Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/10/2013 12:00:00 AM

¿Regresará Íngrid Betancourt a la política?

La excandidata presidencial aceptó que hay sectores que le han propuesto lanzarse al Congreso y volvió a elogiar a Santos.

Íngrid Betancourt reapareció en el escenario nacional con unas declaraciones que llamaron la atención. Habló del proceso de paz, de los diálogos en La Habana y volvió para opinar sobre lo que más le gusta: la política. 

En ese sentido, aunque no fue enfática, dio pistas sobre lo que está pasando con ella para un eventual regreso a la política nacional. Betancourt dejó en entredicho la idea de volver al Congreso o a otras instancias políticas. Incluso, afirmó que ha habido varios sectores que la han llamado de manera independiente.

“Hay un grupo de amigos que se han acercado para reflexionar en la posibilidad de que yo vuelva a la política, que esté más activamente relacionada con el tema de las próximas elecciones. Es una reflexión que hay que tener porque no podemos sustraernos al futuro de Colombia”, declaró Betancourt en entrevista con La Fm. 

Esto está relacionado con la noticia de que desde hace dos semanas algunos de sus amigos que trabajaron con ella en política le ofrecieron, a título personal, que sea candidata al Senado por el Partido Verde.  

“Más allá de lo que puede ser una decisión personal, teniendo en cuenta que estoy por fuera del país y que tengo una vida programada de otra manera, pienso que la reflexión tiene que ir a lo que nosotros como independientes le hemos ofrecido al país”, aclaró.

Además, Betancourt anunció que un grupo de personas viajará a Europa en los próximos días “para que conversemos y tratemos de analizar la situación y miremos qué se puede hacer”. 

Sin embargo, aceptó que sus hijos se oponen totalmente a que ella regrese a Colombia y que sí ha hablado del tema con su familia, pero que esto hace parte de las conversaciones cotidianas, sin pensar en ningún tema en particular como la política.

“Lo que más me importa es reflexionar sobre qué podemos hacer para sacar a Colombia de una dinámica de autodestrucción”, detalló la excandidata presidencial. 

En lo que sí fue clara fue en su apoyo incondicional a Juan Manuel Santos. “Son muchas cosas las que me unen a él, entre otras porque me sacó de la selva. Yo admiro mucho lo que está haciendo”, indicó Betancourt. 

La excongresista también mostró sus cartas a favor del proceso de paz y de quienes lo apoyan. “Con lo que sí estoy obsesionada es con que no vayamos a perder la oportunidad de hacer la paz en esta generación”, agregó Betancourt.

Además, defendió la labor de Santos en torno a los diálogos en La Habana al detallar que conoce de primera mano que el presidente no negocia con las FARC para obtener un premio, sino por el bien del país. “Él sabe que si tiene alguna aspiración personal sobre la paz, pierde la libertad de tomar las decisiones necesarias para lograrla”.

Aprovechó la oportunidad para hablar sobre quienes se oponen a las negociaciones entre el Gobierno y la guerrilla, aunque no se refirió a nadie en particular. “En Colombia hay gente que no quiere la paz, por buenas y malas razones. Unos tienen razones auténticas, como que no creen en las FARC, pero también hay malas intenciones por parte de las personas a las que no les conviene políticamente porque ganan con la guerra”, opinó la excandidata presidencial. 

De participar en política, no sería la primera vez que Betancourt estuviera en ese escenario. En 1994 fue elegida para la Cámara de Representantes. Años después, renunció cuando se conoció la infiltración del dinero del narcotráfico en la campaña política de Ernesto Samper. Él pertenecía al Partido Liberal, la misma coalición de la que hacía parte Betancourt. 

En 1998, volvió a ocupar una curul en el Congreso pero, esta vez, fue como senadora por el Partido Oxígeno Verde. 

En el 2002, Betancourt fue secuestrada por las FARC en plena campaña presidencial. Estuvo en las selvas colombianas durante seis años y cuando volvió a la libertad viajó de inmediato a Europa. Desde entonces ha hecho algunos viajes a Colombia, sin residir en el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.