Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/24/2015 9:00:00 PM

Repatriación humanitaria desde China iniciará en las próximas horas

Se trata del caso de Harold Carrillo, quien podrá regresar al país después de ser condenado a pena de muerte por tráfico de estupefacientes.

Harold Carrillo, un colombiano que fue condenado a pena de muerte en China el 12 de abril del 2011 por tráfico de estupefacientes, será repatriado esta semana “por razones humanitarias”, según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Este caso, que se convierte en el primero en el que el Gobierno logra que alguien condenado a la pena máxima en ese país pueda regresar a Colombia, se da debido a una grave enfermedad que le fue diagnosticada a Carrillo por médicos chinos.

Así las cosas, las autoridades de China decidieron conmutar la condena a 19 años y tres meses de cárcel para poder materializar la repatriación de Carrillo luego de permanecer recluido cuatro años y siete meses en ese país.

Carrillo regresará a Colombia acompañado de custodios y de un médico que se encargará de atenderlo si se presenta cualquier eventualidad en su estado de salud durante el traslado, informó el Ministerio.

Según cifras oficiales, para el 2014 en las prisiones extranjeras habían unos 14.200 colombianos, de los cuales 123 estaban en China (Beijing, Shanghái, Guangzhou, Macao y Hong Kong). De estos, 111 están condenados o en juicio por narcotráfico. Lo que diferencia a estos connacionales de otros detenidos en numerosos países, es que en China el tráfico es un delito mayor en el que las personas pueden recibir desde 18 años hasta cadena perpetua o la pena de muerte.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.