Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/4/2013 12:00:00 AM

Presidencia o Senado, el dilema de Betancourt

Antonio Sanguino, copresidente de Alianza Verde, asegura que Íngrid hará política junto con ellos.

Aunque Íngrid Betancourt había descartado regresar a la política electoral colombiana, dio reversa a esa decisión. En París, en una conversación que sostuvo con el concejal Antonio Sanguino, copresidente de la Alianza Verde, la excandidata presidencial, quien estuvo más de seis años secuestrada en poder de las FARC, aceptó poner a consideración su nombre en la contienda electoral del próximo año.

Pero la noticia que trajo Sanguino desde Francia es que Íngrid sólo hará política con la Alianza Verde. Y que de aquí al 9 de diciembre definirá en qué escenario pondrá a consideración del electorado su nombre. Solo hay dos posibilidades, la presidencia o el Congreso de la República.

“Hoy puedo manifestar que Íngrid Betancourt será precandidata presidencial o cabeza de lista al Senado. Este dilema se resolverá el próximo 9 de diciembre”, le dijo Sanguino a Semana.com al recordar que esa fecha es el límite para inscribir las listas de candidatos al Congreso. “Hasta ese día vamos a examinar con ella cual va a ser el lugar específico en el que ponga a concursar su nombre y su liderazgo”.

El dilema de Íngrid, de volver a la política colombiana bien sea con aspiraciones presidenciales o con intenciones de regresar al parlamento colombiano, podría resolverse en una encuesta que Alianza Verde contrató para explorar la intención de voto que tendrían los precandidatos presidenciales que se han inscrito a la consulta.

Los resultados, que se conocerán este jueves, podrían ser un indicativo en la decisión de Betancourt. “No hemos descartado nada con ella, el senado es una posibilidad y la otra es ser precandidata presidencial. Hoy está preinscrita en esa condición”.

Según Sanguino “he visto a una Íngrid Betancourt decidida a jugar políticamente en el país, a participar en las próximas batallas electorales del próximo año y que quiere hacerlo dentro de la Alianza Verde”, con lo cual descartó que la excongresista acepte otras invitaciones, concretamente del presidente Juan Manuel Santos, con quien trabajó en el ministro de Hacienda, y a quien públicamente le ha agradecido por su rescate, toda vez que la Operación Jaque se adelantó cuando Santos ocupaba el ministerio de Defensa en el gobierno de Álvaro Uribe.

Sanguino dijo que Íngrid manifestó un respaldo total al proceso de paz que adelanta el presidente Santos con la guerrilla de las FARC, al igual que lo ha manifestado el pleno de la Alianza Verde. Se mostró a favor de los avances del gobierno en esta materia, pero Sanguino insinuó que es el único escenario de comunión entre Betancourt y Santos.

El copresidente de Alianza Verde también reveló este miércoles, tras su breve periplo por Europa, que el proceso de comunión y entendimiento con Aída Abella, candidata presidencial de la Unión Patriótica, comenzó formalmente. La dirigente de izquierda ya tiene en sus manos la invitación a que participe de una gran coalición con la Alianza Verde. “Estamos en una exploración de cómo podría ser esa confluencia”.

En consecuencia Sanguino no descarta ningún escenario. Ni siquiera renuncia a que Antanas Mockus haga parte de la lista de candidatos al Senado por el movimiento, a pesar que el también exalcalde de Bogotá anticipó que de lanzarse al Senado lo haría con una lista de 20 candidatos a nombre de la Alianza Social Independiente. “Con Antanas seguimos insistiendo”, dice.

Sin embargo el tiempo es el peor aliado de los nuevos verdes en esta fase exploratoria. Prácticamente en menos de cinco días tendrán que resolver parte de su futuro.

La encuesta que se conocerá este jueves será el principal indicativo para decidir cuál será el escenario de Íngrid Betancourt y si las opciones de hacer una gran coalición independiente, que vincule otros sectores, incluida la izquierda, pueda convertirse en una tercería entre el santismo y el uribismo, quizás las fuerzas políticas que más opciones tienen no sólo en las presidenciales sino en las propias elecciones parlamentarias. El tiempo para la Alianza Verde se agota.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.