Domingo, 26 de febrero de 2017

| 2009/04/24 00:00

Incertidumbre por liberación del cabo Pablo E. Moncayo

Mientras la senadora Piedad Córdoba denunció operaciones militares en la zona donde podría ser liberado el militar, las Farc todavía no han entregado coordenadas. La familia del cabo sigue a la espera de noticias.

El profesor Gustavo Moncayo, padre del cabo Pablo Emilio, en compañía de las senadora Piedad Córdoba. (Foto: AP)

Colombia prácticamente se ha acostumbrado a que los momentos previos a la liberación de un secuestrado, la tensión entre el gobierno, las Farc y los mediadores llegue un punto álgido, casi al borde de echar al traste con la operación.

Así pasó con la liberación de Alan Jara y Luis Eladio Pérez, secuestrados por las Farc durante cerca de siete años. Los tires y aflojes entre el gobierno, los mediadores, las Farc y hasta la prensa le agregaron demoras innecesarias a la liberación y entorpecieron la coordinación entre las partes. Lo más grave es que la vida de los secuestrados se pone en serio peligro.

Hoy ese capítulo se repite una vez más: una semana después de que las Farc anunciaran su intención de liberar al cabo del Ejército Pablo Emilio Moncayo, secuestrado desde hace once años por esta guerrilla, la senadora Piedad Córdoba denunció que en la zona donde se encuentra el militar hay intensos operativos del Ejército que buscan rescatarlo, según se enteró por “informaciones muy serias”.

“Nos preocupa mucho, por eso estoy advirtiendo. Hay demasiada información, grabaciones que están en nuestro poder que dan cuenta de la dinámica que se está generando, involucrando incluso embajadas de varios países para hacer una especie de Operación Jaque”, dijo la senadora del Partido Liberal a un grupo de periodistas.

La política del gobierno, en estos temas, siempre ha sido la misma: los operativos militares en la búsqueda de los secuestrados continuarán, sin importar el visto bueno o no de los familiares.

Aunque la semana pasada ya hubo un encuentro entre el comisionado de Paz, Frank Pearl, con delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia (que ha facilitado las más recientes liberaciones de las Farc), la senadora denunció “el silencio” del gobierno para definir la logística para la entrega de Pablo Emilio Moncayo, hijo del profesor Gustavo Moncayo.
 
Pero el silencio no es sólo del Gobierno, el cual en útlimas poco puede decir hasta el momento. Las Farc tampoco han entregado las coordenadas del sitio donde será entregado el uniformado, hijo de un profesor de sociales que decidió emprender una campaña de caminatas en solitario para exigir la libertad de su hijo y de los demás secuestrados.

Iván Cepeda, del "Colombianos por la paz", dijo a Semana.com que parte de la incertidumbre es que el comisionado Pearl estará ausente del país por largo tiempo, y que con esto, el proceso de liberación va más lento.

Este viernes, un grupo de indígenas del Cauca le pidió al presidente Álvaro Uribe, través de su página web, que respete la vida del cabo Moncayo: “No podemos permitir que le quiten la vida por la falta de voluntad política del gobierno para garantizar su liberación sin violencia”, dicen los indígenas.

Por lo pronto, la familia del cabo Moncayo sigue a la espera de que oficialmente se inicien los operativos para recuperar con vida, sano y salvo al hijo y hermano que las Farc le arrebataron a esta familia durante una toma guerrillera al cerro de Patascoy en Nariño hace más de 11 años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.