Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/10/29 01:12

Indignación: Murió perro apuñalado en Itagüí

Un animal de raza pitbull que fue agredido al sur de Medellín murió este jueves. Las autoridades buscan al responsable.

Indignación: Murió perro apuñalado en Itagüí Foto: elcolombiano.com

Luego de recibir siete puñaladas y ser intervenido quirúrgicamente, Rocky, un perro pitbull que fue agredido en el municipio de Itagüí (Medellín), murió en la mañana de este jueves.

Los hechos se habrían presentado en la noche del pasado martes. “Vi una aglomeración de gente y fui a mirar cuando vi que era un perrito. Le pedí permiso a los policías para examinarlo y cuando descubrí que tenía signos vitales y respondía a estímulos le pedí colaboración a la gente para que me ayudara a tomar un taxi y trasladarme hasta la clínica veterinaria Zoomanía", explicó Daniela Sosa Monsalve, estudiante de veterinaria y vecina del barrio.

Según relató la joven, en la veterinaria lo entubaron: "Primero le descubrimos cinco puñaladas, cuando estuvo anestesiado vimos que realmente eran siete en el tórax y el abdomen, las cuales alcanzaron a perforarle un pulmón. Esta mañana entró en un estado crítico y falleció”, dijo.

La agresión contra el animal es un asunto que investigan las autoridades. Sobre la misma hay diferentes versiones que señalan como responsables a la familia dueña del perro.

De acuerdo con el periódico El Colombiano: “Del hecho existen dos versiones, la primera indica que recibió siete puñaladas en su tórax por parte de una persona cercana a los propietarios. Al parecer, el perro atacó al hombre luego de que este intentara agredir a un niño, que sería el amo del animal".

Sin embargo, los dueños del animal afirman que el pitbull se puso agresivo con el menor de edad, por lo que la madre le propinó las puñaladas para que no mordiera a su hijo. "El perro se me pegó a morderme, mi mamá lo apuñalo y el perro me soltó", contó el niño dueño de la mascota.

Por su parte, la estudiante de veterinaria comentó que mientras 'Rocky' estuvo consciente y recibiendo atención, en ningún momento se tornó agresivo. “Yo al perro lo cogí herido y despierto, me pudo haber mordido, pero no me tiró ni me miró feo. Estuve con él ayer, y ni a los médicos les tiró. Lo único que hacía era quejarse del dolor. No intentó atacar en ningún momento mientras estuvo hospitalizado”.

Las autoridades adelantan la investigación de este caso para esclarecer qué fue lo que ocurrió con el animal que despertó la indignación en la capital de la montaña.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.