lunes, un incendio en el barrio Villa Cindy en la localidad de Suba, en el norte de Bogotá, consumió cerca de 38 casas. El episodio dejó unas 300 personas damnificadas entre adultos y niños. El incendio se originó, al parecer, por una veladora encendida.

Los habitantes, todos recicladores, perdieron sus pertenencias y piden a gritos la atención y protección del Estado. "Quedamos con una mano adelante y otra atrás", dijo Viviana Pérez una de las personas que perdió sus pertenencias.

Aunque algunas autoridades ya se han hecho presentes, las personas piden ayudas en utensilios para cocina, útiles de aseo, ropa, comida. Lo más crítico es que estos habitantes quedaron indocumentados.  De los ranchos no queda nada, y la gente escarba en busca de objetos de valor e intentar recuperar algo de lo perdido.

La Unión Villa Cindy es un barrio ubicado en el extremo noroccidental de Bogotá, al lado del Río Bogotá, construido con improvisadas viviendas.
 
Nancy Gálvez dijo que estaba viendo televisión cuando sintió la llamarada al lado de su casa. "Sólo alcancé a sacar los niños".

La mujer contó que en cuestión de minutos los ranchos de madera y latas quedaron hechos cenizas. " no nos dio tiempo de sacar nada".

"Para dónde vamos a coger" es la pregunta que se hace Viviana Pérez quien perdió su casa y sólo quedó con lo que tenía puesto. "Nosotros estábamos haciendo papeles para legalizar, no nos queremos ir de acá".

Lo cierto es que los ranchos están construidos al lado del río Bogotá por lo que la legalización es casi imposible. 

La propia alcaldesa de Suba, Marisol Perilla, le dijo a los habitantes de esta deprimía que por ahora se comprometían con entregar ayudas humanitarias y que la orden de la alcaldía mayor es "entregar soluciones de fondo". 

La idea es que los ubiquen "para que tengan una vivienda dudan y un trabajo digno", dijo la funcionaria.  

Ya se entregaron bonos de mercado por 140.000 pesos para las familias damnificadas, además de colchonetas, y cobijas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.