Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/20/2014 5:54:00 PM

Indignación por muerte de un perro a manos de policía

Una joven denuncia que un policía en Medellín le disparó a su perro sin razón aparente.

Moribundo y botando sangre por el hocico, Cronos alcanzó a correr hasta su casa, como si hubiese intentado pedir auxilio. Pero justo cuando llegó al vano del la puerta, se desplomó.

Minutos antes un policía le había disparado en plena calle, en hechos que ya están siendo investigados por sus superiores.
 
Luisa Arango Flórez, una joven de 17 años que vive en el barrio Buenos Aires, en el oriente de Medellín, denuncia que el hecho se presentó en la mañana de este lunes, cuando iba con su perro de regreso a la casa, luego de sacarlo a dar un paseo para que hiciera sus necesidades.

Cronos era un cachorro de raza pitbull que siempre acostumbraba a irse solo la última parte del trayecto. “Le gustaba subir corriendo las escalas de la casa, antes de que uno llegara”, dice la dueña.

Luisa asegura que mientras el perro avanzaba, el policía permanecía concentrado en su teléfono celular. “Cuando lo vio, lo primero que hizo fue desenfundar el arma y dispararle. Cronos nunca le ladró ni lo olió. Simplemente iba para la casa”, dijo a SEMANA.COM.

El general José Ángel Mendoza, comandante de la Policía Metropolitana del Valle del Aburrá, dice que la versión del uniformado no coindice con lo que denuncia la dueña del animal, por lo que anunció una investigación.

“En muchas ocasiones la policía ha sido atacada por este tipo de perros, que son usados por delincuentes para evitar la acción de la Policía. Pero, repito, este no es el caso que se presenta en esta ocasión. Aquí se trata de un hecho totalmente distinto por el cual presentamos disculpas”, dijo.

Lo grave, según los vecinos, es que en el momento del disparo había niños y civiles cerca, pues al frente de la casa hay un parque. “Le sucedió a mi perro, pero pude haber sido yo u otra persona”, comenta Luisa.

Cronos tenía 15 meses de nacido. Cada vez que alguno de los miembros de la familia iba a la tienda, se llevaban al perro, pues él era el encargado de cargar en sus dientes la bolsa con lo que habían comprado.
Esa era su diversión, correr cada vez que le daban chance.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.