Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/08/10 18:34

Indígenas denuncian aumento de homicidios y violaciones de derechos humanos

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), que reúne los 102 pueblos indígenas del país, denunció el aumento de homicidios y violaciones contra miembros de sus comunidades en lo que va del 2015.

Según la ONIC, hasta fines de julio de 2015 se contabilizaban 29 homicidios de indígenas. Foto: Archivo SEMANA

En un informe, la ONIC asegura que las "violaciones de los derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario a los pueblos indígenas van en aumento, a pesar de estar en marcha un proceso de negociaciones entre el gobierno y las FARC" para acabar con el conflicto armado que azota al país desde hace medio siglo.

Las "vulneraciones no acaban en nuestros territorios y para lo que va corrido de este año se han presentado 60 hechos violatorios contra los pueblos indígenas", detalla la institución, que se autodefine como la "autoridad nacional de gobierno indígena".

La comunidad indígena colombiana, integrada por 1,4 millones de personas según el último censo del 2005, ha sido de las más afectadas por el conflicto, al que el gobierno y las FARC, comunistas buscan poner fin con las negociaciones de paz que sostienen desde noviembre de 2012 en Cuba.

Según la ONIC, hasta fines de julio del 2015 se contabilizaban 29 homicidios de indígenas, al menos cuatro casos de intento de asesinato de miembros de las distintas etnias y casi 2.000 víctimas de desplazamiento forzado por acción de grupos armados en sus regiones.

Además, en ese período unos 14 líderes indígenas habían recibido amenazas a sus vidas.

Estos datos contrastan con los recabados por la ONIC para todo el 2014, cuando durante en lo corrido del año se registraron 12 homicidios de indígenas, siete casos de intento de homicidio, 21 amenazas y 2.868 personas sometidas a desplazamiento forzado.

Este lunes, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, celebrado la víspera, el representante de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia, Todd Howland, dijo que los pueblos indígenas son uno de los grupos étnicos más golpeados por el conflicto armado y pidió que sean escuchados en las negociaciones para que la paz sea "sostenible".

En Colombia, los indígenas cuentan con reservas oficialmente reconocidas, que ocupan 30 % del territorio y a las que la Constitución les da la potestad de realizar juicios por delitos cometidos en sus territorios ancestrales, aunque no pueden aplicar penas que contravengan las leyes del país.

Según la estatal Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, que lleva un registro de los afectados por la conflagración interna, un total de 150.517 indígenas se han registrado voluntariamente como damnificados por hechos de violencia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.