Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/17/2011 12:00:00 AM

Infiltrando la democracia

El tipo de espionaje que realizó el DAS contra el Congreso de la República llegó a límites insospechados.

En el caso de los seguimientos ilegales que realizó el DAS, uno de los capítulos de los que aún falta mucho por conocer es el que tiene que ver con el espionaje a decenas de congresistas. Después de más de dos años de investigación llevada a cabo por la Fiscalía, ya es un hecho probado que el organismo de inteligencia interceptó, siguió, infiltró y atacó con campañas de guerra sucia a conocidos políticos del Polo Democrático. Está igualmente documentado en los archivos que los fiscales encontraron en el DAS que ese no fue el único partido víctima de espionaje. Reconocidas figuras del Partido Liberal también lo fueron.

Documentos sobre las actividades políticas y personales del hoy ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, cuando era senador, al igual que el de sus colegas Juan Manuel Galán, Cecilia López y Juan Fernando Cristo, son algunos de los que han aparecido. Ellos, entre otros, fueron considerados objetivos por el DAS por la simple razón de cuestionar algunas veces las políticas del gobierno de Álvaro Uribe.

Pero lo que sorprende, aún hoy, con los documentos conocidos por SEMANA es la manera como se hicieron algunos de esos espionajes.

Tal es el caso de un comprometedor correo electrónico entre dos funcionarios del DAS, que implicaría al entonces ministro del Interior, Carlos Holguín, o por lo menos a funcionarios suyos, en un supuesto plan para ayudar al DAS a infiltrar y espiar a varios congresistas y a sus grupos de asesores. El correo es del 8 de mayo de 2008, entre el funcionario Jaime Cifuentes y el exdirector de Fuentes de ese organismo, William Romero. "William, acabé de hablar con el jefe Tabares (jefe de Inteligencia) pues ha estado muy ocupado. Le socialicé el tema escalera (él se quedó con la carpeta ejecutiva) y le entregué a la mano el informe de GREX (grupo de recolección externo) sobre una fuente que usted dejó firmado... Él estaba con un señor que al parecer trabaja con el Ministerio del Interior y el jefe Tabares me hizo el siguiente requerimiento: necesita seis personas con un perfil medio alto, profesionales en Relaciones Internacionales, Derecho y Ciencias Políticas, con el fin de colocarlas en las UTP de algunos congresistas y poder tener acceso a dichos blancos. De igual forma necesita dos personas con perfil de conductor y oficios varios para que trabajen en Venezuela con algunas personas de la oposición. Necesita el listado de candidatos para mañana pues la coordinación para colocarlos a trabajar la hace directamente el Ministro del Interior, así que el requerimiento es urgente. Pienso que el tema debe abordarlo GREB (Grupo de Estudios Biográficos) y GREX".

El contenido de este correo se conoció parcialmente en octubre del año pasado y la Fiscalía anunció la apertura de una investigación de la que poco se sabe hoy día. Los funcionarios del DAS que son mencionados en la comunicación ya fueron condenados y han confesado su participación en el espionaje. Incluso algunos de ellos, en sus versiones iniciales ante la Fiscalía, como el caso del exsubdirector de Análisis, Gustavo Sierra, mencionaron que Holguín, como otros integrantes del gabinete, recibían habitualmente información del DAS. SEMANA intentó localizar al exministro pero no fue posible.

Para la fecha en que el correo fue escrito, el gobierno de Álvaro Uribe estaba en la mitad del duro enfrentamiento que tenía con la Corte Suprema y era objeto de múltiples reclamos por parte de diferentes políticos de los partidos de oposición. Para ese momento, adicionalmente, el DAS estaba en plena ejecución del espionaje a la Corte y funcionarios del alto gobierno ya se habían reunido en la Casa de Nariño con alias Job, enviado de los paramilitares, con el fin de recolectar pruebas para desprestigiar a los magistrados.

Ninguno de los funcionarios del DAS que escribieron el correo ha sido interrogado por la Fiscalía sobre el tema. De llegar a comprobarse que sí se realizó la infiltración de personas a las Unidades de Trabajo Legislativo (UTL) de algunos congresistas, sería un hecho extremadamente grave.

Más allá del correo que salpicaría al Ministerio del Interior de la época y de que la opinión pública ya conoce los nombres de algunos de los políticos que fueron objeto de seguimientos y acciones ilegales por parte del DAS, lo que es indudable es que gran parte de los esfuerzos de detectives de ese organismo de seguridad se destinó a tener permanentemente enterado al gobierno sobre las actividades de decenas de congresistas. Así se desprende en los reportes enviados por los agentes y sus fuentes en todo el país. Hay numerosos reportes escritos, entre otros, por los agentes Y-5, Y-40, Y-62 y U3, cuyos nombres SEMANA se abstiene de revelar, sobre actividades de diferentes integrantes del Partido Liberal en el centro del país. Por la cantidad de reportes y fuentes reclutadas para conseguir datos e infiltrar, es evidente que el liberalismo se convirtió en una obsesión.

Prueba de ello es uno de los muchos informes que existen, fechado el 21 de agosto de 2007, efectuado por el agente con código Z-3 en el que afirma: "Por esta y otras fuentes (Z3-13, Z-3-14, Z3-8) se ha venido informando reiteradamente la división que sufre el partido liberal en el Tolima…". El 10 de septiembre de 2008 redactó otro informe sobre las intenciones políticas del exfiscal Alfonso Gómez Méndez, y el encabezado de su reporte dice: "Discordancia entre ex gobernador liberal y precandidato presidencial, ambos filiales Farc… La fuente es amiga de los dos". El detallado informe relata la amistad del exfiscal con el exgobernador Fernando Osorio y dice que Gómez Méndez no apoyará al candidato Wilson Guarnizo, entre otros. El documento finaliza afirmando: "Esta pelea entre dichos personajes, todos vinculados con flagelos al margen de la ley, se puede utilizar por nosotros y aun más cuando el precandidato presidencial (Gómez Méndez en ese momento) viene atacando con fervor al presidente Uribe".

Uno de los agentes más activos era Y-62, que tenía diferentes infiltrados e informantes en la reunión del congreso de Cambio Radical, así como otro encuentro con candidatos al Concejo por ese partido. Y-64 no se quedaba atrás. "Actividades de partidos de oposición contra el Presidente" y el cubrimiento de "reunión de Cambio Radical para candidato a presidencia de senado" fueron algunos de sus reportes (ver documentos).

El volumen de información personal y profesional recaudada sobre congresistas no deja duda de que convirtieron al DAS en una Policía política.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.